Recolección y Preparación de un Suiseki

El Suiseki es una hermosa pieza de decoración y un gran compañero de nuestros bonsái, aunque parezca una simple roca, su selección y preparación tienen un trabajo muy meticuloso y paciente casi como un bonsái, en este artículo te mostraremos como recolectar y preparar un Suiseki.

Recoleción de un suiseki

Preparación de un suiseki

Exposición de un suiseki

Recolección

La recolección del Suiseki es bastante simple, solo requiere una profunda observación de los alrededores, generalmente uno realiza la recolección en lugares donde la acumulación de piedras es mayor, como en las orillas de los ríos, lagos o el mar. Cuando estés cerca del agua no dudes en mojarte los pies y entrar al agua, muchas veces dentro del agua encontraras el mejor material.

Fehmarn Strand Steine

Lo que debe moverte a escoger una piedra sobre otra es simplemente lo que ves reflejada en ella, los sentimientos que te genera y si descubres algo especial en ella, a pesar de que la selección es puramente dependiente del gusto de quien la recoge, acá te dejamos algunos características de las piedras que generalmente se buscan:

-Trata de buscar piedras con colores llamativos o que tengan más de un color en su composición.

-Piedras con vetas son muy hermosas.

-Las formas sinuosas son muy bellas como Suiseki.

-fíjate en piedras que parezcan algo conocido, montañas, cierros, acantilados o incluso animales.

¡Pero finalmente siempre escoge la piedra que más te guste!

Preparación

A pesar de lo que uno podría pensar el Suiseki no es solo una simple piedra que pones sobre una bandeja y listo, la preparación tradicional japonesa o envejecimiento de un Suiseki puede demorar incluso hasta 10 años, así es 10 años.

Lo primero que debes hacer luego de tener tu roca es una limpieza total, para ello puedes dejar sumergida la roca en agua con un detergente suave y neutro, para que suelte toda la tierra y lodo que pueda tener, luego de ello puedes aplicarle agua a presión para terminar de eliminar toda la suciedad, en algunos casos quizás sea necesario pasar un cepillo de hebras finas, que no ralle ni afecte la piedra, para terminar del limpiarla en su totalidad.

la foto

En casos que la piedra tenga algún suciedad por residuos calcáreos puedes sumergirla en agua y aplicarle un poco de acido clorhídrico para disolver esos residuos, siempre debes tener la precaución de usar guantes y protecciones para las manos así evitar que te pueda salpicar algo del ácido a la cara o manos.

Una ves limpia la piedra debes buscar su frente o por el lado que la deseas exponer, si bien no es muy bien visto cortar la piedra para posicionarla en la posición que queramos en algunos casos si debemos hacerlo, aunque siempre tendrá más valor una piedra que no ha sido manipulada.

La preparación de un Suiseki, la tradicional, consiste en dejar la piedra en el exterior bajo la sombra de los árboles, pueden ser bonsái, dejando que el roció y el riego sea absorbido durante años por la piedra generando la capa o patina brillante que vemos en los diferentes suiseikis expuestos, esta patina es solo el resultado del tiempo.

Afortunadamente para muchos existen otras alternativas más rápidas para preparar nuestro Suiseki, aun que criticadas por los especialistas mas tradicionales y puristas, dentro de las técnicas esta la de aplicar aceite de oliva o glicerina a la piedra cada 3 meses, luego la dejas secar al sol, esto lo repites durante un año o hasta que se forme la pátina requerida, otra forma que ayuda a formar la patina es frotar la piedra con las manos para que la piedra se impregne con las aceites de nuestras manos, todas estas técnicas permiten formar esa patina brillante en menos tiempo que el método tradicional.

Exposición

El Suiseki puede ser expuesto junto a nuestros bonsái acompañándolo o puede ser expuesto solo siendo la pieza principal de decoración, de todos modos en cualquier caso el Suiseki debe estar sobre algún objeto que dependiendo del material tiene distinto nombre:

Puede ser expuesto en una tela: Antiguamente se utilizaba ceda, hoy puede ser un paño, cuero o un cojín, intentando que el color de la tela resalte las características de la piedra.

Bandejas de Bronce Doban: Son bandejas decorativas generalmente bajas donde puedes poner la piedra, se pone arena y sobre ella la piedra, no están echas a la medida exacta de la piedra.

window10

Bandejas de Cerámica Suiban: Similares en aspecto a las Doban, pero son de cerámica, la ventaja son los colores, acá tienes muchos donde elegir. Generalmente en los Suiban debemos exponer piedras que representes paisajes.

suiseki garcia carlos

Bases de Madera: Dai o Daiza es quizás la forma más común de mostrar un Suiseki y quizás la más bella, consiste en la creación de una base de madera especialmente para cada piedra, generalmente incluyen tallados para acentuar el significado que le quieren dar a la piedra.

pierre13-2

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.