La Corteza de un Bonsai

El bonsái busca reflejar a los árboles más antiguos que vemos en la naturaleza, busca inspiración en aquellos árboles que llevan cientos de años protegiéndose y sobreviviendo a las inclemencias del clima y una de las características que ayudan a aportar la sensación de vejes y robustez a un bonsái es la corteza del tronco, un elemento muy valioso. En este artículo hablaremos de la corteza.


Una de las características que buscamos mucho los aficionados es un bonsái con bonita corteza, un elemento que valoramos mucho por que es un indicador de la vejes del ejemplar, si bien hay especies que su corteza crece muy rápidamente como el romero, en la mayoría deben pasar varios años para que comience a formarse y esto le da un valor incalculable al bonsái. Así mismo en el caso de un Yamadori su corteza también nos indicara si el Yamadori es viejo o no, un buen Yamadori debe tener una bonita corteza.


La corteza de un árbol consiste en células de la epidermis que han muerto, han dejado de cumplir su función y al desarrollarse nuevas células del epidermis que reemplazan a las que murieron, las células que van quedando hacia el exterior mueren y forman la corteza, esta corteza sirve de protección, es una barrera para el ingreso de patógenos y le permite soportar inclemencias climáticas, en muchos casos es una muy buena protección para los árboles en caso de incendio.

 

Botanic Serrat Eucalipto ritidoma5


La forma de la corteza varia mucho de una especie a otra en algunos casos está compuesta por pequeños cuadraditos, en algunos casos pequeñas escamas, en otras como los eucaliptos en largas tiras fotografía superior, en algunos árboles es gruesa, como en pinos, y en otros como las hayas es bastante delgada. En algunos casos lo corteza se cae y vuelve a formarse en un ciclo continuo. Incluso en la misma especie como el Olivo podemos ver distintas formaciones de corteza dependiendo de las condiciones climáticas donde se haya desarrollado.

 

DSCN0072

Corteza de un Olivo silvestre


Desde luego la mejor manera de obtener una buena corteza es a través del tiempo, como mencionamos antes la corteza es resultado de la muerte y nacimiento de células de la epidermis, un proceso que es causa del tiempo, aun que se ha visto que en zonas climáticas muy adversas (frio, nieve y veranos calurosos) la corteza tiende a desarrollarse de manera anticipada y generalmente mas gruesa (mas bonita para los ojos de un bonsaista), pero para los aficionados mas impacientes hay algunas técnicas que ayudan a apurar la creación de corteza, pero los resultados que se obtienen de ellas nunca se asemejaran a las obtenida por la naturaleza. Acá les dejamos algunas.

 

Algunas técnicas para apurar la formación de corteza.

 

Cepillar: Estas técnica consiste en raspar la corteza del bonsái con un cepillo de cedras de metal finas, raspando la corteza luego de un tiempo se logra generar una corteza insipiente. Se utiliza generalmente en especies de corteza gruesa, olivos, pinos, juníperos, y también se puede usar en los Acer para que pasen del color verde al blanco grisáceo de la corteza madura. No se debe utilizar en especies de corteza liza, fina y delicada como las hayas.

 

Cortes: Esta es la técnica mas invasiva y consiste en hacer cortes selectivos alrededor de todo el árbol, cortes de poca profundidad, luego se cubre el tronco con musgo y se cubre con plástico para mantener la humedad. Los cortes provocan una reacción generando nueva corteza, pero a su vez producen abultamientos antiestéticos y poco naturales, en algunos casos debido a la humedad se puede formar raíces, las cuales debemos cortar. Una variante de esta técnica es que en vez de cortar solamente lijamos en sentido vertical, y luego tapamos con musgo esfagno y mantenemos húmedo, el resultado es similar que con los cortes.

 

Alambrado: Esta técnica se utiliza generalmente en pinos y juníperos, donde se deja que el alambre se incruste o en algunos casos se absorba por completo por el árbol, el resultado de esto es que se genera nueva corteza, donde el alambre esta en contacto con el tronco, si el tronco absorbe el alambre crea abultamientos cilíndricos muy poco estéticos, pero con el pasar de los años estos abultamientos se disimulan y la corteza se equilibra.


Estas técnicas de formación de la corteza no es inmediata y se deberá esperar unos años para ver los resultados, y en algunos casos la técnica deberá repetirse, por lo anterior es importante meditar si necesitamos hacer estas técnicas a veces debemos darnos el tiempo para que sea la misma naturaleza la que forme la corteza, ya que ninguna de las técnicas mencionadas tendrán un resultado como el natural y también requieren tiempo. Pero la decisión de usarlas esta en tus manos y en este articulo te mostramos ligeramente las técnicas para que las conozcas.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.