Peligros físicos que enfrenta un bonsai

A pesar del cuidado que les brindamos a nuestros bonsáis, estos no están exentos de los peligros que pueden afectar su desarrollo, en esta oportunidad hablaremos de los peligros físicos a los cuales se enfrentan nuestros bonsái.

Existen algunas condiciones que afectan el desarrollo normal de un bonsái, algunas de ellas son de origen biológico, plagas o enfermedades, de origen químicos, sustancias presentes en el sustrato, y de origen físico golpe, frio, etc. Dentro de estos tres peligros el que menos se toma en cuenta es el físico, sin embargo existen varios peligros solapados que pueden afectar tu bonsái y que a pesar que no ocurren seguidos es necesario tener los presentes para evitar problemas.

Cuando hablamos de peligros físicos nos referimos a aquellos peligros que afectan la integridad física de nuestro bonsái, perdida de ramas, hojas, raíces etc y cuyo origen es climatológico o traumatológico.

DSC 0470

Los principales peligros físicos a los que se enfrenta un bonsái los detallamos a continuación:

El Sol

La ubicación de nuestro bonsái en nuestro jardín puede producir un exceso de sol, o una falta de sol, las consecuencias del exceso son hojas quemadas, o puntas de las hojas secas, si además tenemos la mala idea de regar a pleno sol podríamos quemar las hojas, produciendo marcas café circulares productos del efecto lupa que genera el agua sobre las hojas.

En el caso de la falta de sol veremos hojas amarillas, brotaciones largas y de un color ver de claro y muy débiles. Veremos que al bonsái pareciera faltarle fuerza para crecer.

Lo mejor es si no tienes muy claro los cuidados que necesita la especies de tu bonsái, pon lo en un lugar de semi sombre, que tenga periodos de sol y sombra durante el día.

Caídas de tu bonsai

Puede sonar algo obvio pero les aseguro que mucho no han tomado las medidas suficientes para evitar dejar su bonsái en un lugar peligroso e inestable, esta falta de preocupación puede producir que mediante algún movimiento (temblor, viento o algún roce) el bonsái caiga y se rompa, si tienes suerte solo se romperá la maceta y podrás recuperar el árbol, si tienes mala suerte podrías perder todo los años de trabajo.

Animales domésticos que afectan tu bonsai

Es común que en el vecindario anden gatos domésticos que se acerquen a tu bonsái, he conocido varios casos en que los gatos se comen los brotes, lo perros también pueden hacer daños involuntarios, pasarlos a llevar, comer los brotes o también botar al bonsái si esta en un lugar inestable.

IMG 9772

Un ejemplo de ello es Historia de una bugambilia

Los Vientos

Los vientos no solo sirven como inspiración para diseñar bellos bonsáis estilo esculpido por el viento (les recomiendo leer: estilo esculpido por el viento), también vientos constante pueden producir en algunas especies que las puntas de la hojas se sequen, también en casos extremos pueden botar las macetas o arrojar cosas sobre los bonsias (ramas de otros árboles etc). Por lo tanto siempre procurar dejar tu bonsái en un lugar resguardado de viento, sobre todo si sabes que se aproxima una tormenta con fuerte viento.

Las Heladas en Bonsai

Una consideración que debemos tomar en invierno es proteger nuestros bonsáis de las heladas, no solo aquellos árboles perennes si no que debemos prestar especial atención a las raíces de los árboles caducos, en heladas muy fuertes y de larga duración, estas pueden congelar las raíces produciendo la muerte de ellas, debido a que tiene poca protección, esta área del bonsái es muy susceptible al daño por heladas.

DSC 3560

No quitar la nieve ayuda a proteguer las reices de fríos extremos.

Si bien es conveniente resguardar los bonsái del frio extremo, nunca los dejes dentro de la casa con calefacción, si lo haces la cura será mucho peor que la enfermedad. Simplemente déjalos bajo un alero del techo, una terraza o una lona plástica, pero siempre en el exterior.

Ahora los invito a revisar nuevamente el lugar donde tienes tus bonsái y pensar en estos riesgo y si tus bonsáis están expuestos a ellos, vale la pena después de todo el trabajo que nos lleva cuidarlos darse el tiempo para verificar que no corren peligro.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.