Preparando para exponer un Bonsai

En esta oportunidad Loli Avilés te enseña como puedes exponer tu bonsai, con que acompañarlo y en que detalles fijarte para lograr una buena exposición, no te pierdas este didactico árticulo.

 

foto 1

 

Hay dos estaciones a lo largo del año en las que nuestros bonsáis lucen en todo su esplendor, otoño y primavera, y son esos meses cuando la mayoría de los clubes y asociaciones celebran sus exposiciones. Da igual que sea una exposición modesta, tenemos que intentar que nuestro bonsái luzca bien.

 

Lo primero, evidentemente, elegir que árbol vamos a exponer, es conveniente tenerlo pensado varios meses antes para poder ir haciéndole los trabajos y darle los retoques para que luzca en todo su esplendor. Pensar si la maceta es la adecuada o necesitamos cambiarla. En Japón es muy habitual cambiar de maceta al árbol para presentarlo en una exposición y cuando ésta pasa volver a ponerlo en una más adecuada para su cultivo. Vigilar las ramas, ¿es adecuada la colocación? Si esto nos lo empezamos a plantear unos meses antes todavía estamos a tiempo de corregirlo con algún alambre o un tensor, procurando que los alambres solo estén en las ramas secundarias, evitaremos dejar los alambres que crucen el troco y las ramas principales. Trataremos de evitar que parezca un árbol recién alambrado.

 

foto 5

 

Aunque en la mayoría de las exposiciones los bonsáis se presentan muy juntos, debemos intentar que el espacio del que dispongamos ronde los 120 cms, es la medida considerada ideal para poder disfrutar plenamente de cada árbol expuesto. Si se trata de la exposición de nuestro club podemos hablarlo con los encargados de organizarla. La separación entre el espacio dedicado a uno y otro puede hacerse simplemente con unos bambúes o unas tablitas de madera. Se trata de hacer más cómoda y agradable la visita y que no dé la sensación de estar los bonsáis expuestos amontonados.

 

foto 6

 

Tendremos que pensar luego como lo vamos a poner, el bonsái nunca se coloca directamente encima de la mesa o del mantel que la cubre, una solución muy sencilla y económica es usar un mantel de bambú, también podemos usar una laja de madera o de piedra.

 

foto 5 copia

 

Pero lo mejor es exponerlo sobre una mesa, elegir la mesa adecuada no es fácil, depende del tipo de árbol, del tamaño, del estilo, de la forma de la maceta. Lo más habitual es tener alguna mesa que pueda ser usada por varios de nuestros bonsáis. Siempre observaremos el tipo de árbol si es un árbol fuerte no podemos ponerle una mesa con patas finas y al revés, si es un árbol delicado no lo pondremos sobre una mesa robusta.

 

foto 7

 

Si el árbol es de tamaño mame ( de 5 a 12-15 cms) o shohin (de 12 a 20-25 cms) lo mejor es preparar una presentación con varios de ellos, hay muebles para presentar un numero variado de shohines. Intentaremos evitar una exposición de 4 árboles, podemos usar 3 ó 5 pero el número cuatro se considera de la mala suerte. La colocación en el mueble representa cómo encontraríamos esos árboles en una montaña. En la posición superior pondremos una conífera, en la parte intermedia perennes y en la parte más baja los cáducos. Si usamos un kusamono siempre irá en la parte inferior.

 

foto 9

Exposición de 7 elementos


Si el árbol es un chuhin ( de 20-25 cm hasta 45 cms) lo presentaremos acompañado de un shohin y de una planta de acento o kusamono. El árbol principal será el colocado más atrás en la composición, en medio de los dos árboles irá el kusamono.

 

foto 10

 

La mesa del chuhin deberá ser un poco alta para facilitar a los visitantes la correcta visión del árbol, y además si la disposición hace que este entre dos omonos,, arboles de tamaño muy superior al suyo, la mesa a cierta altura hará que quede más acorde con los otros árboles.

 

foto 11

 

Cualquier bonsái que supere estas medidas (omono) se presentará únicamente acompañado de un kusamono, un suiseki u otro detalle.

 

foto 12

 

Es interesante y se tiene muy en cuenta que el kusamono sea una planta que se encuentre en el hábitat natural del bonsái o que haga referencia a la estación del año en la que se expone.

 

foto 13

Presentación de otoño, se han usado unos hongos.

 

Tendremos en cuenta también la jerarquía de las macetas ( 1-Rectangular, 2º-Cuadrada, 3º-Ovalada, 4º- Redonda y 5º- Kuramas) y las mesas (1º Rectangular, 2º-Cuadrada, 3º Redonda, 4º Lajas 5º mantel de bambú), si el árbol principal va en una laja el árbol secundario y el kusamono no podrán ir en una mesa. Es muy adecuado usar una laja para el acompañamiento cuando el árbol principal va sobre una mesa.

 

foto 14

 

Sin olvidar que si estamos usando macetas esmaltadas, no debe coincidir nunca el color de la maceta de ninguno de los elementos.

 

foto 15

 

Hay otro tipo de exposiciones más informales, pero a menudo impactantes, las que se celebran en un parque o un jardín y en las que se recurre a pedestales para exponer los bonsáis, generalmente piezas de gran tamaño que están solas en el pedestal. En estas ocasiones, el problema suele venir al hacer fotos, el fondo distrae la atención y aunque en vivo el árbol se contempla estupendamente no ocurre lo mismo en las fotografías. Es más adecuado usar un fondo neutro.

 

foto 16

 

Lo importante no es ganar la Kokufu, eso no está al alcance de todos, sino que estemos orgulloso de nuestros bónsais aunque sean modestos e intentemos lucirlos lo mejor posible. Disfrutemos de ellos y dejemos que los demás también disfruten viéndolos en todo su esplendor.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.