Formas de las ramas de un bonsai

Las ramas son parte fundamental de cualquier bonsái, pero a pesar de su importancia no siempre nos preocupados del diseño adecuado de ellas y terminamos con bonsáis bellos pero con ramas poco estilizadas, caóticas y poco eficientes en la producción de energía y alimento para tu bonsái. En este artículo te mostraremos como formar y diseñar la rama de un bonsái.

 

Es simplemente gratificante para un bonsaista ver las ramas de un bonsái bien formadas, logrando generar un pan de follaje armónico, estilizado y sobre todo un follaje eficiente en la captación de luz solar, este último punto es muy relevante, por que la salud general de tu bonsái depende, en parte, de la capacidad que tenga este de captar la luz solar, esto ayudará a mejorar la salud general del bonsái.

 

Generalmente cuando diseñamos un bonsái, sobre todo cuando estamos comenzando sin mucha idea de lo que hacemos, nos preocupamos de la posición vertical de la rama, más abajo o más arriba, del largo de la rama, pero pocas veces nos adentramos en el diseño interno de la rama. Esta falta al detalle produce que dejemos que las ramillas o sub-ramas dentro de la ramas crezcan desordenadas, cruzándose unas sobre otras, impidiendo el ingreso de luz y aire.

DSC 0538

En la fotografía superior vemos ramillas cruzando sobre otras en una rama que no ha sido trabajada adecuadamente.

 

Existen 3 formas de ramas que utilizaremos en bonsái:

 

Triangular: En esta forma la rama se asemeja a un triangulo, la parte más ancha pegada al tronco, permite que las ramas interiores reciban luz y aire, creando follajes compactos. Es común verlo en árboles con poco follaje y ramas distanciadas.

 

Triangulo

 

Desde su vista lateral, estas ramas tienden a ser más planas y no muy inclinadas.

 

Diamante: En esta forma la rama se asemeja a un diamante con su parte más ancha más cercana a la parte media de la rama, ramas con esta forma se ven en árboles con mucho follaje, dejando la parte trasera más aireada y con más luminosidad.

 

Diamante

 

Al ver esta rama de costado vemos que es una rama, más inclinada y con mayor follaje que la anterior.

 

Punta de Flecha: Esta forma se asemeja a una flecha tanto en su vista cenital como lateral, es una follaje más compacto y generalmente se aprecia en árboles que han sido modelados y trabajado como bonsái durante varios años.

 

Punta flecha

 

Esta forma permite compactar más el follaje pero permitiendo al mismo tiempo buena presencia de luz y aire.

 

Es importante siempre darse el tiempo de diseñar correctamente las ramas, usa alambre y poda, así logras que cada sub-rama reciba la luz suficiente que necesita para realizar la fotosíntesis y generar alimentos. Siempre debes eliminar las ramas que suben y bajan verticalmente, debes dejar solo ramillas horizontales.

 

Si no moldeas bien una rama, dejas que esta crezca libremente y de manera desordenada, consecuencia de este desorden las ramillas no recibirá luz y por lo tanto no creará alimento, si no que consumirán los fotoasimilados que genera la parte de la rama que esta expuesta a la luz, por lo tanto son sub ramas parásitas, no contribuye a mejorar la condición del bonsái.

 

Esperemos que ahora entiendas un poco más que diseñar adecuadamente las ramas es fundamental para la salud general de tu bonsái, por lo que tomarse el tiempo para hacerlo es fundamental. Cada minuto que paces modelando las ramas serán recompensados con creces por tu bonsái tan solo unos meses después, así que nunca lo dejes de lado.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.