Estilos que marcan la diferencia

En esta oportunidad hablaremos sobre tres estilos de bonsái que se destacan debido a su gran belleza y complejidad de las técnicas que se requieren para lograrlos. Hablamos del estilo sobre roca, los bosques y el estilo balsa, para lograr estos tres estilos se requiere mucha técnica, paciencia y tiempo, pero los resultados son realmente asombrosos.

1

Cuando me propuse escribir un artículo sobre estilos de bonsái que se distingan del resto comencé preguntandome que estilos me ha costado más ver en exposiciones y también cuales me han llamado más la atención como espectador, tanto a mi como a los visitantes de las muestras, me di cuenta que siempre existían 3 estilos que atraen mucho las miradas de los asistentes, Los bosques, Estilo Balsa y Plantado sobre roca. Además de ser estilos muy bonitos son muy complejos de lograr, obtener buenos bonsais con ellos es un gran desafío, pero esto en este artículo hablaremos de algunos detalles que destacan a estos estilos sobre el resto y como podemos nosotros lograrlos, si bien no nos dedicaremos a explicar en detalle cada estilo, ya que para ello cada uno requeriría al menos un artículo completo, hablaremos de la generalidad para ayudarlos a conocer mejor estos estilos.

Los Bosques o Yose ue

Estos bonsái son perfectos reflejos de nuestros bosques ideales, cuando nos paramos frente aun bonsái de este estilo, no podemos dejar de pensar en pasear por entremedio de los troncos y escuchar los pájaros cantar, es por esta características que los bosques siempre generan un aprecio especial en las exposiciones. Es un estilo complejo de cultivar, no así de crear en un comienzo (es según mi parecer el más fácil de realizar de estos tres estilos), pero lograr un bosque armónico y bien trabajado requiere tiempo y destreza, a continuación hablaremos de las características básicas de todo buen bosque de bonsái.

bosque 1

El bosque no consiste en un montón de árboles puestos al azar sin orden alguno, a pesar de lo que podemos pensar, la gracias de este estilo está en darle un orden, pero que no sea detectado a simple vista. Lo primero que debes considerar es siempre realizar bosques con un número impar de árboles, así la mente no los agrupa en sub grupos al mirar el bosque. También es importante que definas si tu árbol principal, el mas alto y grueso, va a estar al frente o atrás, así podrás ir construyendo tu bosque a partir de este árbol.

Algo fundamental de los bosques son sus masas de follajes, al crearlas debes tratar de que estas se logren apreciar individualmente, pero que a su vez logren representar un bosque, debes realizar cada masa de follaje fijandote en la que esta a su costado y como se aprecia respecto al conjunto. La gracia del bosque es que sea eso un conjunto de arboles, no es bonito tener solo varios bonsais agrupados, lo que seria si no ubicas las masas de follaje en relación a todo el bosque (una gran diferencia con respecto al resto de los estilos que los trabajas obviamente de manera individual). No debes nunca poner un tronco frente al otro, siempre el espectador debe poder ver todos los árboles desde el frente, así ver el bosque en todo su esplendor.

Plantado sobre roca o ishitsuki

Este estilo llama mucho la atención en cualquier evento, las raíces de los bonsais que bajan sobre la roca hasta llegar al sustrato gatillan la imaginación de muchos espectadores, recordando imágenes de los templos perdidos en la selva, donde los árboles han vuelto a reclamar sus territorios del abandono humano, logrando aferrarse a las viejas paredes con brutal firmeza (como vemos en las fotografías inferiores), también simulan sectores donde las inundaciones han barrido con el suelo y la única manera de sobrevivir es aferrandose a una gran roca. Este estilo es muy complejo de desarrollar, el tiempo transcurrido desde que pensamos en realizarlo hasta llevar a cabo uno es bastante, nunca menos de 5-7 años, más que cual otro bonsái, ya que debemos comenzar con un ejemplar joven si o si, al cual podamos ir guiando las raíces por el contorno de la roca, proceso que es muy lento.

 templo 1 Templo2

El proceso comienza idealmente con un árbol pequeño, ya sea un esqueje de unos 2 años, se debe plantar en un macetero profundo, de manera que sus raíces se alarguen, luego de una temporada o dos se puede comenzar a guiar la raíces sobre la roca, pero durante harto tiempo tanto la roca como las raíces deben estar bajo el sustrato, hasta que estas abarquen toda la roca. El proceso en más detalle fue explicado en un artículo anterior llamado "Plantado sobre roca" les recomiendo que lo lean para que sepan como realizar este estilo.

roca 1

Así como debes ir guiando las raíces por la roca y asegurandote de que se vea natural debes ir trabajando la parte aérea, aun que te recomiendo que los primeros años dejes crecer el árbol con total libertad así crece más rápido y la raíces lograran rodear la roca en menor tiempo. Una vez tenga un buen desarrollo de raíces podrás trabajar la parte aérea, ya que los trabajos en el follaje restringen el crecimiento, debes tener claro y siempre considerar la piedra como extensión del tronco, ya que mientras el bonsái viva, la roca y el árbol serán un solo objeto, por lo que debes procurar ser lo más armonioso posible para que la interacción entre la roca y el árbol no se vea artificial, es por ello que este estilo es bastante complejo de realizar, pero con paciencia se logran bellos resultados.

Estilo balsa o Netsuranari

A simple vista puede parecer un bosque, pero si uno mira mas afondo logra apreciar el verdadero arte que implica este estilo, lograr que un solo árbol se aprecie como un bosque. Este estilo busca imitar a los arboles que se reproducen por sus raíces o arboles que han caído y sus ramas forman nuevos ejemplares, formando pequeños bosques, pero que permanecen unidos como un solo árbol por sus raíces. Es, a mi parecer, el estilo más complejo a realizar en bonsái, debido a que para lograrlo se necesitan muchos conocimientos de horticultura, en otras palabras debemos estudiar bien este estilo antes de llevarlo a cabo.

Balsa1

Todo comienza al cortar toda una sección lateral del tronco, luego quitar la corteza del tronco y lograr que la parte inferior, que une las antiguas ramas que se transformarán en los arboles, logre emitir nuevas raíces (por este procedimiento es por lo que se debe conocer mucho de horticultura). Luego de que uno logra que las raíces alimenten bien las nuevos árboles estos se trabajan como si fueran un pequeño bosque algo fundamental es nunca tapar la raíz central, ya que esta es la principal cualidad de este estilo y que marca la diferencia con cualquier otro.

balsa 2

A diferencia de los anteriores no todas la especies pueden ser cultivadas en este estilo, ya que se necesita que la raíz principal una varios árboles, como si fuera un bosque, pero no todas las especies se adecuan dentro de las más comunes podemos encontrar Olmos europeos, Ficus, granados entre otros.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.