Trabajo de Un Gomero

En esta oportunidad veremos le trabajo realizado en este bello e imponente Gomero durante el taller que se realizó el sábado 18 de Noviembre a manos de Andrés Bicocca en Santiago de Chile. No se pierdan este artículo y el fabuloso resultado final.

Es difícil encontrar en Chile gomeros (ficus elástica) de este tamaño, ya que deben recordar que Chile tiene clima mediterráneo con inviernos y otoños fríos, por lo que las especies de origen tropical no alcanzan a desarrollar todo su potencial de crecimiento, debido a que crecen solo durante el verano y sufren mucho en los inviernos con las fuertes heladas. Este ejemplar debe tener unos 15 años y fue durante muchos años cultivados en tierra. El propietario de este árbol, Andrés Maturana, tenía reservado trabajar este árbol en alguna ocasión especial y esta llegó para este taller, afortunadamente este arbolito fue el primero que llego al taller por lo que se conto con todo el día para su trabajo e ir comentando y mejorando su evolución duarnte el día con todos los participantes del taller y por su puesto por Andrés Bicocca.

 

553709 4916464587840_1912093014_n

 

Al llegar al lugar donde se realizaría el taller pudimos apreciar que era un gran desafío y felizmente nos dimos cuenta que el taller comenzaba con el pie derecho, el árbol era tan grande y voluminoso que tuvo que ser trasladado en el pickup de la camioneta (Fotografía superior) y su pan de raíces (algo pequeño luego del forcejeado trasplante, por lo que nos comento su dueño) debía ser apuntalado, lo primero que se realizó antes de comenzar con el trabajo fue asegurar bien el pan de raíces, se le puso una bolsa plástica negra la cual se reforzó con cinta adhesiva transparente, de esta manera nos asegurarmos que mientras se trabaja en él no hubiese algún problema con las raíces y estas permanecieran firmes en su lugar.

 

DSC 2370 DSC 2375

 

Al enfrentarnos al Gomero vemos que tiene una gran ramificación, en su mayoría ramas largas con poca brotación interior y dos tronco que van en clara oposición uno de otro, y detras de uno de ellos, el de la izquierda, hay otro tronco. Lo primero que se plantea es que hacer con los troncos, ¿sacar uno, dejar ambos y trabajarlos con algo de madera muerta? se decidió por trabajar ambos troncos con una amoladora, eliminar los feas marcas de corte, y darle concinidad a ambos troncos, ya que en este minuto están como un cilindro, también se decidió por eliminar el tercer tronco que esta detrás del izquierdo, ya que no aporta en nada y solo acentúa la falta de conicidad del tronco.

 

DSC 2376 DSC 2381

DSC 2387

DSC 2389

Primero se comienza con podar el follaje que impide apreciar bien el tronco, se realiza con cuidado pero con decisión de manera de apreciar bien el árbol y decidir que rama continuará siendo parte del árbol y cual se deberá eliminar. Una vez realizado la primera poda de despeje, se toma la decisión de cortar la gruesa rama o tronco que está en la parte trasera del tronco de la izquierda (Fotografías superiores), una tarea que parecia fácil pero que complico más de la cuenta a Andrés y los demás participantes del taller, se trató primero con un serrucho, luego un serrucho de poda y finalmente con un Hacha, luego de un buen rato de forcejeo lograron sacar la rama. Como ven queda un tocón bastante feo que debe ser disimulado y trabajado, tarea ideal para Andrés.

 

DSC 2396 DSC 2398

 

 

Luego de la poda de otras ramas y discusiones de que podríamos hacer, se pusieron manos a la obra y tomaron sus respectivas maquinas y comenzaron con el trabajo de madera (Fotografía superior). La idea es darle conicidad a ambos troncos, en el de la izquierda se tallará todo el tercer tronco para dar conicidad al árbol y en el de la derecha se piensa trabajar la parte inferior y superior.

DSC 2404 DSC 2415

Vemos como va tallando la base del tronco, al comienzo la idea era ahuecarlo bastante, pensando que la madera de esta especie era blanda, pero no fue así la verdad es que tenía un madera bastante dura, por lo que solo se ahuecó levemente para darle profundidad a la parte baja, la parte que se talló ya estaba muerta hace un buen tiempo, quizás por eso está más dura.

DSC 2423 DSC 2425

DSC 2427

La parte superior de este tronco también se talló, para darle más movimiento y disimular el corte que tenia, vemos que Andrés también crea profundidad ahuecando algunos sectores y dejando otros que sobre salgan.

 

DSC 2428 DSC 2429

DSC 2489 DSC 2511

DSC 2513 

 

A continuación (casi al mismo tiempo) se comenzó con el tallado del tronco de la izquierda y del que estaba detrás de este, luego de un buen rato tallando (por más de una persona) vemos que el tronco que resulta es demasiado pesado visualmente, por lo que Andrés decide ahuecar el tronco para disminuir su peso, una decisión muy acertada, ya que como vemos en las imágenes superiores claramente se aliviana bastante el peso visual del tronco.

 DSC 2530 DSC 2534

Luego de tallar, aun que falta más refinado, se comenzó con el alambrado de las ramas, la idea es realizar el triangulo de follaje integrando al diseño de los dos troncos. Esta especie se debe alambrar con mucho cuidado ya que sus ramas más gruesas en las uniones al tronco son bastante quebradizas por lo que hace falta tener nervios de acero para evitar estropear el diseño.

 

DSC 2536 DSC 2541

DSC 2552 DSC 2562

Como vemos en la fotografía superior, el alambrado se realiza por varias personas y dura un buen rato, constantemente se modifica una y otra rama, no solo pensando en ese momento si no que el alambrado busca posicionar ramas para que en un futuro logren desarrollar un buen follaje.

 

DSC 2587  DSC 2606

 

Finalmente el trabajo ya está listo, ahora el gomero debe quedar a buen recaudo para estimular su brotación y crecimiento y su dueño tiene la difícil tarea de conseguirle una bonita maceta. En la fotografías superiores se aprecia el trabajo finalizado y reunidos todos los participantes junto a Andrés Bicocca. Cabe destacar que no fue el único ejemplar que se trabajo en este taller pero sin duda uno de los que más llamo la atención.

 

Por Francisco Fournies

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.