El Cambio climático y nuestros bonsais

El bonsái es un cultivo que esta estrictamente relacionado con el clima que existe a su alrededor, por lo mismo el cambio climático puede afectar nuestros bonsáis independientemente de las atenciones que les brindemos. Acá hablaremos sobre cómo podría este cambio afectar la manera en que cultivamos nuestros bonsáis.

 

 

Desde hace décadas que estamos escuchando sobre el cambio climático, el calentamiento global y sus consecuencias, sin embargo al parecer como en la fabula de la rana, estamos cual rana en la hoya hirviendo que se deja calentar lentamente sin notarlo, recién ya inmersos en el cambio climático estamos comenzando a tomar en cuenta estos sucesos y preocuparnos por sus posibles consecuencias.

 

¿Que es el cambio climático?

 

Cuando hablamos de cambio climático nos referimos al aumento observado en los últimos siglos de la temperatura media del sistema climático de la Tierra y sus efectos relacionados. Prácticamente todos los científicos están de acuerdo en que el sistema climático del planeta tierra se esta calentando. Sin embargo los científicos tienen diferencias en el motivo de este calentamiento, algunos (la mayoría) establecen como culpable al ser humano y sus actividades industriales, otros hablan de un calentamiento natural.

 

inundacion laplata 0

 

Los impactos del cambio climático y sus consecuencias serán distintos en cada región del planeta. Los efectos de un incremento en las temperaturas globales incluyen una subida en los nivel del mar y un cambio en la cantidad y los patrones de las precipitaciones, además de una probable expansión de los desiertos subtropicales. Otros efectos probables del calentamiento incluyen fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes, tales como olas de calor, sequías, lluvias torrenciales y fuertes nevadas.

 

¿En que afecta el cambio climático al cultivo del bonsái?

 

Si bien muchos aficionados pensarán que un cambio en el clima no afectará mayormente a nuestros bonsái, debido a que somos nosotros lo que le aportamos el agua y los nutrientes, disminuyendo la influencia del clima sobre ellos. Lamentablemente están equivocados, nuestros bonsáis tienen una fuerte relación con el medio ambiente y cualquier cambio afecta a los ciclos biológicos de nuestros bonsáis, independiente que los reguemos o fertilicemos, el clima es el encargado de estimular el desarrollo de nuestros bonsái.

 

2015 09 01 18.04.44

 

Por lo tanto variaciones en los ciclos climáticos a los cuales las especies de árboles que usamos como bonsái, han evolucionado durante millones de años, pueden ocasionar serias perturbaciones en el desarrollo de un bonsái. La respuesta a estos nuevos climas puede ser muy distinta a la que estamos acostumbrados a ver y es posible que muchos ciclos de desarrollo, como brotación, floración, dormancia etc se podrán ver afectados.

 

Algunos de los efectos que veremos son...

 

Es probable que veamos modificaciones en la época de brotación, estas se pueden adelantar o atrasar, en la zona Central de Chile este año la brotación se adelantó en casi 15 días con respecto a lo que sucedía hace algunos años, y esto ha sido una tendencia de al menos unos 5 años.

 

Aunque no lo veamos directamente algunos golpes de calor primaverales, como se anuncia que sucederían en los próximos años debido al cambio climático, pueden afectar la normal floración de algunas especies, incluso llegando a abortar las flores.

 

La Ocurrencia de heladas más fuertes es otro de los pronósticos que los científicos han descrito sobre el cambio climáticos y que afectará indudablemente a nuestros bonsáis, incluso en zonas donde las heladas o nevadas son muy escasas pueden comenzar a transformarse en fenómenos más recurrentes que afectan a nuestros bonsái de hoja perenne, por lo que tendremos que estar más atentos a los pronósticos del tiempo para resguardar a nuestros bonsái en caso de fuertes heladas o nevadas.

 

DSC 3561

 

La falta de lluvias en otoño y primavera, harán que sea necesario regar con más frecuencia en dichas épocas y que tengamos que estar atentos a que nuestros bonsáis no se sequen, algo que hace unos años era menos recurrente.

 

Pero no solo el cambio climático traerá consecuencias nefastas, algunos podrán disfrutar de efectos positivos, zonas muy frías que se volverían más cálidas, podrán cultivar especies de bonsái que antes se morían en invierno por el frío.

 

La clave para enfrentar estas nuevas condiciones sin que afecten el desarrollo de nuestros bonsái es la constante observación y estar siempre atentos a las condiciones meteorológicas de los próximos días, así cuando se anuncie un evento climático extremo, tomemos todas las medidas necesaria para contrarrestarlo.

 

Es importante tomar estos pronósticos en serio, en este caso es mejor exagerar, ya que aún no esta claro qué tan extremos pueden ser estos eventos y les aseguro que muchos de ellos tomaran por sorpresa a los meteorólogos, por lo que lo importante es siempre estar listo.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.