Como eliminar las sales del agua acumuladas en las macetas

Un grabe problema que se genera al utilizar aguas duras (con alto contenido de sales) es que estas se acumulan en los bordes de las maceta, disminuyendo considerablemente la vida útil de las macetas y afectando la belleza de las misma. La solución más practica, pero no siempre la más conveniente, es utilizar filtros de agua, ¿pero que pasa si no puedes costearlos o que haces con las macetas ya inutilizadas? bueno en rutabonsai te mostramos un método infalible para limpiar macetas estropeadas por las sales del agua.

  

 

Esta concentración de sales en el agua se debe a que el agua tiene un gran poder disolvente, esto significa que disuelve gran cantidad de sales que se encuentran naturalmente en los suelos. Las aguas que tienen muchas sales disueltas se llaman aguas duras. En particular, este nombre hace alusión a la presencia de calcio y magnesio en el agua en forma de carbonato de calcio (CaCO3) y carbonato de magnesio (MgCO3). Estas altas concentraciones de sales minerales se dan generalmente en climas mediterráneos, semidesérticos o desérticos, donde el agua de lluvia es menor por la tanto existe un incremento en la disolución de las sales, creando a su vez un incrementado en la concentración de ellas en el agua.

 

El sarro (acumulación de sales) puede formarse en las teteras, en las llaves del baño o la cocina, macetas de bonsái e incluso en algunas hojas de bonsais regados por aspersión. Esta presencia de sarro es un indicador claro que el agua potable que utilizamos tiene altas cantidades de estos iones, afortunadamente no existen estudios que relacionen altas concentraciones de sales en el agua a enfermedades humanas. Pero podría afectar en casos extremos a las plantas, ya que una acumulación de las sales en las hojas. cuando existe riego por aspersión, puede producir una disminución de la fotosíntesis y producir senescencia foliar precoz, pero estos efectos solo se producen en casos extremos.

 

El método para eliminar las sales de tus mesetas consiste básicamente en realizar una mezcla de acido muriatico, lo venden en ferreterías es muy común, junto con pasta de pulir para tu vehículo, también es muy común en ferreterías y otros lugares de venta de accesorios automovilísticos. Esta mezcla se debe realizar en una botella plástica, debes mezclar ambos productos hasta que la mezcla adquiera una consistencia lechosa (Como se aprecia en fotografía derecha). Una ves realizada la mezcla el proceso de limpieza es bastante sencillo, vierte parte del contenido en un paño viejo y refriega el paño sobre la superficie de la maceta, si tienes manos sensibles procura usar guantes para evitar irritaciones. Si la cantidad de sales de la maceta es mucha puedes remojar la superficie con la mezcla, saldrán algunas burbujas los que significa que el acido muriatico esta haciendo efecto, luego vuelve a restregar con el paño hasta eliminar todo rastro de sales.   

 

                         DSC_0366            DSC_0368

 

Para mostrarles lo efectiva que es esta técnica, realizamos una demostración con una pequeña maceta de cerámica esmaltada, tipo de macetas donde mejor actúa este método. Como pueden apreciar en las fotografías la maceta tiene mucho sarro acumulado, especialmente en las bordes inferiores y superiores, de esta manera esta maceta no es una muy buen candidata para ser utilizada nuevamente para plantar un bonsái, no seria agradable a la vista. Por lo que aplicaremos la técnica para que vuelva a tomar su color y brillantes original.

 

              DSC_0375                DSC_0374

 

Aplicamos la mezcla con un paño en una de las caras de la maceta para que aprecien lo efectivo de la técnica, como se aprecia en la fotografía solo con unos minutos de restregar la maceta se elimina casi la totalidad del sarro y la maceta vuelve a tomar brillo.

 

                 DSC_0381          DSC_0383

 

Finalmente para darle mayor brillo y eliminar todo las sales que producen la opacidad del esmalte de la maceta, aplicamos pasta de pulir pura y restregamos la superficie por algunos minutos asegurandonos que se eliminó todo el sarro.Finalmente para mejorar el acabado y darle protección a la maceta aplicamos cera para piso, de esta manera protegemos por un tiempo la maceta de la acumulación de nuevo sarro, con la cera le dimos un acabado brillante a la maceta, esta parte es totalmente opcional, ya que hay personas que no le gustan las macetas tan brillantes. Comparen ustedes el antes y el después.

 

 

Antes  Después
DSC_0375 DSC_0388
DSC_0374 DSC_0386
DSC_0372 DSC_0391

 

Por Francisco Fournies

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.