Trabajo sobre un Bonsai Espino Blanco Yamadori

En esta oportunidad les mostraré el trabajo sobre un Espino Blanco Yamadori que trabajaré en estilo literati.

Este Espino Blanco es un regalo de mi amigo boncurico, Henrique Lastra, me lo regalo el 2011 con la intención de cultivar esta especie nativa, de manera de ir aprendiendo sobre el cultivo de bonsái con especies nativas Chilenas y así poder diversificar las opciones de especies para los aficionados.

Es un Yamadori que él recolecto de las cerros cercanos a Curicó, zona central de Chile que tiene un agradable clima mediterráneo, en estos años solo lo deje crecer libremente.

El espino blanco o Discaria Cachaye es un arbusto que puede alcanzar los 3 m como máximo muy polimórfico lo que hace muy difícil su identificación, por lo cual durante años lo mantuve sin identificar hasta que acudí a un experto que me ayudo en esa tarea, tiene pequeñas espinas en sus ramas, hojas agrupadas, a veces dentadas y a veces lisas, la corteza es laminada, es similar al romero, y alcanza muy rápidamente un aspecto de vejes un aspecto que buscamos los aficionados al bonsái.

Además tiene un bella floración blanca que va desde septiembre a octubre, aunque nunca he podido ver el mío florecido si he tenido el placer de ver especímenes florecer en su hábitat natural. Su hábitat va desde la V región hasta la X región de Chile, para los que no son Chilenos estas regiones comprenden zonas mediterráneas con escasas lluvias a zonas semi templadas lluviosas, se distribuye en zonas costeras hasta en las faldas de la Cordillera de Los Andes, por lo que ven es una especie muy adaptable.

Yamadori Espino

Detalle de la corteza del Discaria Cachaye.

Yamadori Espino 

Detalle de la hoja de Discaria Cachaye.

Yamadori

En la fotografía superior vemos un pequeño bosque de Discaria Cachaye en su estado natural.

Yamadori en sus inicios

En la fotografía superior vemos al Discaria Cachaye cuando recién llego en noviembre del 2011, tenia poco follaje así que la idea era cultivarlo por un par de años, para ir conociendo un poco sobre su cultivo, lo deje crecer durante estos 3 años, no tiene un crecimiento rápido, es más bien lento y reacciono muy bien a las pocas podas que le realice. Así esta hoy antes del trabajo, fotografía inferior.

Yamadori despues del trabajo

Durante estos años de cultivo, siempre pensé en formar esta arbolito en estilo literati o bunjin, debido a sus curvas en el tronco y porque la mayoría del follaje estaba en la parte superior, a pesar que el año pasado broto fuerte en la parte baja, aun así me incline por formarlo en este estilo.

La ventaja que tenemos al dejar crecer durante algunos años a nuestros Yamadoris es que cuando queramos trabajar sobre él tendremos muchas ramas para ir seleccionando, no se puede hacer un bonsái con un material de pocas ramas, debemos dejarlo crecer por un tiempo para que nos muestre todo su potencial.

DSC 0055

 Lo primero que debo decidir es cual rama usar para formar el follaje, como ven en la fotografia superior tengo 2 ramas que podría usar como ápice, las que están indicadas en un circulo rojo con el número 1 y 2, para ayudarme con la decisión utilizo la vieja técnica de tapar una de las ramas para ver como queda el diseño sin ella, así puedes elegir mas seguro, fotografía inferior.

 DSC 0063

Finalmente me inclino por usar la rama de la izquierda como ápice, rama con el número 1, y cortar la rama más gruesa, rama 2, esto le dará más conicidad al diseño y me permitirá formar mejor la zona del follaje, y dejaré solo una sección con pequeños brotes de la rama que quité para luego usar esa brotación como rama trasera.

DSC 0069

Asi esta al comenzar el alambrado y luego de eliminar la rama 2. 

Además cortamos la última rama de la izquierda, ya que ese feo muñón (resultado de un corte) intentaremos adelgazarlo un poco y esa rama nos molesta.

Luego de la poda procedo alambrar la primera rama junto con el ápice, fotografía superior, hay que tener cierta precaución al alambrar esta especie debido a sus espinas, afortunadamente no son muy duras, por lo que generalmente se quiebran antes de hacerte una herida en la piel.

alambrado yamadori

Detalle del alambrado y sus espinas.

 DSC 0070

A continuación continuo alambrando el resto de las ramas, que formaran mi segunda rama y el ápice, fotografía superior.

Luego de alambrar todas las ramas, procedo a ubicarlas en el lugar que irán finalmente, además inclino un poco el nivel de plantado hacia la derecha para así acentuar aun más la curva del tronco y del nuevo ápice.

DSC 0073

 Acá vemos una vista desde su costado derecho y vemos lo que quedó de la rama 2, espero que brote y me genere la nueva rama trasera, en bonsái siempre debemos trabajar pensando en el futuro.

DSC 0074 

Finalmente procedo a disimular levemente el muñón de corte del árbol (aún debo disimularlo mejor, pero será más adelante). En la fotografía superior vemos el resultado final.

Ahora a esperar que se recupere bien, buscarle una bonita maceta y prepararlo para el próximo trasplante que será el próximo año.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.