Transformando Gigantes: Segunda parte

Esta es la segunda parte del reportaje "Transformando Gigantes", en esta ocasión abordamos los trasplantes y el refinado de los tallados de estos 4 Olivos, todo de la mano de Andrés Bicocca. No te pierdas la segunda parte y final de este entretenido trabajo.


Si no has leído la primera parte de "Transformando Gigantes" y estás leyendo este artículo te recomendamos que te tomes el tiempo de leer "Transformando Gigantes: primera parte", así no se te escapa ningún detalle y podrás disfrutar a fondo este bello trabajo.


En esta segunda parte detallamos el trasplante y el refinado de cada tallado, y continuaremos con el mismo formato que en la primera parte, hablaremos de árbol 1, 2, 3 y 4 dependiendo del orden en que fueron trasplantados, empezamos con el árbol 1.


Árbol 1:


El árbol 1, como dijimos al comienzo, es el primero en ser trasplantado por lo que con él disipamos las dudas de cómo hacerlo, el proceso comenzó con el corte de las raíces gruesas con la motosierra, luego la idea fue excavar una zanja de 1 a 1,5 metros alrededor del Olivo, con una retroexcavadora y luego levantar el árbol con un camión grúa y trasladarlo a su lugar final, en el papel todo se vía muy simple.

 


En las fotografías superiores vemos a Andrés cortando las raíces para preparar el árbol para levantarlo, nos pudimos dar cuenta que afortunadamente existían pocas raíces gruesas unas 3 y 2 de ellas estaban muertas, por lo que el trabajo con la motosierra no fue muy extenso, esto nos dio esperanza de que podríamos sacar el Olivo sin mayor resistencia, siempre y cuando no existieran raíces pivotantes, Andrés estaba convencido que era así.

DSC 3004

DSC 3007


En las fotografías superiores vemos como la retroexcavadora va haciendo la zanja alrededor del Olivo. Mientras excavábamos nos dábamos cuenta que no existía ninguna raíz grande ni pivotante (Andrés tenía razón) y la mayoría eran pequeñas, esto nos facilitaría mucho el trasplante.


Una vez realizada la zanja la retroexcavadora movió suavemente el Olivo para asegurarnos que estuviera suelto, así sería más fácil que el camión grúa pudiese levantarlo, ya suelto el Olivo solo deberíamos esperar el camión grúa para levantarlo y llevarlo a su lugar definitivo.

DSC 3030

DSC 3034

DSC 3036

DSC 3041

DSC 3055

En las fotografías superiores vemos como el olivo comienza a ser levantado, se intentó con el camión pluma, como estaba planeado, pero la posición del Olivo impidió que este lo pudiera levantar (no todo podía salir como se había planeado), por lo que el plan B fue usar la retroexcavadora para subirlo al camión, afortunadamente el plan funcionó y el Olivo pudo ser puesto sobre el camión

 

En el sitio de plantación, en la maceta, primero se rellenó con un poco de tierra (cuya mezcla era de aproximadamente 70% de maicillo y 30 de tierra de hoja), luego se bajó el Olivo a la maceta, siempre procurando que este quedara al centro y un poco levantado, para lograr lucir sus bellas raíces, igual que un bonsái. Esta etapa fue bastante sencilla y rápida, fotografías inferiores.

 

DSC 3066

DSC 3062

DSC 3072


Una vez puesto el Olivo, se relleno con más tierra, con unos palos largos que se introdujeron a la tierra se quitaron todas las bolsas de aire y luego se apisono la tierra lo que más se pudo para asegurar que no existieran bolsas de aire.

 

DSC 3087

DSC 3089

El primer Olvio ya esta en su ubicación final.

 

Una vez terminado el trasplante Andrés procedió al refinado del tallado, comenzó con la amoladora o galletero para ir uniendo todas las maderas muertas, rebajando algunas secciones, especialmente la superior que aun no había sido tocada.

DSC 3125

DSC 3127

Vemos como Andrés rebaja nuevaente el tallado usando la motosierra.

DSC 3132

DSC 3135

Vemos como Andrés comienza con el refinado usando el galletero

DSC 3138

DSC 3140

DSC 3150

El uso de la amoladora recta y sus fresas permiten ir redondeando el tallado.


En las fotografías superiores vemos como ha progresado el trabajo, ya se ve más definido el jin y no tan artificial, ahora es el turno de la amoladora recta y las diferentes fresas que ahuecaran y redondearan los cortes.
Vemos como van desapareciendo las marcas de la motosierra y aparecen hermosas formas curvas.

 

DSC 3144

DSC 3239

DSC 3307


En las fotografías superiores ya no vemos que alguna vez existió una separación entre las maderas muertas están todas unidas en una gran composición.

DSC 3306

Luego e el tallado se procedio a lavar el Olivo con agua para limpiar todo el aserrin y ver como habia quedado.


Antes de terminar Andrés tensa algunas ramas con alambre, para bajar la copa y guiar las futuras ramas, una vez listo el trabajo Andrés posa junto al trabajo terminado, fotografía Inferior.

 


Árbol 2:


Afortunadamente el trasplante del árbol 2 fue mucho más sencillo, ya que su posición, al lado de una entrada de autos, permitió que el camión pluma lo extrajera muy fácilmente, en esta ocasión el plan se realizó a la perfección. Se realizó la zanja, luego la retroexcavadora movió el Olivo, que nuevamente se soltó de inmediato sin poner resistencia y luego el camión lo subió sin mayor inconveniente a la tolva. Todo salió a la perfección y el trasplante se hizo en un tiempo récord. En las fotografías inferiores vemos el procedimiento.

 

DSC 3165

DSC 3165

DSC 3169

DSC 3172
La ubicación de este Olivo es a la izquierda del Árbol 1, el procedimiento de plantado fue exactamente igual que el anterior, solo se procuró levantar más su posición de plantado ya que el nevari, la zona de raíces, de este Olivo es muy ancho y muy bonita como para ocultarla, afortunadamente la posición de plantado quedo excelente.

 

DSC 3177

DSC 3180

DSC 3185


Una vez puesto en su lugar se comenzó con el refinado del tallado, a diferencia del Olivo número 1, que tenía una gran cantidad de madera muerta, este Olivo solo tendrá madera muerta donde antes existían los cortes de las ramas, la intención de Andrés es disimular esos cortes a través de curvas y ahuecados. El resultado es impresionante, acá les dejamos fotografías del proceso.

 

DSC 3187

DSC 3188

DSC 3208

DSC 3209

En las fotografías superiores vemos como Andrés comienza a redondear los cortes rectos y toscos que produce la motosierra, la intención es darle al Olivo una madera muerta natural.

 

DSC 3310

Este Olivo tiene cortes a todo alrededor por lo que en cualquier vista tenemos la vista de algún tallado, algo que lo diferencia del Olivo número 1. Luego de una limpieza  vemos el proceso de tallado casi finalizado y vemos como el trabajo de Andrés ha logrado que los tallados se vean muy naturales y sean un gran aporte al Olivo.


El último paso que se realizó fue la poda y el tensado de ramas, la idea de este olivo es que la copa sea globosa por lo que se despejo un poco la zona del medio para que recibiera luz y creara nuevos brotes y se tensaron algunas ramas para bajarlas.

 

DSC 3392
El resultado final es el que vemos en la fotografía superior, el Olivo junto a Andrés Bicocca.

 


Árbol 3


En este caso el trabajo de rescate del Olivo se realizó igual que los anteriores la diferencia es que tanto el árbol 3 y 4, se rescataron al mismo tiempo y se trasladaron al mismo tiempo, por lo que ambos llegaron al unisonó al fundo. Y debido a la distancia no fuimos testigos de su rescate. Pero una vez arribado el árbol 3, se trasplanto a la derecha del árbol 1.

 

DSC 3242


Este Olivo tenía una gran nevari, casi del ancho de la maceta (unos 3m) y un tronco muy bonito con madera muerta que sube y se bifurca en dos ramas, haciendo una Y, la idea es bajar una de esas ramas la de la derecha y la otra dejarla más alta, y en el medio del tronco dejar una pequeña zona de madera muerta justo donde hay un tocón y donde ya existe madera muerta que va desde la base hasta el tocón.


En el caso de este Olivo no existió un trabajo previo de poda en el lugar donde estaba plantado, por lo que lo primero que realiza Andrés en este árbol es una poda de follaje, para evitar que el Olivo se resienta más. En la fotografía superior vemos el proceso de poda de este Olivo, cabe destacar que es una poda primaria y al final del diseño se podará nuevamente con la intención de ir dejando la copa para el futuro.

 

DSC 3257

DSC 3258

DSC 3262

DSC 3252

DSC 3295

DSC 3261


Andrés comienza el trabajo con el tallado de la madera, primero con la motosierra para hacer el desgaste y luego con la amoladora recta para ir redondeando y limpiando la madera muerta ya existente, este Olivo es el que menos trabajo en la madera requiere.

DSC 3318

Se limpio el Olivo con agua y finalmente Andrés termina la poda y disimula los cortes de la parte superior de las ramas, acá no se puede tallar por qué las ramas nuevas están muy cerca del corte y al tallar podría ocurrir un retroceso de sabia afectando las nuevas ramas, para evitar ese riesgo solo se corta un poco en V para disimular los cortes rectos, además cuando este bajo el follaje esta zona no se verá. Fotografias inferiores.

DSC 3376

DSC 3377

DSC 3379

 

En la Fotografía inferior vemos a Andres Bicocca junto al Olivo terminado.

DSC 3390


Árbol 4


El árbol 4 el último en ser trasplantado y trabajado, es sin duda el más llamativo de los 4 Olivos, es un árbol muy grande con 3 troncos, todos vivos, lo que hace de él un Olivo muy impresionante, su base alcanza también los 3 m de ancho y su altura es cercana a los 3 m, si incluimos su follaje futuro. Desde el comienzo este Olivo tenía poco follaje, sobre todo en el tronco del medio, por lo que se discutió mucho si dejarlo o cortarlo, pero finalmente se opto por dejarlo y hacer un trabajo mínimo de tallado en sus ramas, de limpieza y para disimular algunos cortes que tenia.

DSC 3256


Como este Olivo tenía poco follaje no fue mucho lo que se tuvo que podar, así que se comenzó con el tallado, se tallaron algunos tocones de la base, y del primer y segundo tronco, el tercero solo se limpio un poco la madera muerta que tenia. El proceso lo vemos en las siguientes fotografías.

DSC 3284

Acá vemos la base del tronco antes del tallado.

DSC 3304

DSC 3341

DSC 3350

DSC 3359

DSC 3361

Acá vemos la parte trasera del Olivo, vemos a Andres tallando algunos tocones.

 

DSC 3394
Vemos como quedó el cuarto olivo, aun le falta mucho follaje, pero se verá increíble cuando el follaje crezca, vemos a Andrés posando con el trabajo ya terminado.


Fue una semana muy intensa pero a la vez muy gratificante, el trabajo quedo perfecto y el dueño del fundo y todos sus trabajadores quedaron encantados del trabajo, debemos agradecer a Andrés Biocca por su amabilidad y agradecer a todos nuestros lectores que podamos difundir este trabajo por esta revista.


Esperamos que lo hayan disfrutado, y que este ejemplo de cómo las técnicas del bonsái van más allá del bonsái, les ayuden en sus propios cultivos.


Recuerden visitar este link "Transformando Gigantes", allí encontraran más fotos y vídeos.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.