Fertilización de un Bonsai

Cualquier planta necesita nutrientes para poder crecer y desarrollarse con fortaleza, los bonsái no son la excepción, por lo tanto la fertilización es fundamental para poder desarrollar ejemplares de gran calidad, si un bonsái no es fertilizado con regularidad no tarde o temprano comenzará a manifestar la falta de nutrientes e incluso podría morir . En este artículos hablaremos de la fertilización básica de un bonsái, como realizarla, cuando y hablaremos sobre los principales nutrientes utilizados por la planta. 

Si bien son mucho los nutrientes importantes para las plantas estos se categorizan en 2 grandes grupos, Macronutrientes y Micronutrientes. Los Macronutrientes son aquellos nutrientes indispensables para la planta y que son requeridos en una gran cantidad, este grupo esta dividido en 2 subgrupos los Macronutrientes primarios, que son los que generalmente escasean en los suelos, aquí se encuentra Nitrógeno (N), Fósforo (P) y potasio (K) y los Macronutrientes secundarios que son Azufre (S), Calcio (Ca), Magnesio (Mg), que su disponibilidad en el suelo es mayor. Los Micronutrientes son aquellos nutrientes indispensables pero que la planta requiere en pequeñas cantidades como: Hierro (Fe), cobre (Cu), Zinic (Zn), Cloro (Cl), Manganeso (Mn), Molibdeno(Mb) y Boro (B).

En este articulo nos enfocaremos en los Macronutrientes primarios, ya que estos son fundamentales para mantener la salud de nuestros bonsais y permitirnos aplicar todas las técnicas necesarias para su cultivo sin que el bonsái se resienta. Ademas la constante escasez de estos nutrientes en las sustratos hace imprescindible su aporte regular y en las dosis adecuadas.

Nitrógeno (N):

El N es quizás uno de los nutrientes minerales más importantes en una planta tiene gran influencia sobre la brotación y floración. El N es un mineral que es constitutivo de gran cantidad de compuestos orgánicos vitales para la planta como aminoácidos, clorofila, vitaminas b, coenzimas y otros compuestos. El N es fundamental en el crecimiento de las plantas, brotación, color de follaje y asimilación de otros nutrientes muy importantes como P y K.

Las deficiencias de N son fácilmente visibles y comienzan por las hojas viejas de las plantas (a diferencia de la deficiencia de hierro que la clorosis se manifiesta en las hojas jovenes) se puede manifestar como clorosis, amarillamiento uniforme en la lamina de la hoja incluyendo las nervaduras, ademas se aprecia una disminución en el tamaño de las hojas, crecimiento reducido, disminución del número de brotes y ramas secas. afortunadamente al fertilizar con N las plantas reaccionan rápidamente corrigiendo los síntomas en aproximadamente en 2 semanas en la época de crecimiento.

    fertilizacion en bonsai     

     Planta normal

fertilizacion con nitrogeno

    Deficiencia de N

Fósforo (P):

El P es un nutriente mineral que interviene en los procesos metabólicos involucrados en la transferencia y almacenamiento de energía. Desempeña una función en la absorción y el transporte de distintos nutrientes dentro de la planta. Tiene una importante participación en la formación de los órganos reproductores durante la etapa de maduración de semilla y frutos.

Los síntomas de deficiencia de P tienen relación con su papel en la transferencia y almacenamiento de energía, por lo tanto las plantas tienden a presentar una floración más escasa, brotación más débil, con formación de brotes más frágiles y crecimiento más lento. Al ser un elemento móvil en la planta su deficiencia se manifiesta en las hojas viejas, estas pueden presentar una coloración morada-rojiza en los bordes con necrosis apical, al intensificarse la deficiencia las hojas se tornan totalmente morada-rojiza y luego se secan. 

   fertilizacion    

Planta Normal

 

 

   fertilizacion con fosforo

 Deficiencia de P

Potasio (K):

Si bien el K no es un elemento constituyente de moléculas orgánicas, es el catión más abundante en las células y desempeña papeles críticos en el metabolismo celular. El K regula la apertura estomática, y con ella la transpiración de la planta y la asimilación de CO2 en la fotosíntesis. Es un activador de aproximadamente unas 50 enzimas, participando en muchos procesos, incluyendo la fotosíntesis, el metabolismo oxidativo y la síntesis de proteínas.

El K es un elemento sumamente móvil en las plantas transportandose a través del floema y xilema desde hojas viejas a las más jóvenes, esto produce que su deficiencia se manifieste primero en las hojas más viejas. La sintomatología por deficiencia de K no es tan evidente como en el caso de N y P. Las plantas con deficiencia de K pueden aparecer con aspecto deformado, los bordes de las hojas se tornan amarillos para luego secarse, presentar mayor susceptibilidad a las bajas temperaturas y al déficit hídrico. También la deficiencia se puede apreciar en las hojas viejas que se arrugan y se enrollan, a su ves las hojas jóvenes son débiles y pequeñas.

                                      

 Fertilizacion en bonsai    

 Planta Normal

   fertilizacion con potacio

 Deficiencia de K

La fertilización con estos 3 Macronutrientes es fundamental en el bonsái y no se puede dejar de aplicar. Al ser nutrientes tan importantes para todas las plantas, de jardín, cultivadas y por supuesto para un bonsái, generalmente todas las mezclas comerciales tiene estos tres elementos N,P,K y se etiquetan en ese orden por lo tanto cuando usted es vean un envase que diga 15, 12, 8%, significa que ese producto contiene 15% de N, 12% de P y 8% de K.

Es muy importante que los fertilizantes y abonos que utilicemos contengan como mínimo estos 3 nutrientes, mejor aun si contiene más nutrientes, ahora bien cuando aplicar mas de uno que de otro lo resolveremos a continuación. En el caso del N, como es un nutriente que estimula el crecimiento, los aplicaremos con más abundancia en bonsais jóvenes que queremos que tengan un crecimiento más vigoroso y no nos importa su floración, en este caso utilizaremos mezclas con contenido superior al 15% de N y lo aplicaremos en primavera y mediados de otoño. Siguiendo con el P, es estimulante de la floración y fructificación por lo que lo aplicaremos de manera más abundante en los bonsái que tengan floración abundante y se aplicará a comienzos de primavera, con un contenido de 12-15% de P, en otoño la aplicación de P debe ser menor de 6-8%. Finalmente en el caso del K, que también ayuda con la fructificación y desarrollo del fruto, es recomendable fertilizar con más abundancia en primavera con un 12-15% y en otoño bajar la dais a un 6-8%.

En el caso de utilizar productos orgánicos como abono, compost o sustratos de algas o cualquier otro producto que no tengan el porcentaje de los nutrientes en su etiqueta, es conveniente saber que los productos de origen animal como el guano, tienen un mayor contenido de N y poco de P y K, y generalmente los productos de origen vegetal como algas contienen mayores contenido de P y K, en comparación con los de origen animal. Pero siempre lo mejor es realizar mezclas de ambos productos para equilibrar los nutrientes.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.