Como hacer crecer musgo en nuestros Bonsais
Musgo bonsai

Como hacer crecer musgo en nuestros Bonsais

El bonsái no se limita solo al árbol es muy importante, para lograr un bonito bonsái, poner atención a los detalles, como son las características de la maceta, adornos o la presencia del musgo. En este artículo hablaremos sobre el musgo, aspecto que embellece mucho nuestros bonsái y nos ayuda con la retención del agua.

Una característica que llama mucho la atención cuando uno está frente a un buen bonsái, ya sea en una exposición o donde algún amigo, es la belleza que entrega el musgo, ya que acentúa la sensación de miniatura (debido al aspecto similar al pasto) y a su vez resalta los colores del bonsái, crea un contraste con la corteza y follaje (sobre todo en especies de follaje distinto al verde). Es un aspecto que muchos quieres dar pero a muchos no les resulta, pero espero que luego de este artículo puedan tener un bonito musgo en sus bonsáis.

El musgo al cual nos referimos en este artículo es el musgo común de color verde claro que suele aparecer en sectores húmedos (fotografía superior), no tiene raíces, por lo cual no absorbe nutrientes desde el sustrato, por lo que no es una planta que compita por nutrientes con nuestros bonsáis. Este musgo que crece sobre el sustrato no solo aporta con su belleza, también es una gran aporte para mantener y retener la humedad del sustrato, ya que impide que el agua se evapore por la superficie del sustrato. Cualquier otra planta que crezca en el sustrato del bonsái y que tenga raíces, como el colchón de novia (Fotografía Inferior), debes eliminarla, por qué con el tiempo se transforma en competencia que se alimenta de los nutrientes de nuestros bonsái.

Musgos de un bonsai

 

Un acercamiento a las hojas del colchón de novia, pequeña planta rastrera que es muy bonita y de crecimiento acelerado, por lo que compite fuertemente con nuestros bonsái, así que a pesar de su belleza debemos eliminarla de nuestros bonsái.

Los musgos son plantas muy primitivas de un género llamado briofitas, las cuales se caracterizan por tener tejidos poco diferenciados, no poseen vasos de conducción, es decir no tienen xilema ni floema, no presentan raíces, tallos ni hojas verdaderas, sino que presentan un cuerpo vegetativo con estructuras muy primitivas que cumplen, con células que no llegan a constituir un tejido. Así que las estructuras que presentan son de muy bajo nivel de organización, por lo que son estructuras muy básicas, las "raíces", que presentan se denominan rizoides, el "tallo", cauloide y las "hojas", filoides.

Si bien en el mercado uno puede conseguir esporas del musgo, las cuales puede "sembrar" sobre el sustrato de nuestros bonsái y con condiciones adecuadas logramos que este germine, pero según mi experiencia no es el mejor método para tener un bonito musgo. Creo (digo creo porqué es solo mi opinión basada en la experiencia, no es un absoluto) que el mejor método es implantar el musgo, además de ser muy efectivo es más rápido, casi instantáneo. Si te acomoda puedes utilizar los sobres con esporas para multiplicar el musgo, sin ningún problema.

                   Musgos bonsai       musgos en sectores humedos

Este método (Implantación de musgo) comienza con la recolección del musgo. Este musgo crece muy rápidamente en sectores húmedos, con poco sol, generalmente en sectores donde se une tierra con piedras (fotografías superiores), cemento o madera (árboles). El musgo al no tener raíces no esta muy sujeto a la superficie, por lo que es muy fácil retirarlo sin causarle daños, la manera más fácil de hacerlo es con una espátula o con la parte de atrás de la garra de oso, si esta tiene una pequeña espátula como en la fotografía inferior. Simplemente se pasa la espátula bajo el musgo y este sale fácilmente, solo debemos tener precaución de sacar la mayor cantidad de musgo en una sola raspada, así será más fácil que este se adecue bien al sustrato.

 Trasplante de musgo

Una vez recolectamos la cantidad de musgo que necesitamos para cubrir nuestros bonsáis, nos ponemos manos a la obra para "implantar" el musgo sobre el sustrato de nuestro bonsái, este procedimiento es bastante simple humedecemos bien el musgo y también lo hacemos con el sustrato, cuando tenemos ambos componentes muy humedecidos debemos poner sobre el sustrato el musgo y lo vamos apretando con los dedos muy firmemente asegurándonos que ambos elementos queden muy apretados. Es importante dejar algunos espacios libres donde el agua de riego entre al sustrato (Fotografía Inferior), ya que en un comienzo el musgo impide que el agua infiltre adecuadamente, luego cuando el musgo crece el problema desaparece.

Musgo en bonsai

Luego de la implantación debemos procurar mantener siempre húmedo el musgo, lo regamos de forma regular de manera que nunca se seque, ya que si se seca el proceso se interrumpe y cuesta que vuelva a pegar. El musgo demora aproximadamente unos 2 meses para pegar (si los cuidados son los correctos) luego comienza a crecer y en poco tiempo cubre todos los espacios disponibles, como se muestra en la fotografía inferior.

musgo en etapa de crecimiento

En esta fotografía se aprecia el musgo implantado y de color verde más fuerte el musgo que esta creciendo nuevamente.

Hay sectores o lugares que son más secos y la humedad ambiental también es menor, por lo que cuesta mucho más lograr que el musgo crezca y se desarrolle sobre la superficie del sustrato. Para ello existe una técnica que permite que sea más fácil que el musgo "pegue" y se desarrolle sobre el sustrato, la técnica consiste en crear una especie de masilla con sustrato arcilloso, puedes ocupar las partículas más finas que se obtienen luego de harnear la tierra volcánica, que es casi un polvo. Este polvo o arcilla se humedece y se amasa hasta formar una pasta la cual ponemos sobre el sustrato (procura poner una capa de poco grosor) luego pones sobre esta capa el musgo, recuerda presionarlo con los dedos fuertemente, así es más fácil que el musgo pegue y se desarrolle, ya que esta capa arcillosa retiene más la humedad y facilita que nuestro musgo crezca.

Como puedes apreciar tener un bonito musgo en tus bonsái no cuesta mucho, solo tienes que ver que técnica te acomoda más y poner manos a la obra.

2 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.