Tips para realizar un plan de fertilización

Enfrentarse a la tarea de fertilización de nuestros bonsais puede ser algo complejo para muchas personas, sobre todo en un comienzo, pero es muy necesario y no podemos dejar de hacerlo, muchas preguntas se nos vienen a la cabeza, ¿cuando aplicar? ¿qué aplicar? y ¿cuanto aplicar? en este artículo te ayudaremos a resolver algunas dudas. 

La fertilización es una tarea fundamental para mantener la salud de nuestros bonsais y a pesar de nuestros miedos debes aprender a fertilizar de manera adecuada, así tendremos bonsais sanos y su buena salud les permitirá enfrentar fríos, plagas y enfermedades de mejor manera. Debes recordar que el bonsais vive en un recipiente pequeño donde la cantidad de nutrientes que puede almacenar es muy pequeña o prácticamente nula, por lo que fertilizar de manera regular es una obligación.

A continuación te mostraré algunos aspectos que debes tener en cuenta antes de fertilizar y para que logres realizar un buen plan de fertilización según tus necesidades.

Lo primero que debes saber es que en el etiquetado de cada fertilizante viene una enumeración ejemplo 18-10-10, esta enumeración indica el porcentaje de Nitrógeno, fósforo y potasio que contiene ese fertilizante, el porcentaje varia según cada fertilizante pero el orden es siempre igual. Cualquier otro nutriente vendrá mencionado y con su respectivo porcentaje.

plan de fertilizacion

En esta etiqueta el fertilizante tiene 16% de nitrógeno, 4% de fósforo y 12 de potasio, mas una cantidad de micronutrientes.

Algo que debes tener claro es que tanto los fertilizantes químicos como orgánicos son buenos, solo que su concepto y la manera de aplicarse son absolutamente distintos. los orgánicos el concepto es su larga duración que permite entregar nutrientes durante mucho tiempo mediante el riego, es difícil producir una intoxicación por exceso de abono orgánico, por esto es más recomendable para novatos. los fertilizantes químicos son sustancias que nutren al bonsái de manera rápida, aun que existen algunos de entrega lenta (Osmocote), por lo general un aplica los fertilizantes químicos regularmente, ya que al aplicar lo que no se absorbe se pierde y no se mantiene en el sustrato, es muy fácil aplicar fertilizantes químicos en exceso y producir intoxicación en la planta, por lo que estos se recomiendan para aficionados con más experiencia.

abono 

La época en que debes abonar es en la época de crecimiento de los arboles, esto quiere decir desde primavera a finales de otoño, en el caso de los arboles tropicales se deben fertilizar todo el año a excepción de climas fríos, ya que en invierno en estas zonas estas especies no crecen.

En primavera aplicar fertilizantes con mayor porcentaje de Nitrógeno y en otoño con mayor porcentaje de Fósforo y Potasio.

Si tienes un bonsái joven del cual buscas que crezca más para engrosar el tronco y mejorar su ramificación y diseño, debes aplicar fertilizantes con concentraciones de nitrógeno mas altas, algo como 20-10-10. Así estimulas el crecimiento vegetativo. Es ideal poner estos bonsais en macetas de entrenamientos grandes así estimulas más su crecimiento.

Bonsais de más edad, que ya estén trabajados y diseñados, donde no buscas tener mucho crecimiento, debes aplicar dosis más bajas de nitrógeno algo similar a 5-10-10. Siempre debes aplicar alguna cantidad de nitrógeno por pequeña que sea esta.

 fertilizantes

En bonsais con flores debes aplicar mayor concentración de fósforo y nunca apliques fertilizantes durante la floración, si usas fertilizantes orgánicos retíralos cuando el bonsái este floreciendo, así las flores te duran más.

  • En el caso de los frutos sucede algo similar se debe aplicar mas potasio antes de la fructificación y durante la floración, fertilizar lo menos posible.
  • A los bonsais que estén enfermos o débiles no puedes aplicar ningún tipo de fertilización y en caso de trasplantes debes esperar un mes antes de volver a fertilizar, esto porque luego del transplante las raíces están muy disminuidas y frágiles, debes esperar que se recuperen.
  • En el caso de azaleas, rododendros y otras especies que disfrutan de sustratos ácidos, no gustan mucho de la fertilización, pero si se benefician con la aplicación anual de hierro. Esto acidifica el sustrato, condición ideal para el cultivo de estas especies.
  • Las coníferas necesitan menos fertilizantes que las especies caducifolias. Las especies que se cultivan por sus flores y frutos necesitan mayores cantidades de fósforo y potasio.
  • No todas las especies tiene los mismos requerimientos por lo que un plan de abonado no puede ser igual para todos, idealmente se debe dividir en Coníferas, juníperos, caducifolias, perennes y especies de flor y fruto.
  • La mayoría de los fertilizantes orgánicos vienen en forma de pelotitas que se ponen sobre el sustrato, es muy común que luego de unas semanas en esas pelotitas aparezcan hongos, esto es normal y no significa que el abono este malo.
  • En el mercado es fácil encontrar varios tipos de fertilizantes para bonsái, es importante siempre guiarse de la etiqueta y nunca aplicar más cantidad de la que en ella aparece. Puedes encontrar fertilizantes orgánicos y químicos, tanto líquidos y salidos, todos te sirven si sigues los consejos de la etiqueta.

Espero que esta lista de consejos te ayude a enfrentar la temporada de fertilización sin que esto sea un problema para ti.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.