Proceso de transformación de un Ahuehuete Bonsai

68En el primero artículo de don Emigdio Trujillo nos mostrará la evolución de un bello Ahuehuete, árbol nativo Mexicano, el cual a cultivado desde retoño, podremos apreciar la impactante evolución de este ejemplar y las técnicas que se le aplicaron para que con el tiempo se transformase en un hermoso bonsai. 

 

1aEl tiempo pasa rápido y el tiempo a uno se le queda. He seguido este árbol durante 38 años desde que sembramos la semilla que colectamos en el rio nexapa que está a 5 kms. De nuestro vivero de plantas de ornato y arboles para jardinería en Atlixco, puebla , México. 

 

 En el arte del bonsái, una de las cosas que atraen es como, a través del tiempo, uno puede ir transformando el desarrollo de un árbol y como el árbol, fisiológicamente va respondiendo hasta transformarse en un árbol bello y estético. La paciencia y la perseverancia son cualidades importantes para practicar este arte. 

1c Se dice tiene 2000 años. Lo que si es un hecho es que es un árbol majestuoso, testigo del tiempo que fue plantado a un costado de una iglesia en el estado de Oaxaca, México y que ahora es un atractivo turístico. Este árbol tiene un diámetro de tronco de 42 metros y una altura de 40 metros. El ahuehuete también llamado sabino, es de origen mexicano y en 1941 fue declarado como el árbol nacional. Su nombre proviene del náhuatl, dialecto de los indígenas mexicanos, que aun se conserva en algunas zonas del país. Su nombre significa "atl" agua y "huehue" viejo, por lo tanto significa "el viejo del agua".

 

1eLas semillas de ahuehuete hay que sembrarlas inmediatamente después de colectarlas ya que de lo contrario pierden su poder germinativo y fructifican en los meses de septiembre-octubre (1974).

 

2Del semillero pasamos cada una de las plantas a bolsas de plástico negro de 3 kgs./lts. Para que desarrollaran. Mostrando aquí plantas de dos años (1976).

 

3Los ahuehuetes se cambiaron a bolsas de 20 lts y al estar juntas crecieron erectas y alcanzaron una altura de mas de 2 mts. A una edad de 5 años, y están listas para usarse en jardinería o reforestación (1979).

 

4Aquí podemos ver que el grosor de los arboles, en cinco años, ha alcanzado un diámetro de aproximadamente 4-5cm (1979).

 

 5Uno de los arboles anteriores se plantó al piso a la entrada del vivero, y se podó a un metro de altura para detener su crecimiento y que formara un buen numero de ramas laterales. En esta imagen alcanzó los 10 años de edad y fue entonces cuando observando su estructura interior, paso por nuestra mente la idea de que este árbol podría convertirse en un bonsái de talla grande (1984).

 

6Decidimos banquearlo y defoliarlo ya con la idea de iniciar la formación de un bonsái. Como se podrá ver, eliminamos las ramas pequeñas y solamente dejamos la estructura del árbol. En esta forma, equilibramos la proporción follaje-raíces (1984).

 

7Inmediatamente después de banquearlo lo plantamos en una tina de lamina y con manguera de salida fina, lo asperjamos cinco veces al día la primer semana, cuatro veces al día la segunda semana, tres veces al día la tercera semana, dos veces al día la cuarta semana y una vez al día la quinta semana. En lo sucesivo solo se regó la tierra cuando se requería (1984).

 

8Se le dejo crecer libremente dos años para que se estableciera y enraizara en la tina. Se puede apreciar en la imagen, que la totalidad de las ramas tienen crecimiento erecto y tomamos la decisión de posicionar las ramas inferiores en forma horizontal (1986).

 

9A fin de posicionar las ramas en forma horizontal, con un serrote se cortó por la parte superior de la rama, la mitad del tronco para que por la otra mitad siguiera circulando la savia, como se aprecia en la imagen. En esta forma ya podíamos colocar la rama en posición horizontal con facilidad (1986).

 

10Una vez hecho el corte, se colocaron pequeñas piedras como cuñas para que la rama no regresara a su posición original (1986).

 

11...para rellenar el hueco, se uso musgo húmedo y un pegamento con el cual se lleno toda la cavidad para que quedara otra vez el mismo grosor de la rama original (1986).

 

12Terminado el relleno de los huecos de las ramas, se dejo 15 días para que secara la parte reconstruida (1986).

 

13Para disimular el corte preparamos aserrín con pegamento y colorante lo mas parecido al color de la corteza. En esta forma quedo camuflajeado el recubrimiento (1986).

 

14Las ramas inferiores del árbol quedaron posicionadas en forma horizontal dejando las ramas superiores con crecimiento hacia arriba para que de un aspecto natural (1986).

 

15Dejamos crecer libremente al árbol los siguientes dos años para que se recuperara de la poda de formación y emitiera nuevos brotes (1988).

 

16Tuvimos que mandar hacer una maceta de madera de tamaño tal que cupiera desahogadamente el árbol pero de una altura mas baja que la tina para que hubiera proporción entre el alto de la maceta y el grosor del tronco (1992).

 

17La base de la maceta de madera la cubrimos con malla negra y las paredes se pintaron con impermeabilizante negro para prolongar el tiempo de vida de la madera (1992).

 

18La base de la maceta de madera se formo de tiras, espaciándolas unas con otras, para dejar huecos y el exceso de agua durante el riego pudiera salir sin dificultad (1992).

 

19Como el cepellón era mas alto que la maceta, con cincel se redujo de altura eliminando parte de la tierra original en la que estuvo plantado en el campo (1992).

 

20Al reducir la altura del cepellón, quedaron expuestas algunas raíces, las cuales se cortaron con una sierra eléctrica y se sellaron con un fungicida para evitar pudriciones de raíces (1992).

 

21Aqui se muestran los cortes transversales de las raíces que se cortaron (1992).

 

22

El sustrato que preparamos para rellenar la maceta fue a base de tierra de hoja molida y grava volcánica en proporción de uno a uno, revolviéndola con un insecticida y un fungicida para evitar plagas y enfermedades en el suelo (1992).

 

23

Se puede apreciar la colocación del cepellón de un lado de la maceta, quedando visible el espacio a rellenar habiendo colocado en el fondo de la maceta una capa de grava volcánica de mayor grosor para mejorar el drenaje (1992).

 

24

Aquí se aprecia el árbol, cuatro años después totalmente restablecido, con bastante follaje, el cual, con hilo de ixtle, se amarraron las ramas hacia abajo para comenzar a darle el aspecto natural llorón que tiene este tipo de árbol en la naturaleza (1996).

 

25

Aquí se aprecia con mas detalle el tipo de amarrado que hicimos a las ramas para evitar que crecieran erectas (1996).

 

26

Aquí se ve un acercamiento de como se hizo para amarrar las ramas, posicionándolas hacia abajo con ayuda de hilo de ixtle, una fibra natural (1996).

 

27

El árbol es traslado a un lugar donde recibiría el mayor numero de horas de sol al día, ya que en donde estaba anteriormente solo recibía el sol, durante parte del día (1996).

 

28

El árbol ya colocado a pleno sol, se mantuvo con los cuidados de riego y fertilización cada dos o tres meses (1996).

 

29

Cuatro años después procedimos a dar una poda de aclareo y le dimos vejez convirtiendo en jines algunas ramas sobrantes (2000).

 

30Después de trece años de duración de la maceta llego el momento de cambiarla. Los jines comienzan a perderse dentro del follaje (2005).

 

31Desyerbe de la capa superficial del sustrato antes de efectuar el cambio de maceta (2005).

 

32

Así quedo el pan de raíces una vez que se elimino la maceta de madera asperjando las raíces constantemente para evitar la deshidratación. (2005)

 

33

El ahuehuete se traslado a otro lugar, donde no tuviera el sol directo para ahí efectuar el trasplante y protegerlo de la deshidratación (2005).

 

34

Eliminamos restos de la tierra que traía de campo, mojando constantemente el sistema radicular para evitar deshidratacion antes de efectuar el trasplante (2005).

 

35

La nueva maceta se mando hacer con las medidas especificas para este árbol de fibra de vidrio con estructura interna de madera para dar resistencia y aguantar el peso del árbol, usando un sustrato de tierra de hoja y grava volcánica como en el trasplante anterior (2005).

 

37-1 

El árbol ya trasplantado en la maceta de fibra de vidrio, permaneció durante tres meses bajo malla sombra y luego se fue pasando a otro lugar con un poco mas de sol y al año se coloco afuera de mi oficina para exhibirlo por primera vez al publico (2006).

 

38

Aquí se muestra la rama que estaba de frente y que la convertimos en madera muerta para bajar peso visual acentuando sus detalles (2006).

 

39

Aquí se muestran las dos ramas convertidas en madera muerta vistas desde el frente del árbol acentuando los detalles (2006).

 

40

Una de las ramas que eliminamos la disimulamos alargando la herida hacia abajo para darle un aspecto mas natural (2006).

 

41

Se muestra la misma herida ya trabajada disimulándola y aplicando el polisulfuro de calcio (2006).

 

42

La rama que eliminamos se desvaneció con gubias eléctricas para que se viera mas natural, haciéndole ahuecados (2006).

 

43

La madera muerta se prolongo hacia arriba y hacia abajo para darle aspecto mas natural (2006).

 

44 

La rama superior también se trabajo con gubias eléctricas dándole conicidad y prolongándola hacia abajo (2006).

 

45 

Detalles de cómo quedo la madera muerta después de terminar y haberle aplicado polisulfuro de calcio (2006).

 

46

Una de las ramas del nebari en la que se veía el corte drástico del serrote se desvaneció para darle naturalidad (2006).

 

47

Trabajo terminado con las gubias eléctricas. También se aplico polisulfuro de calcio (2006).

 

48

Tres años después, este es el aspecto del árbol con mas follaje, ramas bien definidas. Vista frontal (2009).

 

49

Vista dorsal del ahuehuete frente a mi oficina donde se exhibe (2009).

 

50 

 Con fondo negro se aprecia mejor el follaje y su estructura del lado dorsal (2009).

 

51

Acercamiento del tronco. Vista dorsal mostrando su conicidad y el nebari emergiendo del suelo (2009).

 

52

Parte superior del árbol, vista dorsal, mostrando las nubes de follaje y ramas colgantes (2009).

 

53

Nubes de follaje en la parte inferior del árbol, vista dorsal y ramas colgantes (2009).

 

54

Después de un día de trabajo en mi vivero de bonsái, reposando un momento sentado sobre la maceta, frente a mi oficina (2009).

 

55

Un año después, el árbol emitió nuevas ramas, las cuales se alambraron y posicionaron para estar todas en armonía (2010).

 

56

Mostrando detalles del alambrado de las nuevas ramas. Aquí ya la madera muerta comienza a ocultarse entre el follaje verde. Vista frontal (2010).

 

57

Vista de todas las ramas alambradas del árbol en toda la parte inferior del mismo, dándole aspecto llorón (2010).

 

58

Parte superior del árbol mostrando el alambrado, madera muerta escondida y masas de follaje. Vista frontal (2010).

 

 59

 Lado izquierdo del árbol, vista frontal y ramas alambradas y lloronas (2010).

 

60

Acercamiento de la parte media del tronco mostrando la madera muerta y la base del alambrado (2010).

 

61

Lado derecho del árbol, vista frontal, mostrando las ramas alambradas, las masas de follaje y parte de la madera muerta (2010).

 

62

El árbol en vista frontal ya desalambrado, destacando el tronco principal y la madera muerta semi oculta. (2010).

 

63

Vista frontal del árbol completo (2010).

 

64

Vista frontal del nebari. Como del lado derecho falta una raíz, colocamos una roca para hacer un engaño visual, sustituyendo la conicidad (2010).

 

65

Vista dorsal del árbol completo en la cual se aprecia toda su ramificación con espacios y follaje (2010).

 

 

66

Acercamiento de la vista dorsal donde se aprecia mejor el tronco y las masas de follaje mas naturales como se ve en los arboles en la naturaleza (2010).

 

68

 Un año después, el árbol emitió nuevos brotes. Aquí tenemos vista frontal. Tiene una altura de 2.20 m. De altura y ya comienzo a sentirlo como un símbolo de nuestro vivero y un ejemplar importante de mi colección. (2011)

 

 

69Eliminamos algunas ramas superfluas y el árbol me gusta mucho porque sus masas de follaje se ven muy naturales. Hay espacios vacíos y la madera muerta esta semi-oculta (2012).

 

Emigdio Trujillo

 

 

 

2 comentarios

  • Israel
    Israel Jueves, 16 Febrero 2017 21:10

    Es un hermoso ejemplar, un trabajo arduo y hecho con amor, paciencia y conocimiento. Felicidades, yo quiero adquirir un ejemplar, seguire varios detalles que aqui lei, gracias.

    Enlace al Comentario

  • Lot Navarro
    Lot Navarro Viernes, 20 Enero 2017 07:14

    Felicidades, estoy asombrado por tan paciente y excelente trabajo.
    En hora buena!!!

    Enlace al Comentario

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.