Antes de cultivar un Bonsai

El bonsái es un arte complejo que llenará cada espacio de tu vida, por lo que no es un arte para cualquiera, si estas pensando en comenzar con este arte te recomendamos leer esta reflexión.

Sin duda alguna el bonsái es una de las artes más bellas que uno podría practicar, pero es un arte complejo, difícil y absorbente. No todos tenemos las cualidades que se necesita para cultivar un bonsái, a muchos le podrá fascinar su belleza pero no a todos les fascinará su cultivo. Fuente imagen portada: http://www.bonsaitreegardener.net/types

El arte del bonsái esta ligado a una palabra que lo explica todo “Cultivo”, cultivo esta definido por la Real Academia Española como “Cría y explotación de seres vivos con fines científicos, económicos o industrial” entre otras acepciones, en bonsái debemos agregar un fin más: el artístico. Dentro de la definición resalta otra palabra que identifica al bonsái y es “Cría”. Con estas dos palabras podemos diferenciar al bonsái de cualquier otro arte conocido. Es, probablemente, el único arte que tiene como finalidad la belleza artística y la cría o cultivo, ambos mundos fusionados de manera que no podemos obviar uno o imponer uno sobre otro, debemos equilibrar ambos y esto es verdaderamente complejo.

No es complejo por la cantidad de conocimiento que necesitemos para realizarlo, si bien necesitamos mucho, no creo que más que en otras artes, algo que con estudio y dedicación se obtiene, pero lo que si necesitamos mucho es paciencia, comprensión y adaptación.

Muchos hemos escuchado la frase “Arte Viviente” frase que define muy bien al bonsái, los bonsaistas trabajan sobre un ser viviente y debe regirse por sus normas particulares, que dependen de cada especie y por las normas de la naturaleza, el artista no puede trabajar el bonsái solo cuando le plazca o tenga ganas, si no cuando debe hacerlo, se requiere paciencia y comprensión para entender esto. A diferencia de un cuadro que uno trabaja cuando quiere, puedes trabajar una mañana y volver a pintar 2 meses después y nada cambiará, en bonsái no, debes realizar cada trabajo solo en la época del año que debes hacerlo, no puedes dejar para después una tarea, debes adaptarte para realizar la tarea especifica cuando se requiere. El no hacer una tarea cuando se debe, arriesga la vida de tu bonsái, esta “obligación” de trabajar el bonsái cuando él lo estime, para algunos quita libertad para los bonsaistas te fusiona con la naturaleza.

Bonsai

Fuente: http://www.ncarboretum.org/plan-a-visit/garden-exhibits/bonsai-exhibition-garden/

Al comenzar tu aventura en el mundo del bonsái, lo que comienzas no es solo un hobby o arte es una responsabilidad, el árbol que transformarás en bonsái dependerá 100% de ti para su sobrevivencia, sin ti muere. Esto es clave, si no sientes que una nueva responsabilidad tenga cabida en tu vida es mejor no aventurarse o planificar muy bien como piensas enfrentar el desafío de un bonsái.

Un bonsái al ser un ser vivo esta en constante evolución, crece cada primavera, modifica su forma y se desarrolla año a año, esto significa que en realidad un bonsái nunca esta “terminado”, más que solo una obra de arte finalizada el bonsái es una obra de arte cultivable, tendrás el placer de crecer junto a él, pero siempre debes estar dispuesto acompañar este crecimiento hasta el final de tus días o los del bonsái. No puedes simplemente un día dejarlo solo y olvidarte de él, no es un adorno que pones en el living o la pared es un compañero, esta es la mejor manera de entender el bonsái, no como una “cosa” si no como un compañero.

El placer que entrega el bonsái no esta en lograr un resultado final, como seria terminar un cuadro, esta en el camino que te lleva ir cultivando el bonsái, entender su biología y conectarte con los ciclos anuales, con la naturaleza pura a un nivel inalcanzable si no te lo enseña un ser viviente como un árbol. El camino se recorre de a dos, tu y tus bonsáis, estas conexiones es el principal valor que entrega un bonsái, no es su belleza.

Todo arte es complejo, el bonsái es complejo pero democrático, ya que todos pueden cultivar bonsái, tienen toda la vida para aprender hacerlo, aprendes junto a tu árbol, puedes ir escuelas, grupos, internet, libros etc, pero si no entiendes la esencia del bonsái y buscas solo un objeto artístico, el bonsái no es para ti.

El trabajo sobre un bonsái nunca estará “listo” pero te dará la satisfacción que buscas todos los años de formas distintas, sorprendentes y gratificantes.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.