Tipos de Poda en Bonsai

Una de las técnicas principales del bonsái es la poda, la cual tiene varias funciones que permiten realizar un buen cultivo y sobre todo guiar el crecimiento del árbol, en este artículo te mostraremos las 3 tipos de poda que se usan en bonsái.

El bonsái es una arte que requiere una combinación muy especial entre horticultura y diseño, y una de las técnicas del bonsái que conjuga ambas características en un mismo procedimiento es la poda, en esta técnica confluyen ambos aspectos, buscamos mejorar el cultivo del bonsái pero además guiamos las ramas para obtener una mejor resultado estético. Si bien la mayoría de las veces que hablamos de poda lo relacionamos a las ramas en bonsái existen tres tipos de podas, la poda de formación, poda de mantenimiento y poda de raíces, a continuación repasaremos cada una de ellas.

Poda de formación en Bonsai

Cuando hablamos de poda de formación generalmente nos referimos a la primera poda que se le debe realizar a un pre-bonsái para sentar las bases del diseño de nuestro futuro bonsái. Es una poda en la cual eliminamos ramas gruesas, ramas que no sean parte de nuestro diseño o cualquier rama que no nos sirva.

Es fundamental antes de comenzar con esta poda tener muy claro cuál va hacer nuestro diseño y nuestro frente, debemos tomarnos el tiempo de meditar cuáles son nuestras posibilidades y cuál de ellas tomaremos, ya que cada ramas que podas será irremplazable, siempre es mejor en esta poda dejar ramas de las cuales no estés seguro que debas cortar a que cortar y después arrepentirte, es mejor tomarse un tiempo y ver cómo se desarrolla el árbol antes que podar una rama que te planteé dudas.

Poda en bonsai

No debemos preocuparnos que luego de esta poda nuestro bonsái se vea "pelado" con pocas ramas, lo importante es que cada rama que quede este bien posicionada y que cumpla bien su función estética y fisiológica (que no impida la luz a las ramas inferiores a ella), el resto del follaje crecerá con los años, pero la base de un buen diseño queda planteado en esta poda.

Poda de mantenimiento

La poda de mantenimiento es aquella que se realiza en ejemplares ya formados y consiste en mantener o mejorar el diseño del bonsái, este tipo de podas se realiza en las ramas ya formadas buscando controlar el crecimiento y mantener las masas de follajes. En este tipo de poda destacamos el despunte y la defoliación.

Al despunte nos referimos con cortar las puntas del brote de la temporada, tendremos la precaución de cortar siempre pensando en el crecimiento futuro de la rama, si cortamos una rama por arriba de una yema ubicada en la derecha, el crecimiento futuro de la rama será hacia la derecha, como se aprecia en el esquema inferior.

esquema de poda

En el caso del defoliado, aun que no es estrictamente una poda, consiste en eliminar total o parcialmente las hojas de un bonsái buscando entre otros objetivos, mejorar la ramificación, disminuir el tamaño de las hojas y mejorar el color otoñal, para mas detalles te invitamos a leer este artículo "El defoliado en bonsai"

Poda de raíces

Esta es la única poda que tiene un sentido estrictamente fisiológico, aunque ayuda a formar un buen nebari no es ese el motivo del por qué se debe realizar. La poda de raíces consiste en podar entre 1/3 y 2/3 del pan de raíces de nuestro bonsái cada 2 a 5 años, la cantidad de raíces y distancia entre poda dependerá exclusivamente de la especie y edad del bonsái, generalmente ejemplares jóvenes y vigorosos tienden a necesitar trasplantes cada 2 a 3 años.

poda de raice bonsai

Con esta poda buscamos mejorar la salud general de nuestro bonsái podando las raíces viejas, potenciamos el desarrollo de raíces nuevas o raicillas las cuales son las que absorben los nutrientes y además son más activas en la generación de Hormonas, esto repercute muy favorablemente en la salud general del bonsái.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.