Preparantivos para el otoño

Otoño es quizás una de las estaciones del año más bellas e intensa en colores, disfrutamos de los últimos días de calor veraniego, podemos ver un sin fin de colores y cambios en la naturaleza, claramente indicándonos que algo va a cambiar y los bonsaistas tenemos varios trabajos que hacer en esta estación, en este artículo hablaremos sobre ellos.

 

No se si es solo en mi caso o es una sensación general, pero siempre al enfrentar el otoño me invade una especial sensación de tranquilidad y de espera de un suceso que se acerca... ¡la naturaleza nos anuncia que ya llega el invierno! Vemos en las calles las hojas de tonos amarillo-rojizo arremolinándose en las alcantarillas y aceras, los preparativos para enfrentar el periodo de lluvias, a pesar que el calor del verano aun deja sentirse en ocasiones, las temperaturas bajan. La gente realiza diferentes trabajos en el otoño para enfrentar el invierno que se aproxima, bueno en bonsái debemos hacer lo mismo.

 

      El-Parque-Forestal-en-Otoo-Wikipedia-630x418        LG080227reslow

 

Quizás los más nuevos en el mundo del bonsái pensarán que en otoño debemos dejar tranquilos nuestros bonsáis, dejando que la naturaleza actué y los prepare para el próximo invierno. Pero no es así en otoño aun tenemos varias tareas que debemos realizar para que nuestro bonsái enfrente una buena primavera y broten con fuerza. Les detallaremos las principales labores que debemos realizar en otoño.

 

Fertilización: Es importante seguir fertilizando, a comienzos de otoño solo disminuimos levemente la cantidad de nutrientes ha aplicar, a mediados de otoño vamos a eliminar por completo el N (ya que la planta no la va a usar y solo lo perderemos), fertilizaremos principalmente con Fósforo. En aquellos árboles que no trasplantaremos esta temporada, podremos aplicar un fertilizante de fósforo de entrega lenta, para que al comenzar la primavera tenga buena cantidad de fósforo para usar.

 

Riego: A pesar de que en esta estación las temperaturas comienzan a bajar y se siente algo más de frío, las precipitaciones son escasas, es importante seguir atentos a los riegos de nuestros bonsái, ya que estos siguen requiriendo agua, si bien la frecuencia del riego disminuirá el riego no les puede fallar. Procurar mantenerlos siempre húmedos pero no en exceso, sobre todo a comienzos de otoño que aun vienen días de calor que pueden afectar tu bonsái si los descuidas.

 

Alambrado: Aunque no se note mucho a finales de verano y comienzos de otoño en algunas especies existe un aumento en los diámetros de las ramas, esto unidos a una descuido, generalmente en los novatos, genera un incrustamiento del alambre, por lo esto procura revisar bien si tienes alambres para evitar que estos se marquen. En caso de que la función de los alambres ya esté cumplida (modificar la posición de la rama), esta es una buena época para retirarlos, así permitirás que en primavera broten sin preocuparte de que el alambre se incruste. 

 

DSC 1306

 

En otoño también es una buena época para alambrar las coníferas: como cedros, falso ciprés y juníperos, entre otros, donde podrás darle forma con facilidad a las ramas.

 

DSC 0709Trasplantes: A pesar de lo que muchos leemos en revistas y libros donde nos explican que los trasplantes debemos realizarlos en primavera, en el otoño tardío es una buena época para realizar trasplantes en algunas especies como los pinos, a los cuales se les da mucho mejor el trasplante otoñal.

 

Como mencionamos al comienzo de este artículo el otoño es una época en que la gente prepara sus casas para la lluvia, bueno con nuestros bonsáis debemos realizar los mismos procedimientos ¡prepararnos para el invierno es fundamentas! es muy bueno revisar que el lugar donde están nuestros bonsái no sufrirá alguna caída de rama de algún árbol vecino, que no existan goteras que caerán sobre nuestros bonsáis (esto erosionará el sustrato de las macetas y eventualmente te quedas solo con las raíces y un bonsái muy maltrecho) y realizar arreglos de carpintería de último minuto para procurar pasar un invierno sin contratiempos.

 

Es importante que a mediados del otoño, cuando sientas que las temperaturas ya están bajando, protejas tus bonsái de origen tropical o especies que no resistan bien las heladas, en un lugar bajo techo o un alero de tu casa, así evitas que una helada temprana te sorprenda y afecte tus árboles.

 

También el otoño es una muy buena época para revisar las existencias de los artículos que necesitaremos para la primavera, especialmente las herramientas y macetas, es buena fecha para comenzar la búsqueda de macetas con tranquilidad y buscar la maceta adecuada, lo peor es comenzar en primavera, contra el tiempo y apurados, así generalmente las elecciones no son las adecuada.

 

acer palmatum

 

Bueno amigos como ven son muchos los trabajos que aun quedan por hacer, así que manos a la obra y ojalá este artículo les sirva para preparar un buen invierno sin contratiempos.

 

Por Francisco Fournies 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.