Socorro, Me han regalado un Bonsai!

Acaban de pasar las fiestas navideñas y seguro que alguno se ha encontrado entre sus regalos con un bonsái. Probablemente esté buscando información para ver si consigue que sobreviva y que esté pensando ¿Dónde me he metido? A esas personas, que sin saber muy bien cómo ni por qué, acaban de encontrarse con un bonsái entre sus manos va dirigido este artículo, unos cuantos consejos para que sepan cómo cuidarlo y como empezar en este apasionante mundo. Intentaré contestar a todos esos interrogantes que surgen la primera vez. Ante todo, tenemos que tener PACIENCIA, es muy importante ir paso a paso, sin prisas, no es bueno correr, tenemos en nuestras manos un ser vivo y él es el que marca el ritmo.

¿Qué tipo de bonsái es?

Lo primero que debemos tener claro es que es un árbol, no una planta, debemos saber qué árbol es, no es lo mismo un tropical, que un caduco o que una conífera. La ventaja es que habitualmente los comprados en comercios tienen una etiqueta identificativa, si además la persona que nos lo ha regalado lo ha adquirido en un comercio especializado en bonsái seguro que además de la etiqueta le han proporcionado una ficha de cuidados básicos o le han explicado cómo cuidarlo.

¿Dónde encuentro información?

Es muy recomendable informarse de si hay algún club o asociación de bonsái en nuestra zona, es el mejor sitio al que acudir en busca de ayuda. Si decidimos asociarnos seguro que disfrutaremos, aprenderemos in situ y acabaremos enganchados a este mundo apasionante que se abre ahora para nosotros.

 

bonsa clases

Estamos en la era de internet, hay multitud de webs, foros, blogs o redes sociales donde otros aficionados con más experiencia podrán ayudarnos; es conveniente explicar qué tipo de bonsái es el nuestro, nuestra ubicación, es decir aportar cuantos más detalles mejor, incluso poner alguna foto, sino quizás la ayuda que recibamos aunque sea con buena intención no nos sirva de mucho.

En libros y revistas podemos encontrar mucha información y explicaciones, aunque a veces son tan técnicas que no entendemos bien lo que dicen.

Si hay algún centro especializado en la zona podemos informarnos de si imparten clases de iniciación, al igual que con los clubs , compartir con otros aficionados nuestras dudas puede resultar muy gratificante.

¿Dónde lo pongo?

Sin duda y eso tenemos que tenerlo claro, su ubicación es exterior, nos sirve el alfeizar de una ventana o un balcón, no es imprescindible un jardín. Mueren muchos bonsáis por tenerlos dentro de casa sufriendo los rigores de la calefacción. La falta de luz también es algo que tenemos que evitar.

bonsai en el hogar

Si ya sabemos qué tipo de bonsái tenemos, también nos habrán explicado cual es su ubicación ideal, los tropicales preferirán una orientación sur, los caducos como los acer gustarán de una orientación norte donde el sol de mediodía no les queme sus hojas otros disfrutarán en cualquier ubicación (esta orientación es para el hemisferio norte). Intentaremos que no les dé mucho viento y una vez elegido el lugar más apropiado lo dejaremos allí, no andaremos con el tiesto de un lado a otro. A veces basta con saber dónde vive ese árbol en la naturaleza para saber qué tipo de ubicación le gustará más.

¿Cómo lo riego?

Mueren más bonsáis por exceso de riego que por falta de él. Hay que seguir una regla básica: sólo se riega cuando el sustrato está seco, si es akadama, sustrato formado por arcilla y de granulado de diversos tamaños, lo notaremos enseguida porque cambia de color cuando se moja, si está en turba o un sustrato similar, lo comprobaremos presionando con el dedo. Regaremos abundantemente hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje, no usaremos plato o bandeja donde pueda quedar agua retenida o las raíces pueden pudrirse por exceso de humedad.

foto 4

Para regar os podéis fabricar una regadera casera con una botella de plástico, es tan sencillo como hacerle al tapón muchos agujeros lo más finos posible con una aguja o un alfiler, el agua caerá en forma de lluvia fina. Cuando nuestra afición esté más consolidada ya compraremos una regadera.

regadera bonsai

Seguro que habéis oído o leído sobre el riego por inmersión, sólo os lo recomiendo si el sustrato está tan apelmazado que no penetra el agua cuando regamos.

¿Por qué se está poniendo feo?

Estamos haciendo todo lo que nos han dicho y a pesar de todo, se le están cayendo las hojas o no tiene buen aspecto, ¿qué ocurre? El bonsái necesita un período para aclimatarse a su nuevo hogar, este período de aclimatación puede durar varias semanas, si transcurrido un mes o mes y medio el problema persiste, quizás no lo estamos haciendo tan bien como creemos; revisaremos la ubicación, quizás reciba demasiado viento o poca luz, o nos hayamos descuidado con el riego. Tranquilidad. Un consejo repetido, si todavía no lo hemos hecho quizás ha llegado el momento de acudir a un club en busca de ayuda.

¿Cómo lo abono?

Después del período de aclimatación y de tener más o menos controlado el tema del riego, llegará el momento de abonar, se abona cuando empezamos a ver hojas nuevas, normalmente, finales de invierno, principios de primavera según la especie. En el mercado encontramos abono líquido y abono sólido, yo recomiendo usar el abono sólido.

abono bonsai

Este abono se puede encontrar en bolas de diferentes tamaños, es orgánico, se pone encima del sustrato y durante cuatro semanas nos despreocupamos, los nutrientes van pasando poco a poco al sustrato, no existe el riesgo, con el líquido es fácil que ocurra, de quemar el árbol por exceso de abono. Y no debemos olvidar que nunca se debe abonar un árbol enfermo.

¿Qué es eso de pinzar?

A estas alturas si la ubicación, el riego y el abonado son los correctos, nuestro bonsái parecerá haberse vuelto loco, tiene ramas nuevas saliendo por todos lados.

foto 7

Seguro que el nuevo aficionado ha leído todo lo que ha pasado por sus manos y que ya se ha acostumbrado a consultar en internet a otros aficionados. Se le ha ocurrido preguntar qué hacer con esas ramas nuevas tan largas y le han dicho que pince. ¿Qué pince? ¿Y qué es eso? Que no cunda el pánico, ante todo PACIENCIA, y de nuevo o nos lanzamos y lo hacemos solos o acudimos a un club para que nos echen una mano, somos valientes hemos decidido que lo vamos a hacer solos, si todos lo hacen, no será muy difícil, la finalidad del pinzado es mantener la forma del árbol y conseguir ramificación fina, no sabemos todavía muy bien qué es eso pero suena bien. De momento, hemos conseguido unas tijeras de jardinería y nos ponemos a ello, vamos recortando las ramas de forma que la forma vuelva a ser la de antes, es decir cortamos lo que sobra. Después de echarle un vistazo, creo que hubiera sido mejor acudir al club.

Y ahora toca trasplantarlo.

El bonsái ya lleva una temporada en casa y me dicen que ahora lo tengo que trasplantar, que use un buen sustrato, akadama y sujete bien el árbol a la maceta, ¿cómo que lo sujete? De nuevo a buscar información, no parece difícil, tengo que recortar raíces, ¿pero cuántas? ¿Y si le dejo demasiadas o las corto en exceso?

foto 8

He visto en internet un paso a paso de un trasplante y lo he intentado, pero no sé si lo he hecho demasiado bien, creo que necesito ayuda

Definitivamente, me voy al club y me asocio, ellos me ayudarán y aprenderé de otros aficionados de mi zona.

No sé cómo ha ocurrido pero ha pasado un tiempo y tengo ya varios bonsáis, estoy enganchado, cada vez me gusta más y me relaja pasar un rato con ellos.

bonsai

Espero haber resuelto las dudas de los recién llegados, y recordad lo más importante: PACIENCIA, cuando os deis cuenta estaréis disfrutando del bonsái.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.