Reestructuración de una Secuoya Bonsái

La paciencia es una de las principales armas que tenemos los bonsaistas para generar grandes cambios en nuestros bonsáis, en este articulo veremos que la espera de 2 años logra grandes resultados. Te mostraremos el trabajo de reestructuración sobre una secuoya bonsái de más de 35 años.

El pasado 10 de agosto junto a mis amigos de la Asociación Chilena de Bonsái, me decidí a trabajar esta hermosa secuoya que ha estado en mi familia por mas de 20 años. Fue el primer bonsái que tuve el placer de conocer en vivo y en directo, cuando tenia alrededor de 8 años. Aun recuerdo la emoción y admiración que me producía cuando mi madre me dejaba regarlo, muchos años pasaron de aprendizaje sobre bonsái para tener el conocimiento y la convicción (y el consentimiento de mi madre) para poder hacerme cargo de él, al comienzo solo riego, después algunas podas, luego trasplantes y hoy en día me hago cargo de una reestructuración que ha dado vuelta en mi cabeza por más de 10 años y que ya lleva dos años en desarrollo.

secuoya 19981

Acá vemos una fotografía de la secuoya en el años 1998.

 PICT0003

Acá vemos una fotografía de la secuoya en una exposición de la Asociación Chilena de Bonsái en el año 2005.

 

5379883-arboles-secuoya-gigante-en-el-parque-nacional-sequoia-california

 

La principal virtud de esta secuoya es su tronco muy cónico y potente en el primer tercio. Pero a su vez tiene defectos que me molestan mucho, el tronco luego del primer tercio pierde algo de conicidad hasta llegar a la sima, algo que no me es tan relevante y no fue lo que me hizo pensar en el cambio, si no lo que me llevó a realizar esta reestructuración es un problema de diseño. Las secuoyas se caracterizan por se grandes arboles, rectos y de forma muy cónica (fotografía superior), casi como un pino, en este caso el diseño de esta secuoya era más bien de un árbol de estepa africana, un árbol mas bien chato y de terrazas planas. Este problema me rondo por la cabeza durante años, el bonsái busca ser un reflejo de la naturaleza, y en este caso el diseño no hacia honor a una secuoya. Luego de mucho pensarlo me decidí a formar un ápice, pero el árbol no tenía ninguna rama que en ese momento pudiese formar como tal, así que haciendo honor a la más compleja y antigua técnica del bonsái "la paciencia" decide dejar el árbol a su voluntad y que él me mostrase el camino, lo dejé dos años crecer a sus anchas sin intervención.

 

DSC 3664

 

En la fotografía superior vemos el resultado de este proceso, dos años sin podas, como vemos el árbol formó un largo ápice, mostrándome el camino a seguir, los fichas ya estaban lanzadas y la reestructuración ya había comenzado, no había vuelta atrás, solo necesitaba de una ocasión para trabajar, esta llego con la reunión mensual de ACHIBO, con mis amigos como apoyo, nos lanzamos a trabajar.

 

DSC 3682

DSC 3683

DSC 3686

 

El primer trabajo fue disminuir el follaje da las 3 primeras ramas las dos de las derecha y la de la izquierda, así vamos aclarando el diseño y viendo las proporciones. En las fotografías superiores vemos el trabajo algo avanzado.

 

DSC 3695

 

Durante el trabajo de poda, gracias al comentario de los socios de Achibo, decidimos inclinar el bonsái subiendo la parte izquierda, de esta manera el tronco adquiere mas verticalidad, asemejándose aun más a la forma de las secuoyas en la naturaleza, algo que buscamos con el nuevo diseño. Luego de un rato de poda vemos que las masas de follaje se han reducido y están mas acorde al grosor del tronco, ahora debemos escoger las ramas de la parte superior.

 

DSC 3688

 

En esta zona tenemos un problema de sobrepoblación, esto debido a que durante sus años de vida fue el punto donde más ramas crecieron, todas desde el mismo nivel, como vemos las fotografías inferiores hay varias ramas que salen del mismo lugar y debemos definir cuales dejar que nos sirvan para el nuevo diseño.

DSC 3679

DSC 3680

 

Tomamos la decisión de dejar solo 3 ramas la primera de la derecha que será una rama trasera, la segunda de la izquierda y una trasera, el resto debemos eliminarlas todas.

 

DSC 3711

DSC 3712

 

En la fotografía superior vemos a Víctor Neira, gran cultivador de bonsáis en Chile, que me ayudo con el diseño y el trabajo, vemos que esconde las ramas traseras con las manos para ver cuales cortar y cuales dejar. Es un ejercicio que te permite visualizar mas o menos como quedaría el bonsái sin esas ramas. En la fotografía superior inferior vemos el bonsái con las ramas podadas.

 

DSC 3713 

 Dejamos el ápice bastante largo, para ver donde brotaran nuevas ramas, ya que en esta zona existen varia yemas latentes que se estimularan con la poda, además dejamos un ápice más largo para prevenir un retiro de sabia si esto sucede solo afectara la zona superior, lo que no afectara el diseño, esa parte del bonsái no la tocaremos, solo la cortamos para definir un poco la altura.

 

DSC 3715

Continuando con el trabajo luego de quitar las ramas de la parte superior, debemos cortar los cototos donde crecían las ramas, para evitar que se vean, en la fotografía superior vemos el corte ya realizado y con pasta sellante para prevenir cualquier enfermedad y mejorar su cicatrización.

 

DSC 3722

DSC 3726

 

El último trabajo a realizar es bajar las ramas, bajaremos las dos ramas de la izquierda, a pesar que son ramas gruesas esta especie es bastante fácil de doblar y no corremos riesgo de quebrarla, para doblar utilizamos rafia y realizamos una anclaje a la maceta con alambre de cobre.

 

DSC 3724

 

En la fotografía superior vemos el anclaje de alambre, se realizan unas argollas donde se amarra la rafia, así evitamos que se mueva la rafia y siempre permanezca en el mismo lugar.

DSC 3726

En la fotografía superior vemos las ramas ya tensadas y en su posición final, ahora solo queda recortar el follaje de las rama izquierda, que es aun excesivo para el diseño.

 

DSC 3732

En la fotografía vemos el trabajo de hoy ya terminando, aun falta parte importante del diseño y sobre todo falta tiempo para que la nueva ramificación madure y logremos el objetivo de esta restructuración, pero con parte del camino ya avanzado puedo decir que estoy bastante contento con la nueva forma que va tomando este bonsái.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.