Historia de un Pinus Sylvestris

Muchos aficionados tienen miedo a empezar con las coníferas, para que veáis que no hay que tenerles miedo os pongo la evolución paso a paso de un pinus sylvestris, no era mi primer pino pero si es el más grande.

 

En la fotografía de portada se muestra la evolución del Pino desde abril 2010 hasta septiembre 2015.

 

2010


Aquella primavera, un forero de Bonsái del Norte me dijo que me iba a mandar un pino como regalo para mi hijo por aquel entonces aficionado incipiente con solo 15 años. Yo no sabía si iba en serio, pero me pidió mi dirección y a primeros de abril un día me trajeron un paquete, al abrirlo me encontré con un pino bastante más grande de lo que me esperaba, el nebari venía envuelto en trapos húmedos y el sustrato también conservaba humedad, me dispuse a ponerlo en un tiesto de entrenamiento lo más rápido posible, no eliminé el sustrato que traía, me limité a rellenar con arena de sílice de grano fino que me daba buenos resultados con esquejes y proyectos, lo enterré un poco más de lo necesario para asegurarme que no se movía, sin preocuparme de la posición, ya habría tiempo de buscarle frente y esperé a que mi hijo llegara de clases, él lo tuvo claro desde el principio, aquel era mucho pino para él, decidió cedermelo para que yo lo trabajara.

 

foto 2

Febrero 2010

 

La corteza me dejó impresionada.

 

foto 3

 

Lo coloqué en una zona donde no le diera mucho el viento ni el sol fuerte en sus primeros meses en casa y crucé los dedos. Venía con una nota diciendo que lo primero que había que hacer era quitarle los líquenes que cubrían el tronco por algunas zonas y unos días después me puse a ello, ayudándome de unas pinzas. Unos días después podé las ramas más débiles.

foto 4

Febrero 2010

 

Esos primeros meses me limité a cuidarlo, Una semana le aportaba vitamina B en el agua de riego y a la siguiente lo regaba con Enraigard. A finales de mayo tenía muchos brotes nuevos y eran fuertes, pensé que se había aclimatado pronto y que podía empezar a ponerle abono sólido.

 

foto 5

Mayo 2010

 

En junio me encontré el primer problema, uno de los días al salir a regar y hacer el repaso acostumbrado le vi cochinillas, empecé enseguida a tratarlo con uno de los productos que venden en el mercado para ellas pero no parecían desaparecer, más bien al contrario, cada vez le veía más. Por fin en septiembre, parecía no haber ninguna y respiré aliviada. El tiempo hasta fin de año transcurría entre el abonado de otoño y el Enraigard que seguía dándole cada dos semanas para ayudar a las raíces, de paso me dediqué a hacer fotos, muchas fotos, para ver que diseño podía darle.

 

2011


Había hecho tantas fotos que al final no sabía muy bien que frente elegir, además volvía a verse alguna cochinilla así que lo hablé con mi profesora de bonsái, Beti Andrés, y quedamos para el primer domingo de febrero, no era día de clases pero nos encontramos allí con otros tres alumnos y amigos, decidimos ponernos con él, todos esos ojos seguro que verían el diseño mejor que yo sola.

 

foto 6

 

Como no recordaba cómo era el Nebari decidimos sacarlo y después de verlo decidir el frente, como sustrato usé akadama y pomice.

 

foto 7

Febrero 2011

 

Además de elegir la posición, se podó y se alambraron dos ramas, el pino parecía otro después de aquella sesión, a sugerencia de Beti se quedó allí, ella se encargaría de las cochinillas y así evitábamos que se pasaran a los demás bonsáis.

 

foto 8

Febrero 2011

Cada vez que iba a clase aprovechaba el descanso para echarle un vistazo. Incluso en verano me acerqué dos o tres veces a ver cómo iba. Después del verano se reanudaron las clases y en la primera clase como parecía recuperado de las cochinillas decidí traerlo para casa, además compré el producto para tenerlo en casa, un producto a base de piriproxifen. En esta ocasión lo puse en la zona más expuesta, donde más horas de sol iba a recibir, y expuesto al viento sur, llegaba el invierno y también le vendría bien sentir el frío.

 

Aproveché y empecé con el abonado de otoño, además de retomar la administración quincenal de Enraigard.


Un mes después del regreso quité el alambre antiguo y alambré algunas ramas secundarias. Como se trata de una conífera uso siempre alambre de cobre.

 

2012


A mediados de febrero empecé a darle el abono sólido, además de eso alternaba una semana Enraigard y otra Biorend, también empecé a usar glucosa vía foliar una vez a la semana, los primeros días de abril ya estaba totalmente brotado, vi de nuevo síntomas de cochinillas y usé el producto, enseguida desaparecieron. Le quité los alambres que puse en noviembre y lo dejé que se desmelenara.

 

 

foto 9

Mayo 2012

 

Llegó el verano y el sol le sentó tan bien que las ramas pedían un alambrado a gritos, así que dediqué los primeros días de agosto a ponerme con él.

 

foto 10

Agosto 2012

 

En noviembre estaba repleto de nuevas yemas, para mi satisfacción, muchas de ellas traseras, tendría muchas ramas donde elegir.

 

2013


A mediados de febrero como en años anteriores empecé con el abono sólido y los demás productos.

 

 foto 11

Febrero 2013

 

A primeros de marzo decidí revisar los alambres y alguno parecía marcado por lo que decidí quitarlos. Al quitar los alambres vi otra vez algo que ya empezaba a ser habitual, había indicios de cochinilla y pulvericé de nuevo con el producto que compré, con tres aplicaciones di por terminado el tratamiento porque ya no se veía ni rastro.

 

foto 11

Julio 2013

 

Volvió a pasar el verano a pleno sol y en septiembre me puse a quitar por primera vez acícula vieja, se quitan las de más de dos años y se puede hacer a mano o cortando, si lo hacemos a mano tendremos cuidado de no eliminar yemas latentes al tirar de la aguja. En la asociación habíamos programado una masterclass con Marco Invernizzi y había pensado llevarlo por si tenía sugerencias que hacerme.

 


El día elegido Marco lo podó ligeramente y me dijo que iba por buen camino, me dio algunas instrucciones para seguir.

 

 foto 13

Octubre 2013


Si queréis leer sobre eso hay varias entradas en el blog sobre aquel día, os dejo el link de la referente al pino.

 

http://www.lolibonsai.com/2013/10/dos-pinos-dos-origenes-dos-caminos.html

 

Unos días después y siguiendo los consejos de Marco, lo alambré y le puse un tensor en una de las ramas.

 

foto 14 

Octubre 2013

 

En noviembre empecé a trabajar los tocones para convertirlos en jines.

 

 foto 15

Noviembre 2013

 

2014


Fue un año importante, decidí que iba a ponerlo en su primera maceta de bonsái. A primeros de febrero aprovechando que tenía visita en casa y que así podría contar con ayuda, me dispuse a trasplantarlo.

 

 foto 16

Febrero 2014

 

Como es una conífera decidí usar kiryuzuna en sustitución de la akadama, mantuve la pomice y añadi otra novedad, puse algo de fibra de coco para no tener que estar tan pendiente del riego, además de eso como siempre puse un poco de carbón vegetal, lo hago en todos los trasplantes, se supone que disminuye el riesgo de padecer enfermedades fúngicas y en esta ocasión además añadí micorrizas.

 

 foto 17

Febrero 2014

 

Cinco semanas después todo indicaba que el trasplante había ido estupendamente, las yemas abrieron todas, tenía un aspecto estupendo y por primera vez desde su llegada a casa no había ni rastro de cochinilla. Una semana después empecé con el abono sólido y todo el plan habitual además como novedad empecé a usar abono liquido Green King que les doy cada 10 días.


A finales de mayo revisé el alambre pero no vi marcas, decidí dejarlo un poco más. Dos meses después, a finales de julio, quité todo el alambre y volví a alambrar 4 ramas.

 

foto 18

Julio 2014

 

De nuevo en agosto lo dejé tirar y en octubre seleccioné yemas, había muchos brotes con tres y en esos dejé dos para que la rama se bifurcara, en otros con mucha fuerza dejé solo uno. Ese año no eliminé demasiada acícula, tan solo las que se caían al pasar las manos.

 

2015


El abonado otoñal le había sentado tan bien que a pesar de haber eliminado yemas, en enero volvía a tener dos o tres en todos los brotes. viendo la fuerza que tenía empecé ya con los aportes habituales de Enraigard, Biorend y glucosa.

 

 foto 19

Enero 2015

 

A finales de enero empecé a alambrarlo con la idea de posicionar ya todas ramas en el lugar correcto, lo fui haciendo a ratos así que me llevó varios días terminarlo. Así lucía en su estante.

 

foto 20

Febrero 2015

 

Los primeros días de marzo se veían unas yemas fuertes.

 

 foto 21

 

El sol primaveral le viene bien. De vez en cuando lo cambio de posición para que reciba sol por todos los lados, esta vez le tocaba de perfil.

 

foto 22

Marzo 2015

 

Y una semana después empecé con las bolas de hanagokoro, vuelvo a reorganizar el calendario de nutrientes porque he decidido empezar a usar Nutritech coníferas. Segundo año sin rastro de cochinillas, parece que las he vencido.

 

foto 23

Marzo 2015

 

A primeros de agosto revisé los alambres y de momento no había marcas, decidí esperar un poco. El pino presentaba un aspecto estupendo.

 

 foto 24

Agosto 2015

 

En septiembre tocaba empezar con el abonado de otoño, hace tres semanas decidí ponerme a quitar la aguja vieja y me doy cuenta que en menos de dos meses el alambre que no se había clavado ya ha hecho marcas, en algunos sitios más que otros, decido quitarlo parece que no se ha movido ni una rama.

 

 foto 25

Septiembre 2015

 

Además me fijo en que de nuevo está repleto de yemas, en esta ocasión he dejado en todos los brotes finales una sola yema, con intención de favorecer los brotes traseros, además así se estimulan las yemas latentes. Lo hago con la mano, usando la uña, elimino la más fuerte.

 

foto 26

Selección de yemas

 

Todavía le queda mucho, tengo que hacerle una limpieza profunda de acículas y ya por fin ahora con todas las ramas me queda colocar todos los brotes en su sitio y hacia arriba.

 

foto 27

 

Por último, tengo que ver si el sustrato está muy degradado, por si necesita que lo trasplante, de momento todavía seguirá en la misma maceta, más adelante tendré que elegir una mejor. Para terminar sus medidas actuales. Alto desde el borde de la maceta:45 cm. . Ancho en la base: 6,5 cm . Ancho de la copa: 50 cm

 

foto 28

Septiembre 2015

 

Un saludo

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.