Tallando los cortes de poda de un Olivo Yamadori

1Durante nuestra visita al refugio de Enrique Lastra, en Curicó, nos pusimos a trabajar en un Olivo de su colección que presentaba un corte de poda bastante tosco, productos de su recolección en los cerros de la cordillera de la costa. En este artículo relataremos como disimulamos ese corte, aprovechando la madera muerta para tallarla y darle más dramatismo a los ejemplares.

 

Enrique suele ir a buscar yamadoris de Olivos a los cerros de la cordillera de la costa, muchos de ellos tienen algunas ramas que no sirven para el diseño, ya sea por que son muy gruesas o tubulares, de estas ramas desechadas se deja un extremo más largo de manera de tallarlo en el futuro y darle más dramatismo al diseño de estos futuros bonsáis.

 

Escogimos un ejemplar de su colección, Fotografía inferior, que aun le falta trabajo tanto en el follaje como en la ramificación, también falta tallarle un feo corte de poda que quedó luego de ser recolectado. Este ejemplar creció en el campo y se mantuvo de un tamaño reducido principalmente por el ramoneo de las cabras que pastorean por esos sectores, las cabras u otros animales van comiendo el follaje e impidiendo el desarrollo del follaje, enanisando el arbolito. Si bien durante este tiempo se ha formado parte del nuevo follaje aun quedan varios años por delante para lograr una buena ramificación, pero por ahora solo se trabajará la madera muerta que cubre gran parte de la base.

 

El proceso de tallado comienza con la preparación de las herramientas, principalmente de Gubias y un Dremel, hay que tener la precaución de que las herramientas estén muy afiladas y sin oxido, por lo que lo primero que Enrique realiza es una limpieza y afilado de todas sus gubias con una piedra de afilar, agua y luego con una lija fina, asegurándose de que queden lo más afiladas posible. Para afilar las gubias se moja la punta con un poco de agua y se pasa por la piedra de afilar (Fotografía Inferior izquierda).

 

        2        3

 

En la fotografía superior podemos apreciar la mesa de trabajo con todas las herramientas a utilizar, excepto el dremel, ya listas para comenzar con el trabajo.

 

Al enfrentarse al olivo Enrique mira por todos lados el arbolito para ver bien donde comienza la vena viva y así saber donde tallar, le preguntamos si tenia ya algún plan de diseño del tallado, su respuesta fue "El plan es que no hay plan", luego nos explica que esto es por qué el bonsái le va diciendo donde y cuanto tallar y con eso va formando el tallado a medida que el bonsái le va indicando el camino. Comienza el trabajo verificando donde esta la vena viva, esto lo hace con las gubias, saca la corteza hasta encontrarse con la vena viva, se deferencia por el color y por que es más blanda que la madera muerta (Fotografías inferiores).

 

        4         5

 

Luego que ha encontrado el limite de la vena viva comienza con el trabajo más grueso y duro, toma el dremel y comienza a tallar la base del tronco subiendo hacia el corte de poda, el dremel rápidamente desgasta la madera muerta, elimina velozmente la corteza y deja al descubierto las betas de la madera muerta. La idea es realizar un tallado lo más natural posible por lo que los movimientos del dremel deben ser verticales o en el sentido de las hebras de la madera, de esta manera no quedan marcas de las herramientas. Mientras Enrique trabaja nos cuenta que la idea es respetar y resaltar algunas características de la madera, como grietas o tocones, que manteniéndolos ayudan a darle un aspecto más natural al trabajo.

 

       6         7

 

El trabajo comienza en al parte superior donde el corte de poda es más visible y grueso, en las fotografías superiores se ve como el dremel va tallando el corte.

 

8 

Como apreciamos en la fotografía superior, el tallado se realiza respetando las grietas de la madera, de arriba hacia abajo.

 

 22

En la fotografía superior se ve el trabajo ya bastante avanzado, se aprecia que en todo momento Enrique ha tallado con el dremel respetando el sentido de la madera, así logra un tallado natural.

 

9

 

Cada cierto tiempo cesa el ruido del dremel y Enrique toma las gubias, para ir refinando algunos trazos del tallado he ir sintiendo mejor la madera y ver donde rebajar aun más con el dremel y donde no.

 

           10        11

 

Al cabo de un rato Enrique decide hacer una muesca en la punta del tallado para darle más dinamismo y dramatismo al tallado, realiza un corte con una cierra dejando una punta que luego tallará, como se aprecia en las fotografías superiores.

 

12

 

Luego Enrique vuelve a tomar el dremel y trabajar con este el bonsái, continua tallando especialmente la parte de muesca y la parte superior del tallado, donde estaba el corte de poda, sigue trabajando de manera vertical.

 

           13       14

 

En las fotografías superiores ya vemos el trabajo bastante avanzado y Enrique nuevamente hace un descanso con el dremel y toma las gubias para ir refinado el tallado.

 

         15         16

 

Cuando llega a la parte en qué la corteza está en contacto con el sustrato ve algunas partes que están podridas, áreas negras y humedecidas, áreas café oscuro, es aquí donde Enrique nos dice que es por estas cosas que uno no tiene un plan muy elaborado, ya que existen inconvenientes que hay que resolver en el camino. Luego de eliminar las partes podridas y húmedas, se continuo con el trabajo, ya casi llegando al final.

 

      17         20

 

Con los últimos toques Enrique comienza a tallar los tocones que estaban en el frente del bonsái, como se muestra en las fotografías superiores, dejando solo 3 de los cuatro que existía y profundizando el tallado.

 

Luego de un par de horas el tallado esta listo, se aprecia una gran mejora en el bonsái, podemos decir que este yamadori va por buen camino, ahora solo queda ir mejorando el follaje e ir puliendo el tallado levemente, en las fotografías pueden apreciar el antes y después del yamadori.

  

             1       223

  

Por Francisco Fournies

 

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.