Tips para lograr un Yamadori exitoso

Una de las forma que tenemos para obtener un bonsái  es a través de la extracción de un ejemplar desde la naturaleza, técnica que se conoce como Yamadori, esta es quizás la primera técnica utilizada en el bonsái, donde los más antiguos adeptos a este arte recolectaban sus ejemplares desde las montañas, creyendo quizás que tenían propiedades especiales, debido a la capacidad de sobrevivir en sectores tan extremos. En este artículo les daremos algunos tips para lograr recuperar un yamadori de manera exitosa.

No hay nada más agradable que pasar un día en la naturaleza rodeado de bellos paisajes, de aire fresco y buena compañía, si a esto le agregamos la posible extracción de un yamadori que a la larga, con los cuidados necesario, podría transformarse en un bello bonsái, hace de un paseo algo muy especial. Si bien la extracción de un arbolito de la naturaleza puede pensarse fácil es algo realmente complejo y son muchas las variables que pueden salir mal, por lo que a continuación hablaremos sobre algunas consideraciones que debes tener antes de realizar una extracción.

arbol 1

Especie para tu Yamadori

Como existe una infinidad de especies arbóreas, existe también una infinidad de respuestas a la extracción de una especie desde su hábitat natural, por lo que es muy importante, antes de realizar un extracción conocer bien la especie, ya que existen especies muy complejas de extraer, generalmente especies nativas, especies como el espino, Acacia caven, que mucho bonsaistas chilenos han intentado su extracción desde la naturaleza, esta especie es casi imposible debido a su raíz pivotante muy profunda que al ser cortada suele terminar la vida del espino. Así como tenemos especies complejas tenemos otras muy simple como el olivo, olea europea, es una de las más fáciles, tanto así que se puede extraer en cualquier fecha del año y con muy pocas raíces, lo que la hace una especie ideal para esta técnica, por eso vemos tantos ejemplo de olivos yamadori bonsais.

Yamadori bonsai

Antes de partir en el viaje es importante hacer una revisión bibliográfica de las especies que podríamos encontrar en nuestra expedición, de manera de conocer mejor la especie que queremos extraer y estar bien preparados, así disminuimos los riesgos de la recolección. Debemos averiguar en que fecha se puede trasplantar, si necesitamos dejarle un buen pan de raíces o poco, muy importante es saber si la especie puede desarrollarse en el lugar donde vivimos, si la altura sobre el nivel del mar es correcta, si la humedad atmosférica y otras variables. Una ves realizada esta revisión bibliográfica puedes emprender la aventura de una recolección exitosa.

Época del año para realizar el Yamadori

así como para el trasplante para la extracción es fundamental la época del año, la mayoría de las extracciones debe realizarse a finales de otoño hasta finales de invierno, la mayoría de las especies en esta época del año está totalmente en reposo, no existe circulación de sabia, lo que permite que realicemos trabajos drásticos (poda de ramas y raíces) disminuyendo al mínimo la probabilidad de que estos trabajos afecten seriamente al Yamadori bonsai. Como mencionamos anteriormente es fundamental saber y averiguar si estas  en una buena época para la extracción.

Herramientas para la extración del yamadori

No puedes pensar en una extracción de un árbol solo con tus manos, eso es imposible, siempre debes llevar un buen equipo de extracción, que principalmente consta de las siguientes herramientas:

Serrucho de poda: No es el serrucho convencional de un carpintero, es un serrucho de hoja más delgada y curva, con dientes que cortan en ambos sentidos (atrás y adelante) muy importante porque siempre habrá que cortar ramas de la parte aérea, para disminuir el follaje y además en caso de alguna raíz gruesa podrás cortarla con más facilidad con este tipo de serrucho.

serrucho

Pala: Fundamental para realizar el hoyo y despejar la zona para retirar el pan de raíces, hoy en día hay palas plegables muy buenas para llevarlas en este tipo de excursiones.

pala

Tijeras de podar: En ocasiones para despegar el follaje es necesario llevar estas tijeras, pueden ser las comunes de jardín, siempre deben estar muy afiladas.

Cuerdas: Están son increíblemente útiles y nunca las debemos olvidar, idealmente llevar más de una, bastan con que sean de unos 3 metros de largo, son muy útiles para jalar cuando necesitamos tirar el árbol para ir descubriendo sus raíces, siempre te sacan de algún apuro.

cuerdas

Paños y bolsas para proteger el bonsai

Una ves hemos extraído nuestro Yamadori debemos proteger el maltratado pan de raíces, como no llevaremos un macetero al cerro para plantarlo inmediatamente, seria algo muy impráctico, una opción es rociar con agua el pan de raíces (solo para humedecerlo) cubrirlo con paños húmedos y ponerlo dentro de una bolsa plástica o un saco, para poder trasladarlo desde su lugar de extracción hastanuestro hogar.

yamadori-4

Un ves que llevas a tu casa el yamadori

Ahora bien pensando que ya tenemos nuestro Yamadori y estamos de regreso en casa felices con nuestro logro, al otro día temprano en la mañana debemos trasplantar nuestro Yamadori, debemos usar una maceta de entrenamiento, esto quiere decir una maceta grande, para que el bonsái crezca y se recupere bien de esta traumática experiencia que es la recolección. Es importante que el sustrato tenga buena aireación para potenciar el crecimiento de las raíces debemos considerar una buena proporción de arena o maicillo. Es muy importante que antes de realizar otro trabajo sobre el árbol lo dejes recuperar todas sus fuerzas, no te apures ya que puedes cometer algún error fatal, es mejor esperar una o dos temporadas que perder el árbol para apurarse.

Esperamos que con este breve resumen de tips, la próxima ves que se animen a realizar una recolección vayan más preparados y tengan éxito.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.