Consejos para mantener tu primer bonsai vivo por años

El bonsái es una de las plantas cultivadas que requiere de mayores cuidados para su buen desarrollo y crecimiento. Pero a pesar que sus cuidados son constantes estos no son difíciles y con solo unos minutos al día lograras tener un bonsái que le podrás dejar a tu nietos. En este artículo te ayudaremos con algunos consejos sobre sus cuidados.


Me imagino que ya has comenzado a cultivar un bonsái o lo estás pensando, y eres de aquellos que están temerosos de que tu bonsái muera, afortunadamente mantener con vida un bonsái no es para nada tan complejo como se pinta, a continuación te daremos algunos consejos para el cuidado de un bonsái.


• El bonsái es una planta común como cualquier otra, pero al estar confinada a una pequeña maceta requiere de cuidados más constantes, los mismos cuidados que las plantas de tu jardín riego, abono y poda, pero mas seguidos. Por lo tanto no puedes comprar tu bonsái y dejarlo botado durante días sin siquiera mirarlo, date el tiempo aunque sea 1 min al día para acercarte a él y ver como esta.


• El bonsái es una planta preferentemente de exterior, no existe bonsái de interior pero si condiciones de interior que permiten que tu bonsái viva, debes ubicar tu bonsái en sectores con luz y lejos de fuentes de calor, como el alfeizar de una ventana.


• La tierra del bonsái jamás debe estar seca: Para el riego debes tener en cuenta que el bonsái tiene muy poco lugar para retener agua, solo el poco sustrato de la maceta, por lo tanto requiere riegos constantes y en verano con altas temperaturas debe ser diario.


• Como indicador de riego debes ver que el primer cm de sustrato este seco, es en este momento que debes regar, como lo muestra la fotografía inferior. Este frecuencia de riego varia de una estación del año a otra, a si que debes estar atento a tu bonsái hasta que entiendas bien cada cuanto regar según las condiciones de tu hogar.

 

DSC 4675

Momento ideal para regar tu bonsai, ya se ha secado la primero proción del sustrato.


• Para regar debes regar generosamente, que salga agua por los agujeros de la maceta, y escurra, nunca debes dejar una bandeja con agua apozada debajo del bonsái.


• Al comenzar a cultivar un bonsái es mejor que uses fertilizantes sólidos de entrega lenta, así no tendrás problemas con las dosis y tu bonsái se mantendrá nutrido y sano.


• Si la especie de tu bonsái no bota las hojas en otoño, es conveniente que la resguardes de los fríos extremos, no guardado dentro de la casa si no que en un lugar techado al exterior.

 

DSC 3557


• No dejes que tu bonsái crezca sin control: Es importante que durante la primavera, luego de la brotación, realices podas a tu bonsái, no lo dejes crecer sin control, ya que aparte de perder su forma esto afectara su desarrollo.


• Trasplante: Debes trasplantar tu bonsái cada 2 o 3 años, no lo dejes pasar si no te a través a hacerlo por ti mismo deberás llevarlo donde un especialista. Dejar pasar esta labor indudablemente acabará con la vida de tu bonsái en 3 o 4 años.


Aprender cómo cuidar un bonsái es un proceso largo pero lleno de regocijos y alegrías, al comienzo te llenaras de dudas pero si sigues los consejos que te mencionamos en este artículo te aseguramos que el bonsái que tienes hoy se los podrás pasar a tu nietos, y quién sabe si ellos también a los suyos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.