¿A quién regalar un Bonsai?

El bonsái es sin duda alguna una hermosa pieza de arte que muchas personas estarían feliz de tener en su hogar, por lo anterior muchos de los aficionados nos enfrentamos regularmente a constante peticiones de amigos y familiares de regalarles un bonsái, pero no todos están capacitados para recibir uno.


Quizás muchos de los aficionados que lean este articulo, o más bien reflexión, se sentirán muy identificados con el tema que acá trato, regalar un bonsái, en mis años como bonsaista han sido innumerables las personas que me han pedido que les regale un bonsái, desde familiares hasta amigos, sin duda alguna si fuese por nosotros regalaríamos bonsái todos los días, pero lamentablemente eso está muy lejos de la realidad.


En mis comienzos cada vez que podía satisfacía las "necesidades" de bonsái, regalando a mi familia o amigos más cercano, lamentablemente salvo en contadas ocasiones el bonsái no sobrevivió más de 1 año, aunque para ser sinceros existen algunos que aún permanecen en las manos de sus dueños que los han cuidado muy bien. No falto el minuto en que me pregunte ¿por qué tan pocos logran entender el cuidado de un bonsái? Desde ese minuto deje, a pesar mío y de mis amigos, de regalar bonsáis sin antes que los candidatos pasaran varias pruebas, de las cuales ellos no se enteraban, para ver si en realidad entendían qué significaba el cuidado, como ejemplo regalaba una planta pequeña con una macetero pequeño (con la idea de que igual requieran algo de cuidados, como un riego más constante) y ver si la lograban cuidarla y si podían hacer eso ya podían estar en mi lista de próximos regalados, otra cosa que hice fue visitar las casas de los candidatos para ver si tenían más flores o plantas.

 


Desde estas "pruebas" fui descubriendo a quien podía regalar un bonsái y saber que viviría por largo tiempo en sus manos y que si se moría era por algo meramente circunstancial y no por falta de cuidado y como recita el titulo de este artículo, están son las características de las personas que, según yo, podríamos regalarle un bonsái.


- Los Amantes de las plantas: Este podría considerarse bastante obvio la persona que les gustan las plantas por lo general no tienen problemas en mantener un bonsái, a estas personas les puedes regalar bonsái sin mayor problema.

 

PLANTAS-PARA-BALCON-O-TERRAZA-2


- Con voluntad de aprender: Cuando alguien te pide que le regales un bonsái y ves que están comenzando a entrar al mundo de las plantas y tiene su primeras plantas en la casa, estas personas son buenas candidatas porque al estar empezando primero no tiene mañas y segundo están dispuestas a seguir al pie de la letra las indicaciones para sus cuidados, además de que generalmente al pasar cualquier cosa rara te llaman sin dudarlo y enseguida.


- Una segunda o tercera oportunidad: En esta categoría están las personas que se han comprado uno o más bonsái pero se les han muerto, es muy probable que sus muertes sean porque nunca tuvieron los conocimientos para cuidarlos, pero si tú les ayudas al comienzo te aseguro que sabrán cuidar de tu bonsái. Son generalmente gente perseverante y que no se desaniman fácilmente y lo más valioso son personas que han aprendido de sus errores.


Si bien son solo algunas características en las cuales yo me fijo, quizás con el tiempo tú encuentres otras, pero además hay otras características negativas que si una personas las tiene significa que muy probablemente el bonsái no dure mucho.


-Los amantes del adorno: hay gente que le encantan mucho el bonsái pero como un adorno, algo que ponen en la casa, se los muestran a los amigos y luego se olvidan, por lo general estas personas dejan el bonsái donde "mejor se ve" no donde este pueda vivir mejor, estas personas no son candidatas y el bonsái probablemente dure muy poco.

 

la foto


-El capricho: Mucha personas ven y quieren algo, si les das un bonsái porque te lo han pedido es muy probable que no se den el tiempo de entender sus cuidados y al ver que no es solo dejarlo en un lugar, su amor por el árbol desaparezca y este termine muriendo.


Espero que con esta reflexión les ayude un poco a enfrentar "el regalar" un bonsái y cuando lo hagan estén más seguro que este sobrevivirá más tiempo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.