Una experiencia de Acodo Aéreo

Como todos sabemos el espíritu de Ruta Bonsai (RB) es difundir el cultivo del milenario arte, compartir experiencias y hacer nuevos amigos basándose en las afinidades entre los entusiastas, me tomo la libertad para contarles mi testimonio en una de varias de las técnicas de reproducción existentes; "El acodo aéreo".

 

Todo esto se suma a que las condiciones climáticas del hemisferio sur lo permiten por estos días, ya que esta técnica se practica en primavera, desde sus inicios, cuando las bajas temperaturas invernales comienzan a pasar al olvido, hasta antes que los inclaudicables calores estivales azoten nuestros ejemplares, es decir, mediados de la primavera, son los tiempos ideales para practicar esta técnica.

 

Para comenzar les cuento que esta versión del acodo aéreo es muy simple, y su grado de complejidad no es alto, puede parecer no ortodoxo para algunos, pero si sigues los pasos que te comentaré, la "operación acodo" será un éxito. Como siempre les recuerdo a quienes enseño esta y cualquier otra técnica de Bonsai es, ten MUCHA PACIENCIA y se DEDICADO, realiza las labores con amor.

 

Bueno, para dar inicio a esto, partamos por lo básico.

 

¿Qué materiales debo tener para comenzar?

 

Los materiales son bastante domésticos por decirlo de alguna manera, y pueden ser encontrados en cualquier cadena de supermercados, ferreterías multipropósito tipo "Home Depot", ¿por qué en estos tipos de comercio?, ya que son diversos y de distinta línea, ya lo verás.

.-Un rollo de película plástica con los que envuelven los alimentos en el supermercado.

.-Un rollo de papel de aluminio, de la marca que quieras. (Creo que ya sabes a los que me refiero ¿cierto?)

.-Cinta aislante, de esta para aislar conexiones eléctricas.

.-Bermiculita.

.-Turba.

.-Mantillo (tierra de hojas).

.-Un cuchillo limpio y bien afilado.

.-Enraizante hormonal.

.-Un Pincel.

.-Agua y un recipiente.

.-Una jeringa grande, la más grande que encuentres.

.-Marcador.

.-Sierra.

 

Comenzamos.

 

Ubica en tu árbol las partes que quieres reproducir, es recomendable buscar las que tengan la corteza con varios años y con un carácter envejecido, del grosor que más te guste, curvas y/o movimientos interesantes para un posterior trabajo en el ejemplar.

 1 pelara_la_corteza_de_esta_forma

Una vez localizados, márcalos para luego pasar el siguiente paso.

 

Con tu cuchillo bien afilado y limpio, haz un corte en una sola pasada alrededor del tronco, asegurándote que la profundidad de este sea hasta el tronco, luego uno de las mismas características 2 o 3 cm más abajo, teniendo en cuenta que el corte superior será el de la base de tu nuevo arbolito.


 

Luego con un corte une el corte del anillo superior con el inferior, y remueve la corteza que queda entre estas. Limpia con el cuchillo los restos de corteza sobre la madera.

2 aplicar_enraizante_hormonal_diluido_en_poca_aguaconsistencia_viscosa


En la fuente haz una mezcla viscosa de agua y hormona enraizante, la que aplicarás con el pincel en la parte superior del corte. No olvides ser generoso en el uso de la pasta, paralelamente mezcla la Turba, bermicuita y el mantillo. 

 

 

Cortaremos una tira de papel plástico 4 veces más larga que la longitud de nuestro corte, y con la cinta adhesiva la adherimos a la parte baja de la zona descubierta, y ahí aplicamos la mezcla de tierra, cerramos en el extremo opuesto y aseguramos con un par de vueltas más en la zona donde se concentra la tierra para que quede en contacto con toda la superficie del tronco.

 

Y cubrimos con el papel de aluminio, para evitar deshidratación. Y con la jeringa inyectamos el agua.

 

IMPORTANTE es no descuidar NUNCA el riego. Es lo que nos garantiza que nuestros acodos lleguen a buen término.

 

Acá un ejemplo de más ramas acodadas.

 

Cuando esté listo este procedimiento, el siguiente paso se limita solamente al riego, inyectándolo con nuestra jeringa, que se convertirá en nuestra mejor compañera de riego durante los próximos meses.  

 3        4

Como mencioné anteriormente, PACIENCIA, ya que desde acá tenemos unos largos 7 meses para esperar nuestros acodos terminados, esto es a mediados del otoño.

 

¿Cuándo separar los nuevos arbolitos?

 

Una vez que aprecies en el plástico raíces, pero no cualquier raíz, estas deben ser raíces maduras.

 

¿Cómo veo cuáles son las maduras?

 
Son las raíces más oscuras, las raíces jóvenes son claras y quebradizas.


Ejemplo de raíces jóvenes y maduras. 

 

                                      6                   7

Cuando veas esto, estarás en el momento para separar a tus nuevos arbolitos de su planta madre. Esta operación es un tanto complicada, ya que no puedes pasar a llevar las raíces de tus nuevos ejemplares, de lo contrario, todo el trabajo se irá al tarro de la basura. Pídele ayuda a un amigo para esto, alguien te debe sujetar el "árbol madre" para facilitar el corte.

 

De inmediato lava la tierra que quedó y plántalos en su nuevo tiesto de entrenamiento, defolia el exceso de hojas, (si es que no las ha perdido todas), procurando que haya más raíces que zona foliar.

 

En este caso, también eliminé las ramas demasiado largas y las muy gruesas sin congruencia con algún tipo de diseño futuro.

 

Acá muestras de mis nuevos "acoditos" recién separados.

 

Foto0496

 

Más abajo, los ejemplares a la siguiente primavera de realizado el acodado. (nov. 2012)

             2012-11-10 17.45.05        2012-11-10 17.45.20

 

Una de las recomendaciones que siempre hago para quienes llevan a cabo esta técnica es que deben efectuar este procedimiento en varias partes del árbol, ya que no todas áreas intervenidas tienen resultados exitosos, en este caso el porcentaje de éxito fue de un 40%, es decir de 10, salieron 4, y durante el invierno entre gatos y temblores, se perdieron 2 más, ahora de estos nuevos integrantes viven 2 que gozan de una gran salud y frondosidad, esperando para ser intervenidos y comenzar su desarrollo como Bonsai.

 

Es recomendable no alambrar durante su primera temporada de crecimiento ya que esto le causará mucho estrés y puedes estropear tu trabajo del año anterior, sólo abonar prolijamente para que nuestro nuevo ejemplar tome mucha fuerza, ya en el año siguiente puedes comenzar con las labores de entrenamiento para Bonsai.

 

Y claro ahora te preguntas, ¿¿¿2 años?????

 

Si 2 años, y visto desde el punto de vista que en dos años tendrás un excelente material para trabajar, del diámetro del tronco que tú elegiste y con las características que tu deseaste, no considero que sea un tiempo tan grande.

Espero te haya gustado esta experiencia y puedas poner en práctica estos consejos, como lo viste es muy fácil y entretenido.

Si lo realizas cuéntanos como te va con la ejecución de las técnicas de reproducción

Postea tus comentarios al respecto.

Saludos y nos vemos en un futuro artículo de Ruta Bonsai.

 

Por Juan Francisco Navarrete (jota efe)

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.