¿Es el musgo malo para tu bonsai?

En bonsái nos gusta imitar a la naturaleza lo mejor posible y una opción que utilizan muchos amantes de este arte es usar musgo para imitar el pasto que se da en la naturaleza y en muchos aficionados salta la duda ¿Es malo el musgo para nuestro árboles? En este artículo responderemos tus dudas.

MUSGO

Para partir como corresponde este artículo, cuando hablamos de musgo nos referimos al musgo que crece con bastante humedad, es de color verde y lo más importante es muy fácil retirarlo con la mano, suele crecer en rocas, cemento o tierra, este musgo es de la familia de los briofitas y son plantas no vasculares, el nombre científico del musgo común es Polytrichum commune, es el que podemos ver en la fotografía superior y el que se usa preferentemente en bonsái. Este musgo NO ES DAÑIÑO para nuestros árboles, por lo que la respuesta al título de este artículo es NO, siempre y cuando a lo que ustedes le llamen musgo sea el que hablamos antes y el de la fotografía superior y no otro. Pero la intención de este artículo es explicarles porque cultivar este tipo de musgo junto a nuestro bonsái no es malo y otras plantas sí.

La mayoría de los musgos carecen de tejidos especializados para transportar el alimento o el agua de una parte de la planta a otra. Como no disponen de ese sistema de conducción, no se considera que posean raíces, tallos u hojas verdaderos, por lo tanto se conocen como plantas no vasculares. Las raíces del musgo sirven sólo para fijarse al sustrato, no para extraer el agua y los elementos nutritivos; Los musgos tampoco producen flores ni semillas. En lugar de ello, suelen desarrollar en el ápice pequeñas cápsulas de esporas que se alzan sobre pedúnculos largos y delgados, como los que vemos en la fotografía inferior, las esporas son transportadas por el agua.

Medir-la-contaminacion-con-musgo

La ventaja del musgo frente a otras plantas, para usarlo en bonsái, es que su alimento lo obtiene absorbiendo sustancias disueltas en el agua, ya sea directamente de las atmosfera durante una lluvia o la descomposición de materia orgánica, restos de hojas, insectos e incluso las estructuras muertas del mismo musgo, que están sobre el sustrato y son disueltos por el agua de riego. Esta característica hace que sea absolutamente neutro en cuanto a provocarle daños a nuestros bonsáis, ya que no utiliza y no consume los mismos nutrientes que nuestro árbol, no compite con él, podríamos decir que es solo un compañero de maceta, aunque tiene algunos beneficios.

El musgo ayuda a evitar el escurrimiento del sustrato cuando lo regamos o con lluvias intensas, el musgo sirve como una capa protectora y su presencia en la maceta ayuda a disminuir la evaporación del agua desde el sustrato por lo que nos ayuda a conservar la humedad, ya que el musgo es como una esponja absorbe el agua y luego la libera lentamente. Es un muy buen aliado para los meses de más calor, sin embargo no evita el riego constante, simplemente mantiene un poco más la humedad disminuyendo el estrés del bonsái.

El único inconveniente que tiene este musgo es que nunca debe estar sobre el tronco, esto porque al mantenerse siempre húmedo comienza a descomponer la corteza del nebari y en casos extremos puede causar una pudrición sobre este, por lo tanto lo mejor es siempre mantener el nebari libre de musgo.

Existen muchas otras plantas que a simple vista parecen musgo pero no lo son, son plantas con raíces, hojas y ramas, como el colchón de novia (fotografía inferior) o los helechos, estas plantas tienen raíces y sí, compiten por los nutrientes que le entregamos a nuestros bonsáis, estas plantas sí son dañinas y sí afectan el desarrollo de nuestros bonsái. La mejor manera de determinar fácilmente si son plantas o un musgo es intentar sacarlas, si las sacas y ves raíces definitivamente son plantas, ya que el musgo no tiene raíces y sale muy fácilmente.

cu-56


Los helechos también son plantas y tampoco deberían estar en la maceta de nuestro bonsái, ahora bien todas estas plantas se ven bonitas y a muchos aficionados les gusta tenerlas plantadas en la maceta acompañando los arboles, si a pesar de todo lo que te contamos en este artículo tu quieres tener una, esta debe ser pequeña y deberás eliminarla si o si al cavo de 1 o 2 años, o al siguiente trasplante, lo que suceda primero, o sino la planta al ir creciendo irá debilitando tu bonsái. Debes pensar que para que esta planta crezca tu bonsái debe dejar de hacerlo, por lo tanto pierde fuerza y salud.


Si quieres tener plantas que acompañen a tu bonsái te recomendamos que uses kusamonos, acá te dejamos dos links de dos artículos sobre estas interesantes plantas publicados en rutabonsai "Kusamonos: Un gran Compañía" y "Kusamonos: Un vicio maravilloso".


Y si quieres tener musgo en tu bonsái te dejamos este link de un artículo publicado acá en rutabonsai que te ayudará con esa tarea.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.