Instalar Riego automático para Bonsais

¿Estas pensando en salir de tu casa y te complica como vas a regar tu bonsái? En este artículo te explicaré que debes tomar en cuenta para instalar riego automático en tus bonsáis.

Tarde o temprano todos los aficionados al bonsái nos enfrentamos al dilema, tenemos que ausentarnos y surge la pregunta: qué hacer con el riego de nuestros árboles. Lo más adecuado y seguro sería tener a alguien que supiera hacerlo y se encargara de ello en nuestra ausencia, pero esto no siempre es posible.

Si la ausencia es de varios días tendremos que plantearnos instalar un sistema de riego automático que nos permita irnos relativamente tranquilos. Otra opción es usar los servicios de guardería de algún centro especializado cercano a nuestro domicilio, pero si tenemos muchos árboles y nos ausentamos muchos días puede salirse de nuestro presupuesto.


En mi caso siempre he dispuesto, hasta ahora, de alguien que se ocupa de regar, pero hace unas semanas nos ausentamos todos los de casa durante 3 días y me entró la duda de si tendría que instalar un sistema de riego para futuras ocasiones. Dos de mis amigos ya lo tienen puesto y decidí aprovecharme de su experiencia para saber cómo hacerlo correctamente.

Riego automatico bonsai

No hay necesidad de preocuparse en exceso, venden ya packs organizados para que no nos dejemos nada. Y si acudimos a un centro especializado en jardinería, seguro que estarán encantados de asesorarnos.

riego automatico

Para poder llevar a buen puerto nuestra instalación necesitaremos lo siguiente:

Programador

Los hay de diferentes precios y marcas, no hace falta comprar el más caro, los tenemos analógicos y digitales, los más baratos que nos permiten programar un solo riego diario, otros permiten programar varios riegos al día y los que nos permiten programar un riego diferente cada día. Además nos permiten diferenciar el riego de una zona u otra si tenemos dos circuitos instalados. Los hay que permiten programar nebulizaciones y la duración de las mismas, lo que nos puede venir muy bien si tenemos una zona con árboles recuperados, este tipo de programador es muy adecuado en zonas donde el calor es muy seco y los árboles necesitan algo de humedad ambiental de vez en cuando. Es conveniente cambiar las pilas cada vez que nos vayamos a ausentar, para evitar disgustos, aunque la mayoría avisan cuando les queda poca pila. Si lo tenemos conectado a la red eléctrica corremos el riesgo de que haya un corte de suministro y no nos funcione correctamente.

programador riego

Tubos de differentes tamaños

Tubo grueso que será la base de la instalación, el diámetro más habitual es de 16 mm. Si la distancia que tenemos que cubrir es superior a 10 metros, el agua llegará en menos cantidad a los del final, en ese caso nos interesará montar el tubo grueso formando un ciclo, o hacer dos circuitos.

Tubo fino, de 4 mm de diámetro que iremos colocando donde necesitemos el microdifusor, sí habéis leído bien, no he dicho gotero, instalaremos microdifusores, mis dos asesores han coincidido en que el riego es mejor de esta manera.

tubos

Microdifusores o goteros

Ambos han usado primero los goteros y luego los microdifusores, y sin dudarlo prefieren los segundos. Los goteros necesitan estar menos tiempo en funcionamiento, es más difícil controlar el agua que le llega al bonsái, y en ocasiones si están mucho tiempo puestos, hacen un hoyo en el sustrato por efecto de la gota, además el riego no es uniforme, riega más él que está más cercano al grifo, por lo que corremos el riesgo de que algún bonsái no reciba la cantidad de agua que hemos previsto.

Microdifusores o goteros

Sin embargo, con los microdifusores a pesar de necesitar estar funcionando más tiempo es más fácil controlar el caudal de agua que recibe cada maceta, por otra parte, necesitaremos girar de vez en cuando las macetas, y evitaremos que coincida el microdifusor justo encima de una bola de abono o ésta se descompondrá demasiado rápidamente.

foto 7

Para sujetar los microdifusores ninguno de los dos usa los soportes que venden para ello, les resulta más cómodo dirigirlos con alambres, como podéis apreciar en las fotos. Además, los soportes que venden para ello, hay que clavarlos en el sustrato y al mover los difusores de sitio corremos el riesgo de dañar las raíces.

foto 8

En algunas macetas con uno será suficiente pero en otras tendremos que poner dos o tres. En cuanto a los microdifusores los hay de muchos tipos, con diferentes orientaciones, con más de una salida, aunque ambos coinciden en que con los sencillos es suficiente.

Conexiones

La más importante es la conexión grifo-tubo de 16 mm. Para el resto de conexiones y según nuestras necesidades tendremos que usar uniones simples, en forma de T o de codo, las hay de todos los tipos, seguro que encontramos las que nos conviene a cada uno en nuestro caso particular, por lo que me cuentan con las simples es más que suficiente.

foto 9

Para hacer la conexión entre el tubo grueso y el delgado se puede usar un punzón o un sacabocados. Si queremos más seguridad, en el mercado podemos encontrar unas conexiones con abrazadera lo que nos aporta una seguridad adicional. Es muy importante comprobarlas varias veces para evitar fugas indeseadas. No debemos olvidar el tapón para cerrar el final del tubo grueso.

conexion riego automatico

Otros accesorios

Podemos añadir un regulador de presión, un exceso de presión puede hacer saltar los difusores y que dejen de funcionar, también puede ser útil un detector de lluvia, para que el programador no salte si ha llovido y no hace falta regar, algunos programadores ya traen este detector incorporado. Si el agua de nuestra zona trae muchas impurezas puede ser conveniente instalar un filtro para que no pasen al sistema de riego y no se produzcan atascos.

foto 11

Es conveniente que antes de ausentarnos probemos varias veces que funciona, haremos diferentes pruebas, comprobaremos si hemos distribuido bien los microdifusores, si cada maceta recibe el agua adecuada, estudiaremos a qué hora nos conviene programarlo y durante cuánto tiempo, si una o dos veces al día, como siempre todo depende de nuestra orientación.

Si queremos estar seguros de que funciona en nuestra ausencia y que todo está bien, podemos instalar una cámara que nos permita controlar desde el móvil como está todo, si ha funcionado a la hora programada, si ha parado y que todo está en orden.

foto 12

Un consejo

Volver a comprobarlo el día antes de salir, no sea que la vuelta os depare una desagradable sorpresa, vigilad sobre todo que el tubo grueso no haya sufrido ningún doblez inesperado o todo se irá al traste. No conozco a nadie que a pesar de tener riego automático se vaya totalmente tranquilo, a algunos un fallo en el sistema les ha costado perder varios de sus árboles.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.