Transformando Gigantes: Primera Parte

Durante los días 7 y 13 de Mayo fuimos testigos de un trabajo sin precedentes, si bien estrictamente no es bonsái, es un trabajo que nos permite entender como las técnicas desarrolladas hace miles de años se pueden aplicar para plantar y trabajar árboles a escala real, permitiendo que estos se luzcan tanto como sus hermanos menores, los bonsáis. En esta serie de 2 artículos relataremos este increíble trabajo realizado en Chile a manos del maestro Argentino Andrés Bicocca.


Todo comenzó con una simple idea, hace tiempo que los dueños del fundo en cuestión tenían la intención de modificar la entrada a este, si bien la entrada existente era una entrada bonita aun le faltaba algo que la hiciera realmente especial. El fundo del cual nos referimos es un fundo dedicado a la producción de aceite de Oliva y además del campo se encuentra acá la almazara (la fábrica donde se produce el aceite de Oliva), por lo que es común que lleguen muchas visitas al campo, tanto nacionales como internacionales, por ello es tan importante tener una entrada que sea especial y llame mucho la atención, ya que como en muchas cosas la primera impresión es muy importante.


Entre varias ideas propuestas apareció la opción de trasplantar olivos viejos en el frontis, la cual gusto de inmediato, por lo tanto se comenzó a buscar olivos en los alrededores. Las idea era buscar olivos de troncos grandes y antiguos, con bonito follaje, lamentablemente estos no son tan comunes y menos los olivos añeros de grandes y bonitos troncos, por lo que la mayoría de los olivos que se encontraron no estaban en muy buen estado o tenían cortes muy feos que no permitían que lo olivos se lucieran tal como estaban en ese momento. Debido a este infortunio surgió la idea, de parte de uno de los gerentes, amante de los bonsái, de trabajar esos olivos como si fueran bonsái, resaltando mediante el trabajo en madera sus feos y problemáticos cortes. Fue así como se empezó a gestar esta idea de trabajar olivos de tamaño natural con las técnicas del bonsái.

 

IMG 1042

Acá vemos parte de la entrada del fundo.


Ahora solo se necesitaba encontrar a la persona adecuada para que ayudará con el tallado de esos feos cortes de poda, con el trasplante y cuidado de los olivos, no hay que buscar mucho en el mundo del bonsái para que se nos venga a la cabeza el nombre de un especialista en Olivos y Madera muerta, el maestro Argentino Andrés Bicocca. Se contactaron con él y claro sin mucho pensarlo Andrés dijo que si, por lo que ya estaba todo dispuesto para hacer el trabajo, solo faltaba que Andrés llegara a Chile.


Antes de que llegara Andrés, para comenzar con los trabajos en los arboles, se comenzó con la construcción de las 4 macetas que alojarían a los Olivos, estaban compuestas de mallas de acero con un borde que debían ser rellanado con piedras, para que hiciera juego con las columnas y la entrada actual del fundo. Estas macetas tenían un diámetro interior de 3 m y 80 cm de alto. Se emparejo y limpio toda la zona de su anterior decoración, compuesta por una pileta, cactus y piedras, la idea era ir dejando el lugar listo para realizar los trasplantes cuando llegará Andrés. La idea es poner un árbol grande a la izquierda de la entrada, es un especio más pequeño, y tres más a la derecha, que es un espacio más grande.

 

IMG 1084

IMG 1086

IMG 1093

IMG 1096

 

DSC 2967

En las fotografías superiores e inferiores vemos el proceso de traslado y postura de las macetas.

DSC 2987


En las fotografías superiores vemos el proceso de construcción de las macetas, aproximadamente para construir cada maceta se necesito de 1,5 días, finalmente todo este proceso demoró un poco más de una semana.

 

En las fotografías inferiores vemos como se va limpiando la zona donde irán los olivos.

IMG 1114

En la fotografía superior vemos el sector derecho de la entrada del fundo donde irán 3 arboles.

 

IMG 1117

En la fotografía superior vemos el sector izquierdo donde irá un árbol

IMG 1122


Los trabajos comenzaron el día 7 de Mayo en la tarde, luego de un vuelo desde Mendoza a Santiago y dos horas en auto para llegar al fundo, se comenzó con mirar y observar qué posibilidades tenia cada árbol para ser trabajado, luego de mirar los 2 árbol que estaban cerca del campo, los otros 3 deberían llegar en los días siguientes. Andrés comenzó con el trabajo.


El trabajo consistía en 3 pasos por cada árbol:


Primer paso: Primer tallado de desgaste y poda, todo se realiza con la moto cierra, es un trabajo más tosco y la idea es ir dándole la forma a los tallados y podando las ramas que no serán parte del tallado ni del diseño final del árbol.


Segundo paso: El trasplante a su lugar definitivo y una definición del tallado con un galletero y una disco de corte especial, esto permite Andrés definir aun más los tallados.


Tercer paso: Acá se comienza con el refinado del tallado, con el uso de una amoladora recta y varias fresas la idea es ir redondeando los cortes, ahuecando y haciendo que la madera muerta se vea más natural, además se realizó la última poda y se alambró en algunos casos, para ir dando las primeras líneas de una futura copa.


Como el trabajo fue bastante extenso y la idea es contar la historia de cada árbol, enumeraremos los arboles del 1 al 4 por el orden en que estos fueron trasplantados en su lugar final y relataremos su historia con ese número. En esta primera parte solo hablaremos del paso 1, luego en la segunda parte hablaremos de los otros pasos.


Árbol 1:

DSC 2886


Este es el árbol que mas trabajo necesitaba, sobre todo en la madera muerta, como vemos en la fotografía superior era el árbol más frondoso de los 5, pero estaba muy apestado. La idea de Andrés fue cortar la rama que sale a la derecha, para aprovechar la rama muerta que esta al medio y forma un agujero hacia la derecha, y a su vez unir esa madera con ese feo corte de poda que sale directamente hacia el frente, como se imaginan es una trabajo largo y pesado que requerirá toda la habilidad de Andrés.

 

DSC 2892

DSC 2897

DSC 2901

DSC 2902

DSC 2905

en la fotografía superior vemos lo extenso del follaje, lamentablemente muy maltratado por plagas y enfermedades.

DSC 2915

DSC 2917

 


El trabajo comenzó con la poda de la rama de la izquierda, se corto la rama a media altura se utilizo una moto cierra (fotografías superiores), además se podó el follaje, para formarlo y además para disminuir el estrés del árbol luego del trasplante, si dejamos todo el follaje las hojas de este seguirán transpirando, pero con el trasplante quedaran pocas raíces, por lo que no tendrán suficiente agua y consumirán todas las reservas del árbol debido a la transpiración, estresando al limite el árbol.


En las fotografías inferiores vemos como Andrés comienza el tallado usando la motosierra, es un proceso bastante rápido, principalmente por la habilidad y seguridad con que trabaja Andrés, cualquiera de nosotros se habría tardado un mundo en tomar la decisión de cómo comenzar a tallar, Andrés no titubea ni un segundo.

DSC 2936

Un detalle de como se veia la zona donde se va a tallar antes de la intervención de Andrés, a excepción del corte frontal que en esta fotografía ya esta levemente intervenido.

DSC 2940

DSC 2944

DSC 2946

DSC 2947

Vemos como tomo forma el tallado, aun no esta refinado pero vemos como el talento de Andrés esculpe la madera y se va formando un gran árbol.

DSC 2948

DSC 2950

en la fotografía superior vemos el trabajo terminado por el momento, ahora debemos trasplantarlo a su lugar difinitivo. Abajo un admirador de Andrés y sus tallados.

DSC 2996

 

Al cabo de una hora ya tiene todo le tallado en grueso que se puede adelantar antes de trasplante. Si se afina mucho el tallado, en el proceso de trasplante puede que algo se rompa, así que es mejor esperar y asegurarse, para no perder trabajo. El trabajo en el árbol 1 terminó, así nos trasladamos al árbol 2.

 

 


Árbol 2:

 

DSC 2960
Este árbol también queda cerca del campo, es bastante distinto al árbol 1, vemos en la fotografía superior que es casi exclusivamente un gran tronco, con un muy bonito nebari, una corteza muy antigua, pero con feos y grandes cortes de poda y un follaje bastante frondoso, pero también bastante apestado con fumagina y conchuelas.

IMG 1143

 

IMG 1144


Lo primero que realiza Andrés es una poda, despejando el centro para que reciba más luz, cortando las ramas y bajando el follaje 1 m. En las fotografías superiores vemos el trabajo.

 

DSC 2963

DSC 2964

DSC 2966


Luego de la poda se procedió, una ves mas con la motosierra, a tallar en grueso los cortes de poda, de manera de adelantar algo de trabajo, este tronco tiene la característica que en toda su circunferencia tiene grandes cortes de poda de viejas ramas (solo en ver estos cortes nos imaginamos como debe haber sido este olivo en sus mejores momento impresionante!), por lo que el trabajo duro también aproximadamente una hora. Ya terminado esta primera fase, debemos esperar los trasplantes.

En el caso de los árboles 3 y 4 no se les realizó este trabajo previo, ya que estos se encontraban a unos 80 km del campo, por tiempo se decidió simplemente traerlos tal cual como estaban y realizar todos los trabajos cuando ya estuvieran plantados en sus respectivas macetas. Solo se realizó un viaje exprés para que Andrés escogiera estos 2 arboles de un total de 15.


Con esto damos por finalizado este primer artículo no se pierdan la segunda parte donde se mostrara todo el proceso de tallado y trasplante hasta el final.


Pueden ver videos y más fotos del proceso en el grupo de nuestra comunidad Transformando Gigantes .

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.