Control de Caracoles y Babosas en Bonsai

En bonsái nos enfrentamos a las mismas plagas que encontraremos en un jardín, por lo que siempre debemos estar atentos a la condición de nuestro bonsáis y estar siempre preparados. En este artículo veremos como controlar una plaga muy común en los bonsáis y jardines hablamos del Caracol y las Babosas.

A pesar de lo que creamos nuestros bonsáis también son susceptibles a los caracoles y babosas, si bien podríamos pensar que al estar en maceta nuestros bonsáis no son atacados por plagas rastreras, ya que la maceta podría hacer de barrera, a los caracoles y babosas las macetas y los bonsáis les brindan un muy buen hábitat, ya que bajo la maceta tienen oscuridad y humedad y sobre ella alimento (las hojas de nuestros bonsáis), esto crea un hogar ideal para ellos, te aseguro que si tienes más de un bonsái y miras bajo su maceta tendrás muchas probabilidades de encontrar un caracol o babosa.

caracoles en bonsai

Los caracoles y las babosas son tremendamente eficaces a la hora de comerse todas las hojas que encuentran en su camino y si tu bonsái esta en su camino te aseguro que encontraras cada mañana algunas hojas mordidas. En la mayoría de los casos la cantidad de daño no es relevante y pasa hacer algo más bien estético, en el caso del bonsái el factor estético es muy importante, nadie quiere mostrar su bonsái con hojas a medio comer.

Precipitaciones se registran favorecen caracoles

Si bien a los caracoles no es común verlos en el día siempre, son de hábitos nocturnos, dejan un rastro de baba por donde han transitado, por lo que si tu bonsái tiene hojas mordidas pero no ves el insecto o algo que lo dañe, fíjate bien si ves rastros de babas, si lo encuentras ya sabes quien es el culpable.

Debido al ciclo biológico de los caracoles los encontramos principalmente desde primavera a otoño, no olvides que los caracoles invernan durante los meses de frío, por lo que el daño más importante se produce entre la primavera y el otoño, sobre todo cuando llueve, es en esta época del año es donde debemos estar más atento a las señales del ataque de caracoles o babosas.

Control de Caracoles en Bonsai

Afortunadamente el control de los caracoles y babosas es muy simple y efectivo, además las técnicas ecológicas o mecánicas son muy efectivas, evitando que tengas que usar químicos en su control, permitiendo que el control de los caracoles y babosas sea mucho más amigable con nuestros bonsáis.

La primera de las técnicas, la más simple y barata, es usar nuestras manos, claro no solo podemos hacer bonsái con ellas, podemos sacar a los caracoles con la mano y dejarlos en algún lugar muy lejos de tu casa o donde tu estimes conveniente. Puede parecer una técnica tediosa pero si tienes pocos caracoles y babosas será muy efectiva y solo tendrás que hacerla un par de veces, hasta que ya no encuentres más.

Ahora bien si la cantidad de caracoles y babosas es un poco más grande, no podrías sacarlo con las manos, en este caso puedes poner alrededor de las macetas de bonsái cenizas o cascaras de huevos molidas, otra opción es poner cerca de tus bonsáis platos hondos con cerveza, al igual que el ser humano, a los caracoles les encantan la cerveza, el problema de ellos es que por su amor desenfrenado a la cerveza termina ahogándose en el plato.....algo no muy agradable de ver.

trampa 

http://www.agroterra.com/blog/actualidad/combatir-las-babosas-y-caracoles-de-forma-natural/69808/

Ahora si tus problemas con los caracoles y babosas son realmente serios y tiene el patio y tus bonsáis tapizados en caracoles y babosas puedes aplicar químicos para su control, generalmente son pequeñas bolitas de colores llamativos, estas bolitas son consumidas por los caracoles lo que les provoca su muerte. Estas bolitas se pueden poner sobre el sustrato del bonsái, pero siempre es mejor ponerlas alrededor de las macetas.

Como pueden apreciar los caracoles y las babosas no son plagas de mucha preocupación para un bonsaista, ya que su daño no es grave y la solución es bastante simple, pero a pesar de lo anterior recuerden siempre estar atentos a sus bonsái y asegurarse que ninguna plaga le este afectando, aunque sea levemente.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.