4 Errores en el Bonsai que no Perdonan

El bonsái es una arte que necesita dedicación, al trabajar con seres vivos un error puede arruinar años de trabajos, en este artículo hablaremos de los 4 errores más comunes en bonsái para que estés atentos y los puedas evitar.

En bonsái trabajamos con seres vivos que requieren de nuestros cuidados para sobrevivir y desarrollarse, es por lo mismo que para cultivar un bonsái uno debe ser constante, no se puede dejar de cuidar unos días volver algunos días después para volver a preocuparse de él, en bonsái necesitas regularidad diaria, si no tienes esa capacidad es mejor buscar una nueva forma de ocupar tu tiempo libre.

Si eres novato y estas comenzando a cultivar bonsais es muy importante que mantengas la regularidad y te fijes en todos los aspectos de tu bonsái, no descuides nada. Un pequeño descuido puede producir algo grave, te mostraremos 4 errores que podrían, en el peor de los casos, acabar con tu bonsái. Pero si estas atento y pendiente de tu bonsái, como buen bonsaika, no tienes nada de que preocuparte.

Riego:

Es la principal causa de muerte de un bonsái, incluso de gente con mucha experiencia, en verano el riego es muy demandante, probablemente deberás regar todos los días y a veces más de una vez, esto hace que en verano un descuido de tan solo un día cause la muerte de tu bonsái. Regar es fundamental y debes siempre estar atento a las condiciones de humedad del sustrato.

Además de estar muy atentos al riego en verano, periodo más demandante de agua, debemos estar en constante revisión del pronóstico del tiempo a corto plazo de nuestra localidad todo el año, muchas veces durante el otoño y primavera, estaciones que suelen ser inestables, se pueden generar pequeñas olas de calor que si no estamos atentos podrían afectar gravemente a nuestros bonsáis.

Alambrado:

Otro descuido muy común es dejar puesto el alambre más de lo necesario, esto produce muy feas cicatrices en el bonsái. Si el alambre permanece muchos años, el bonsái terminará estrangulándose y perdiendo alguna rama o algo más.

1
En la fotografía superior vemos un pino musgo con un alambre incrustado en su tronco, este alambre lleva más de un año y en zonas el alambre apenas se ve.

La recomendación que te hacemos es que cuando compres un bonsái revises bien que no tenga ningún alambre, si no te fijas bien por la emoción de tu compra, con el tiempo ese alambre se incrustaré y será muy difícil de quitar dañando tu bonsai.

image2
En la fotografía superior vemos el mismo pino luego de quitar el alambre, apreciamos las profundas heridas que dejo este descuido.

Poda:

La falta de poda es un descuido bastante común y se debe principalmente al miedo que tienen los aficionados a podar y echar a perder el diseño o dañar el bonsái, pero debes tener muy claro que mas daño le produces a tu bonsái dejando de podar. Tu bonsái indudablemente perderá la forma y el diseño, al crecer descontrolado en poco tiempo la maceta quedará pequeña y con el tiempo tu bonsái no tendrá ni espacio ni nutrientes para crecer lo que lo llevará a su muerte.

image1

Existen métodos de cultivo que requieren un crecimiento abundante en alguna zona del bonsái, pero incluso ese crecimiento es controlado y tiene finalidad. Todo lo que no tiene control no es bueno, en bonsái no es una excepción.

 

Falta de trasplante:

el trasplante es fundamental para mantener con vida tu bonsái, ya que al hacerlo renuevas el espacio y la cantidad de raicilla nuevas que absorverán los nutrientes, en muchos casos por no conocer la fecha del último trasplante, el árbol agota todo el espacio y comienza a morir lentamente.

DSC 1427

Es por ello que si no recuerda o no sabes cuando se le realizó un trasplante lo mejor es escarbar el borde de la maceta si no puedes escarbar por la presencia de raíces o ves raíces saliendo de los agujeros de drenaje de la maceta, ya es hora de hacer un buen trasplante a penas puedas.

Ahora ya sabes! y a poner atención cuando cultives tu bonsái. Disfruta del hermoso arte del bonsái siempre recordando que trabajas junto a un ser vivo y debes estar siempre atento y preparado para cualquier contingencia.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.