4 Errores comunes en el alambrado de un bonsai

El alambrado es una técnica que requiere practica y conocimientos más acabados sobre el bonsái, pero es una de las primeras técnicas que los aficionados intentar realizar, y en algunos casos cometen errores que perjudican la salud y diseño del bonsái, en este artículo te mostraremos 4 de ellos.

Alambrar sin sentido estético: Antes de comenzar alambrar alguna rama o el tronco de tu bonsái, debes tener muy claro que quieres lograr con ese alambrado, ¿quieres mover una rama? ¿mejorar la estética de tu bonsái? Si no tienes un plan no alambres una rama por que te molesta y no sabes que hacer con ella, el alambrado no es algo que se vea bien para el espectador, por lo tanto si alambras lo haces por que realmente buscas algo con ello.

Generalmente uno alambra un bonsái para generar una curva o mover una rama, mejorar el diseño general, pero no siempre es necesario alambrar con curvas abruptas con mucho movimiento, algo que piensan muchos novatos es que el bonsái debe tener curvas exacerbadas pero eso es un grave error, los movimientos tenues, quizás, son mas admirables que las curvas extremas. En la fotografía inferior verán este problema un bonsái de tronco mas bien recto, de líneas suaves, su cultivador decidió que el ápice tenga líneas curvas muy pero muy exacerbadas, lo que genera un ápice muy extraño y que no pareciera de este bonsái, casi parece un nuevo árbol dentro del bonsái.

la foto 1

la foto 2

Pino musgo con ápice extremadamente doblado a diferencia del tronco que es de curvas suaves, el ápice escapa muy abruptamente del diseño que insinúa este bonsái.

No quitar el alambre a tiempo: Esto es un error muy común tanto en novatos como cultivadores con más experiencia, y es una problema que deja una cicatriz que te recordara el descuido por muchísimos años.

 

La única forma de evitar este erro es mirar constantemente tu bonsái, procurando que nunca se marque, si bien en la literatura aconsejan periodos de tiempo que uno debe dejar el alambre 2 a 4 meses, pero independiente de ello siempre pero siempre debes estar atento, hay ocasiones que el alambre se marca antes de lo que imaginas y si esperas esos meses que recomiendan sin observar tu bonsái, tu bonsái estará sofocado por el alambre cuando llegues a sacarlo.

DSC 0380

En la fotografía inferior vemos un junípero cuyo dueño esperó mucho tiempo antes de sacar el alambre (no diré quien fui el dueño jejeje), como resultado quedaron feas cicatrices que ya llevan más de 3 años.

Utilizar diámetros de alambre no adecuados: Es un error muy común y se debe principalmente a la improvisación al momento de decidirse a alambrar y no encontrar el alambre debido, improvisas con lo que tienes a mano, bueno eso casi nunca deja un buen resultado. Si usas alambre de cobre para alambrar el diámetro del alambre de debe ser de 1/3 del diámetro de la rama, en el caso del aluminio el diámetro debe ser un poco mayor.

la foto 3

Vemos en la fotografía superior un rama alambrada con un alambre de diametro excesivo.

Si usas alambres muy delgado la rama nunca se doblará por que el alambre no tiene la fuerza para contrarrestar la fuerza de la rama, y si usa un alambre muy grueso es peor, ya que la rama no quedara fija como corresponde y la fuerza que le aplicas al alambre para lograr las torsiones de la rama pueden muy fácilmente quebrar la rama que intentas doblar, perdiéndola para siempre.

Lo que siempre debes hacer es preparar todos los materiales antes de alambrar, si te falta alguno es mejor que esperes unas horas mientras compras el material adecuado, que dañar el trabajo que has realizado en tu bonsái por años.

Improvisar en medio del alambrado: Siempre debes planificar tu alambrado, ya vimos que la improvisación nunca es buena sobre todo en esta técnica, un ejemplo común es que por ahorrarnos alambre durante el alambrado, cortamos al alambre muy corto y no nos alcanza para alambrar la rama completa, mucho aficionados simplemente cortan otro trozo de alambre y alambran desde donde quedó el alambre, esto jamás se debe hacer, la solución es cortar el alambre y volver a alambrar toda la rama desde el inicio con nuevo alambre pero esta vez procurando que nos alcance el alambre para toda la rama.

Otro error estético de la improvisación por falta de alambre de cobre, es usar alambre recubierto, si bien el alambrado resultara igualmente efectivo estéticamente es una brutalidad, el bonsái se verá realmente feo, y no solo tiene consecuencias estéticas, debemos recordar que el alambre de cobre es un bactericida muy efectivo, por lo que al usar alambre de cobre puro y sin recubrir, nos aseguramos que si se formó alguna herida durante el alambrado, por el contacto del alambre con la corteza, no entraran enfermedades, al tener el recubrimiento plástico aumenta la probabilidad de que pueda ingresar una enfermedad por esa herida.

Ahora lo que siempre se recomienda antes de comenzar a alambrar por primera ves el leer mucho, ojala si puedas ir algún club o asociación y pedir ayuda para que te enseñen y practicar en ramas secas o palos para que tus dedos adquieran más experiencia y cuando alambres tu árbol sea mucho más fácil y tu bonsái no sufrirá daños.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.