Marco teórico de la técnica de Injerto

El injerto es una técnica que requiere ciertos conocimientos sobre fisiología vegetal, no es una técnica fácil de llevar a cabo, pero es una gran técnica para mejorar algunos de nuestros bonsái, que a pesar de nuestros esfuerzos no logramos que alcancen la estructura que buscamos, debido a la falta de una rama en el lugar que deseamos, el injerto puede ser la solución. En este artículo hablaremos de la técnica del injerto, cuales son las técnicas de injerto más comunes, como y cuando debes realizarlo.

El injerto es una técnica muy utilizada en la agronomía a nivel mundial, la gran mayoría de los frutales cultivados alrededor del mundo son injertados de manera de potenciar algunas características especiales de una variedad sobre otra. Básicamente el injerto consiste en unir una parte de una planta sobre otra, las partes injertadas pueden ser estacas o yemas, creando una unión entre ambas partes, obteniendose como resultado un árbol compuesto por dos variedades (raíces una, follaje otra) o simplemente como es en el caso del bonsái, aportar con una nueva rama de la misma especie u otra de distintas especie, para corregir un defecto o dar un toque distintivo, como seria injertar en una Azalea, una estaca de una Azalea de distinto color de flor, creando un bonsái que florece con dos colores distintos.

Esta unión, de dos partes de distintas especies de una planta, se produce cuando al introducir el injerto a la planta portainjerto o patrón, esta reacciona como la haría con cualquier herida, produciendo un tejido cicatrizal o callo. Esté callo llena el espacio vacío entre ambos produciendose la unión.

Este callo esta constituido por células parenquematicas grandes de paredes delgadas, muy vacuolizadas y poco diferenciadas. Estas células se generan, principalmente, a partir de la multiplicación de las células adyacentes a la zona cambial de cada componente del injerto, estas celulas se entrelazan y forman un callo en común. Luego las células más cercanas al cámbium del patrón y al del injerto comienzan un proceso de diferenciación en células meristemáticas, construyendo nuevo tejido cambial que conecta a ambos y produciendo los tejidos de conducción, floema hacia afuera y xilema hacia adentro. Esto genera que el injerto pueda alimentarse de los nutrientes de la planta huésped y que ambos puedan vivir en armonía.

Existen tres métodos para hacer un injerto, varían principalmente en la estructura que es injertada. A continuación explicaremos los tres métodos:

Injerto por yemas:

Este injerto es bastante simple y se deben cumplir dos condiciones para que el injerto sea efectivo y se pueda realizar. El primero es que la corteza del patrón (planta a la cual se le injertará la yema) se pueda despegar fácilmente del tronco, de manera de injertar con facilidad la yema. La segunda condición es que la yema a injertar este totalmente desarrollada.

Este tipo de injerto se puede realizar en dos épocas durante el año, las cuales son:

  • Injerto de otoño o "yema dormida": El injerto se realiza a finales de verano o principios de otoño; la yema injertada se unirá al patrón pero no brotará si no al llegar la primavera siguiente.
  • Injerto de otoño o "yema despierta": Se realiza a finales de invierno y principios de primavera. Esta yema brotará inmediatamente.

Para realizar este tipo de injerto existen cuatro métodos, que describiremos brevemente a continuación:

Injerto en T:

Como se aprecia en la ilustración inferior, se realiza un corte en forma de T en el patrón y allí se injerta un trozo de corteza que contenga la yema del injerto, luego se ata firmemente, sin tapar la yema ni estrangular el patrón. Tanto el corte en forma de T como el trozo de corteza deben ser lo más similar en tamaño posible, para aumentar la probabilidad de que el injerto funcione.

T

Injerto de Parche:

Se remueve del patrón un trozo de corteza de forma cuadrada o rectangular, el que se remplaza por un parche de igual tamaño que contenga una yema. Este injerto se realiza en especies con corteza gruesa como Nogales o árboles de origen tropical.

AnilloParche

Injerto de Anillo:

Consiste en cortar una anillo de corteza del patrón y reemplazarlo con un anillo de corteza que contenga una yema. El inconveniente de esta técnica es que si el injerto no pega el patrón muere, debido a que se interrumpió la conexión floemática, para evitar esto hay que dejar ramas del patrón por debajo del anillo. Este método es poco utilizado en bonsái, porque se utiliza generalmente para remplazar totalmente la parte aérea del patrón, algo poco común en bonsái.

Parche

Injerto por estaca:

Esta técnica es la más común y la más simple de aprender, ideal para aquellos que recién están tratando de aventurarse a realizar técnicas más complejas. Consiste básicamente en injertar una estaca del patrón la cual puede contener uno o más yemas. En este tipo de injerto es imprescindible el contacto de la zonas cambiales del patrón e injerto, a fin de conseguir una buena unión.

Este tipo de injerto se realiza comúnmente a fines de invierno o comienzos de primavera, antes de que comience la actividad intensa del cambium del patrón. Para realizar este tipo de injerto existen principalmente dos técnicas, que las explicaremos a continuación:

Injerto de hendidura: Se secciona la copa o rama del patrón a la altura que se quiere realizar el injerto, luego seccionas la rama, realizando una hendidura. Cortas 2 púas a las cual se les realizan un corte en bisel de manera que formen una cuña, de manera de dejar una sección de las púas con corteza. Luego esas púas se acomodan dentro y al borde de la hendidura con la zona de la corteza al exterior, finalmente se cubre la zona a injertada con cera de injertar o en el caso del bonsái con pasta selladora.

Hendidura

Injerto de corona: Se secciona la copa o rama del patrón a la altura que se quiere realizar el injerto. Luego se realizan cortes longitudinales en la corteza, el número de cortes dependerá de la cantidad de estacas que quieres injertar, es importante que la distancia entre los cortes sea pareja. En la estaca que vas a injertar se realiza una entalladura transversal, opuesta a una yema y 0,5 cm por debajo de ella, luego se corta en bisel hasta el final, del lado opuesto se puede hacer un bisel más pequeño. Finalmente se cubre la zona con cera o pasta sellante.

corona

Injerto por aproximación:

Es el tipo de injerto más utilizado por los bonsaista, es generalmente usado para injertar especies difíciles, se realiza preferentemente en la época de mayor actividad, aunque se puede hacer en cualquier época del año. Este injerto consiste básicamente en eliminar la corteza de dos ramas a injertar y juntarlas en ese sector sin corteza, produciendose con el tiempo la unión, como se aprecia en la imagen inferior.

Aproximacion1

En bonsái la técnica de injerto por aproximación más utilizada, y la más práctica para lograr ubicar nuevas ramas en sectores donde no las hay, es la de realizar un agujero a través del tronco. Esta técnica, a pesar de lo que parezca, es bastante sencilla, primero se deja crecer un rama, la cual se va a injertar, luego se realiza un agujero en el tronco con el mismo diámetro de la rama. Se elimina la corteza de la rama que se desea injertar, en la zona que estará en el interior del tronco, donde se injertará. Finalmente se introduce la rama en el agujero, se sellan los extremos con pasta selladora y se espera que al pasar el tiempo la rama se una bien a la corteza y se corta el extremo que aun esta unido al árbol, como se aprecia en la imagen inferior.

aproximacion2

Hay que tener claro que muy seguramente los primeros injertos que realices fallen, ya que la probabilidad de que los primeros injertos funcionen es baja, ya que a medida que vas mejorando tus conocimientos al respecto y practicando, mejoras la técnica para hacer los injertos.

Esta técnica, como cualquier otra, tiene sus limitaciones no puedes injertar plantas que tengan poco parentesco entre si, esto quiere decir que no puedes injertar una Azalea con un Junípero, esto claramente no va a funcionar. Por lo que si quieres injertar dos especies de árbol estas deben ser muy cercanas como por ejemplo dos especies de la familia Prunus, así te aseguras que el injerto funcione. Cabe destacar que esta técnica también se puede utilizar para injertar raíces en lugares donde nos faltan, para mejorar el nebari de nuestros bonsái.

Espero que este artículo les sirva para entender un poco más sobre esta técnica y se animen a realizarla, como veras hay varias formas de hacerlo, tu puedes escoger la que más te convenga y la que te sirva para cumplir con tu objetivo planteado.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.