Historia de un Olivo

Las líneas que les presento a continuación, son el testimonio de una historia de cultivo, aprendizaje y compartir con amigos, que ha ido creciendo con los años. Es la historia de un bello bonsai de olivo Yamadori, recolectado en el año 2009, en las cercanias de Santiago de Chile.

 

IMGP4502 -_copia

Este es el relato de la formación de un bonsái mediante la técnica de recolección, Yamadori, que fue hecha en septiembre de 2009 en unos cerros cercanos a Santiago de Chile, donde abundaban diversas especies nativas, frutales, eucaliptus, arbustos varios y en medio de todo esto, para mi sorpresa encuentro un par de Olivos, y claro, no demoramos mucho en tomar la decisión de extraerlo, ya que los ejemplares que veíamos eran de un tamaño medio y tenían conicidad interesante para entrenarlo como futuro bonsái.

 

Una vez cortadas las ramas y dejar solo el material que necesitábamos, sacamos el árbol par su posterior plantado en una maceta temporal.

 

IMGP4918 -_copiaYa transcurridos unos meses, se aprecian los primeros brotes, se puede observar que hay muchos nudos hinchados, están por todos lados, lo que nos da muchas posibilidades de diseño, siguiente paso, darle tiempo para que crezcan libremente, de manera tal, conseguimos ramas gruesas en la base, y así crear terrazas compactas y de gran carácter.

 

Ahora solo es cuestión de tiempo para que este ejemplar se convierta en un maravilloso Bonsai.

 

Hacia abril del año siguiente, se realizo el primer trasplante a una maceta hecha de madera para garantizar holgura en el crecimiento de ellas, en la imagen se puede apreciar las raíces que generó en solo una temporada de crecimiento, y además los brotes que crecieron libremente durante el verano anterior.

 

12

 

Algunas ideas de diseño.

 

11 

 

Después que las ramas crecieran cierta longitud, las defolié y alambré, esto debido a que si siguen este patrón de crecimiento libre, más adelante será complicado darles el ángulo caído, como muchos o casi todos los Bonsai tienen.

 

Esta operación fue realizada el invierno de 2010, y una vez terminado este proceso, pude apreciar una grietas en la corteza, lo que me decía que algo no andaba bien, intervine rápidamente para ver si estaba comprometida la salud de mi Olivo, afortunadamente solo se trató de una parte de la corteza que no fue capaz de generar raíces por tanto comenzó a degradarse las zonas que desde ahí se alimentarían. Acá una progresión fotográfica de lo ocurrido.

 

Progresion perdida_de_corteza

 

Esto me da muchas ideas de trabajo en la madera, y puede llegar a convertirse en un gran ejemplar, por ahora lo dejamos en su descanso invernal, sin hacer intervenciones por ahora, espero hasta una la próxima estación de crecimiento para darle un nuevo carácter a la madera y al árbol.

Foto0056

 

Este era el aspecto llegada la segunda estación de crecimiento, fotografía superior, el árbol ya estaba bien asentado, las raíces estaban en abundancia y ya no había riesgo alguno en comenzar a intervenirlo, así pues, organizamos un taller de tallado en madera, dictado por Andrés Bicoca, quién hizo los primeros trabajos en el, luego de expresarle mis ideas de cómo imaginaba el tallado, trabajó parte del área descubierta, después de un tiempo, continué con su tallado, descubriendo la parte superior, y la rama de la izquierda, entregándole el carácter que tenía en mente.

Diciembre 2010

 

Los pasos a seguir fueron los de tallado y poda de las ramas más largas para comenzar a darle una forma mas definitiva, en la imagen se puede apreciar el primer trabajo en la madera y la poda de los brotes largos, también se observa que perdió la tercera rama de abajo hacia arriba, que al sacarla me daba una mejor posibilidad de diseño, aún está el tronco de la izquierda de abajo, como vemos, nunca brotó, por lo que espero quitarlo a la hora del próximo trasplante, ya que no tenía cabida en las ideas del diseño.

 

Y claro, el momento ha llegado, la foto del primer alambrado completo del árbol.

 Foto0582

Foto0614Me gusta como quedó, sin embargo, hay algo con respecto a su diseño que aún no me convence, no obstante, unos meses más tarde, en una reunión del club Achibo, donde llevé mi árbol para recibir otras opiniones, me llegaron varias sugerencias. Ya les muestro como quedó.

 

Ya hacia el término de la segunda estación de crecimiento, fotografía de la derecha abril de 2011, se puede apreciar este crecimiento de sus raíces, se observa que se elimina el tronco de la izquierda de la base, obteniendo así un ejemplar con una primera parte del tronco más limpia visualmente.

 

Como para los olivos, la maceta elegida es de cerámica sin esmaltar, en este caso será redonda.

 

 

Y así queda, por ahora, está saludable y fuerte, considero que ha quedado bien asentado y la maceta le viene bien. Aún está a medio camino, lo que nos deparan las próximas temporadas, es sin duda aumentar su follaje para conseguir un mayor carácter en este ejemplar, ya que por ahora su relación follaje/grosor tronco, no es la óptima, sin embargo, veo que está bien encaminado.

 Dibujo

Y acá les pongo una progresión una de la evolución desde ese trasplante, hasta julio de 2012.

 

Septiembre 2011_junio_2012

 

De Izq. a Der. Las dos primeras fueron tomadas en septiembre de 2011, antes y después del defoliado. Luego, enero de 2012, y por último junio de 2012, luego de la poda de ramas largas, poco antes del defoliado y alambrado.

 

Con y_sin_rama

 

Y para julio de 2012 el árbol fue completamente alambrado, y posicionadas las ramas principales y secundarias, por otro lado, como les comenté anteriormente, en la visita a la reunión de Achibo, me dieron varias sugerencias, y opté por una que me daba vueltas en la cabeza hace bastante. La de cortar la primera rama de la izquierda, el hecho que crece en el borde interior de la curva del tronco me complica con lo del diseño, pero si nos fijamos en las fotos, todas las ramas nacieron en la misma fecha, y esta como estaba en esta área, visiblemente era más débil, es más, en la progresión anterior se aprecia que es la que menos creció.

 

Fotografías de prueba para observar como luciría sin la rama mencionada, ubicando una tela del color del fondo para tener una mejor visualización del resultado. Y claro, el resultado está a la vista, no esperemos más para darle el adiós a la ramita.

 

Finalmente el resultado del trabajo de esta oportunidad, se ve en la fotografía inferior. Las labores realizadas en junio-julio de 2012 fueron, poda de ramas del crecimiento de la última temporada, defoliado de hojas previo al alambrado, limpieza de la madera muerta, aplicación de líquido para Jin, alambrado y posicionamiento de ramas.

 

2012-07-30 17.31.35

 

El camino de la formación de este arbolito aun no concluye, por ahora espero desarrollar mas el verde del follaje, y tal vez cambie la inclinación unos grados a la derecha y lo gire levemente en sentido de las manecillas del reloj.

 

Por otro lado les puedo comentar que como siempre en este arte, lo primordial es el estudio, y por sobre todas las cosas, la paciencia, que es la que no ayuda a formar los arboles que tenemos en nuestras ideas.

 

No olviden que el desarrollo de un bonsai implica un proyecto, y ese proyecto siempre puede ser mejorado si se discute con otro amigo entusiasta, recordando que la comunicación es el canal del desarrollo.

 

Cuéntenme que les parece este ejemplar, y si tienen algunas ideas, también son bienvenidas.

 

Por Francisco Navarrete.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.