Alambrado en Bonsai

En este artículo hablaremos sobre una técnica del bonsái que es fundamental para lograr buenos ejemplares, hablamos de la técnica del alambrado. Esta técnica si es correctamente aplicada se pueden lograr grandes cosas, pero si no, puede arruinar totalmente el diseño del bonsái. Por lo que es importante interiorizarse bien sobre esta técnica antes de aplicarla.

La finalidad fundamental de la técnica del alambrado es modificar la posición de las ramas, inclinandolas, girandolas o moviendola en cualquier dirección. Esta técnica es la evolución de la antigua técnica de los pesos y tensores, que se usaba para lograr modificar la posición de las ramas, esta técnica consistía en amarrar pesos en las puntas de las ramas y con el paso del tiempo estas comenzaban a bajar y adquirir la inclinación deseada, los tensores se usaban igualmente para modificar la posición, los más puristas aun siguen ocupando estas técnicas con muy buenos resultados. Probablemente en un comienzo se utilizan cordeles o hilo como tensores, que luego fueron evolucionando al alambre que tiene mejores condiciones, es más durable y menos elástico, lo que finalmente llevó a que envolvieran con él las ramas obteniendo buenos resultados y creando la técnica que conocemos actualmente, hoy se utiliza especialmente el alambre de cobre, debido a sus propiedades, pero también es común utilizar alambre de aluminio. Para más información sobre las virtudes del cobre para su uso en bonsái puedes leer "¿Porqué se usa alambre de cobre en bonsái?".

 

    DSCN2347       DSCN2359

En las fotografías superiores se aprecia el cambio en un prebonsai que genera una seción de alambrado.

 

Selección del alambre y alambrado

 

Para comenzar a alambrar primero debes escoger el largo y el diámetro del alambre, ya que no cualquier diámetro te va a servir, si utilizas un diámetro muy pequeño la fuerza de la rama contrarrestará la fuerza del alambre y no podrás modificar la posición de esta, si es muy grande el diámetro se verá muy tosco y estarás perdiendo material, el diámetro ideal del alambre de cobre es de 1/3 del diámetro de la rama que vas a alambrar. Es muy importante calcular bien el largo del alambre, siempre es mejor que sobre alambre a que te falte, una buena medida es considerar que vas a necesitar 1,5 veces el largo de la rama en alambre.

 

Una vez tienes seleccionado tu alambre, debes comenzar con el alambrado de la rama, para esto primero te recomiendo que veas si puedes alambrar 2 ramas con un mismo trozo de alambre, de esta manera el alambrado es más fácil y simple de realizar (como se aprecia en la imagen inferior), Idealmente estas 2 ramas deben ser opuestas.

 

dibujo

 

Debes tener algunas precauciones para lograr un alambrado correcto, la primera es que los espirales que hace el alambre sobre la rama deben ser lo más equidistantes posible, la misma distancia entre ellos, no juntes mucho los espirales, ni los alejes mucho, para que no pierdan fuerza y el alambrado sea funcional. La inclinación de los espirales debe ser los más cercano a 45º grados posible o levemente más extendidos, así logras que el alambre ejerza toda su fuerza. Siempre que vas alambrar una rama sujeta con tu dedo pulgar la base de esta, para evitar que se desgarre, como lo muestra la imagen inferior.

 

DSC 1270

 

Tratar de hacer las espirales del alambre cercanos a la corteza dejando una separaciones muy pequeña 1 mm, nunca dejar los espirales muy separados de la corteza, ya que así no ejercerán la fuerza necesaria para modificar la posición de la rama y el alambrado no tendrá un buen resultado. Ahora bien si realizas los espirales muy apretados a la corteza solo producirás que el alambre se incruste con mayor rapidez, perjudicando tu bonsai. Por lo que siempre deja un espacio, similar al antes mencionado, para que la rama pueda crecer bien.

 

Qué se puede alambrar

images 1Se puede alambrar cualquier rama que lo permita, son muchas la variedades que permiten alambrar ramas relativamente gruesas, pero luego de un diámetro es casi imposible doblarlas, porque son muy duras o muy quebradizas. Por ejemplo los juníperos son árboles muy blandos y fáciles de alambrar, y podemos ver en revistas y talleres que es muy común doblar incluso ramas gruesas, otras especies como las Serissas tienen ramas muy quebradizas y cuesta mucho utilizar esta técnica para su diseño.

 

Es importante nunca alambrar ramas muy jóvenes y tiernas, las ramas verdes de la temporada, ya que el movimiento producido al doblarlas daña muy fácilmente los canales de sabia y pueden producir la muerte de la rama, por lo mismo el alambrado se realiza en ramas que ya hayan lignificado, pero que aun estén lo suficientemente dóciles para que se puedan doblar sin arriesgarnos a que se quiebren.

 

Cuando alambrar

 

DSC 1263La época de alambrado varia mucho dependiendo de la especie, así como también el tiempo que la rama permanece alambrada, en especies Perennes el alambrado se realiza preferentemente en otoño-invierno, periodo que están inactivas. En el caso de las especies caducas el alambrado debe realizarse a finales de primaveras e inicio de verano y en otoño. En ambos casos debemos estar siempre atentos a que el alambre no se incruste, como la rama sigue creciendo esta agranda su diámetro topandose con el alambre, con el tiempo esto produce la incrustación profunda del alambre que puede dejar feas marcas que cuestan años borrar. si tenemos la leve sospecha que el alambre esta incrustado lo mejor es cortarlo inmediatamente.

 

Luego del alambrado es conveniente que protejas tu bonsái del sol y de las bajas temperaturas. Esto debido a que el alambrado es una técnica que produce estrés leve en el bonsái (en casos de alambrados extremos el estrés es mayor) y es preferible cuidarlo un tiempo más a conciencia para que recupere fuerzas.

 

Una ves que ha pasado el tiempo y la rama ya cumplió su tiempo de alambrado, que en juníperos y especies de lento crecimiento bordea entre los 6 meses y 1 año, en el caso de los caducos el alambrado no debe superar los 4 meses. Luego de transcurrido este tiempo debes proceder a retirar el alambre, para ello no hay que complicarse la vida simplemente córtalo con un buen alicate, ya que si te pones a desenrollar el alambre, para no perder material, arriesgas romper una rama, que según yo es peor que perder un poco de material, así que ya sabes solo corta el alambre y ya esta!

 

    DSC 1258       DSC 1268

 

Como bien dice el dicho "la practica hace al maestro" con el alambrado es igual te recomiendo que antes de alambrar tu bonsái practiques con un trozo de madera alambrándolo y conociendo como se mueve y siente el alambre.

 

Por Francisco Fournies

 

 

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.