Macetas de Bonsai en Colombia: La necesidad, el sueño y la realidad

Voy a ser sincero, cuando me pidieron por primera vez escribir este artículo, tuve muchas dudas. La primera era como abordar este tema sin fastidiar al lector, pues podría tratar el tema y ser manejado como una formula química secreta (que en verdad ni yo la se) o, tal vez, podría escribirles acerca del complemento estético que nuestras materas cumplen a favor de los Bonsái, pero al final cuando decidí escribir estos párrafos dos sentimientos llegaron a mi mente; necesidad y realización.

 

Me remonta a recordar tiempos en los que apenas y si entendía la realidad del Bonsai. Corría la década de los noventa y mi madre, Socorro de Arellano, por primera vez en su vida se encontraba inmersa en algo que le removía sus entrañas: este nuevo, curioso y desconocido arte oriental llamado Bonsái el cual había llenado por completo sus anhelos de artista consumada. Ella en su afán de conocimiento tomaba cual curso se realizara de Bonsai y, por supuesto, llegaba gloriosa y exhausta a casa cada vez con ejemplares más y más hermosos -situación que contribuyo exponencialmente a que mi padre, mi hermano y yo termináramos amando este fascinante arte y legado- pero como en todo taller llegaba con sus árboles en macetas de crecimiento, de vivero o simplemente en bolsas plásticas.

 

Todos sentíamos que algo faltaba; sentíamos sin saberlo, que la armonía del ejemplar no estaba completa, que no se podía apreciar en verdad la magnificencia de cada árbol y que su presentación no estaba finalizada... en pocas palabras veíamos a un árbol "en traje de gala pero con tennis", definitivamente algo hacía falta.

 

En nuestro país, Colombia, el arte del Bonsai es relativamente joven en comparación con otros lugares y por aquel entonces hacerse a una de estas materas era privilegio de algunos pocos. Cierto día, pocos años después, mi madre escalo su primer peldaño. Había comprado una pequeña fábrica de cerámica que entre sus varios productos tenían unos cuantos moldes para macetas de Bonsái. Contaban con apenas una docena de referencias, pronto comenzó a producir nuevos moldes y el sueño comenzó a hacerse realidad.

 

Cada congreso, cada viaje y cada amiga que venia del extranjero, contribuyeron, sin saberlo, a que la fábrica creciera. Aquellas macetas servían como ejemplo para realizar nuevos moldes.

 

Poco a poco cada ejemplar fue complementado y cada nuevo taller se visualizaba a futuro en nuestras macetas. Así fue que nació la Casa del Bonsái, nuestro vivero y del cual hoy en día me hago cargo. Todo por las macetas, el complemento!

 

P1010148

 

Actualmente, nuestras macetas son elaboradas con una mezcla "secreta" que contiene ingredientes como Caolín, carbonato de calcio, cuarzo, feldespato, silicato y talco entre otros. Son vaciadas en moldes de yeso, proceso artesanal que se realiza manualmente. El manejo manual permite que el vaciado sea muy suave procurando no producir ninguna burbuja, pues estas al momento de la quema pueden producir grietas y el rompimiento de la maceta. Los moldes de yeso son esenciales pues estos absorben la humedad restante y asi podemos sacar lo que llamamos "biscocho", que es la maceta sin pulir, en bruto.

 

   122 2202       122 2227

 

   121 2198        122 2248

 

Luego, después del secado de varios dias (todo dependiendo del clima), pasan a un proceso artesanal de pulido, aquí con herramientas manuales y diferentes tipos de lijas, los trabajadores pasan horas puliendo y quitando los excesos de materia prima, la cual es reciclada en su totalidad.

 

La fase de pintura es de mucho cuidado, alrededor del mundo se utilizan diferentes técnicas como inmersión, a mano o con pistola, nosotros utilizamos el sistema de pintura con pistola a presión, lo cual nos permite llegar a espacios muy pequeños de la maceta. Hemos experimentado todo tipo de pinturas, desde glaseadas hasta colores mate. Generalmente en nuestro territorio la mayoría de especies que trabajamos para Bonsai son arboles tropicales de flores y frutos, por lo cual la demanda de macetas glaseadas es muy alta, el contraste que resulta de combinar macetas de estas características con árboles de flores y frutos vistosos es digna de contemplar. El juego de los colores fuertes contrastando con oscuros brillantes da como resultado un elemento decorativo que frecuentemente se roba todo el show.

 

P1160421  

 

El último proceso de quema se elabora en un horno de gran capacidad que funciona con gas a altas temperaturas, las cuales sobrepasan los 1.300 grados Celsius. Esta temperatura le brinda a nuestras macetas la capacidad de resistir cambios drásticos del clima, soportando las bajas condiciones de países de estación así como resistencia a nuestro clima tropical. Este tipo de pinturas son difíciles de conseguir en nuestro país, por lo cual el material que se usan en nuestra fábrica son pinturas importadas y la gran mayoría son glaseadas.

 

Actualmente contamos con más de 80 referencias en variados tamaños y formas. Especialmente diseñadas para Bonsai, nuestras macetas vienen en destacados colores, cuentan con drenajes amplios y con orificios para el alambre de anclaje, son altamente resistentes a los cambios drásticos de temperatura y proveen el encanto de la artesanía colombiana conjugado con la estética japonesa.

 

     P1010137       P1010133

 

La primera vez que nuestras macetas tuvieron la fortuna de salir a tierras lejanas fue en el marco de la II convención mundial de Bonsái, realizada en Orlando, florida en 1992 organizada por la WBFF (World Bonsái Friendship Federation). En esta oportunidad mi madre pudo llevar una serie de macetas como donación para la federación y fueron subastadas junto a otras macetas de distintos países con muy buenos resultados.

 

Hoy en Colombia, la gente de Bogotá, Medellín, Manizales, Pasto y otras ciudades puede decir que por fin sus árboles descansan en una verdadera matera para Bonsai. Constantemente continuamos en el proceso de mejorar cada día más nuestro producto insignia.

 

P1010150

 

Termino mi escrito con un comentario de un cliente que me llamo mucho la atención; un día en la casa del Bonsai llego un señor y entro medio disgustado, con su árbol en una bolsa plástica y pedazos de la maceta en sus manos, me miro y me dijo: tengo este árbol hace 20 años y lo he traído varias veces por muchos motivos pero definitivamente "una maceta de ustedes se remplaza, solamente, cuando se te cae y se quiebra"

 

Por  German Arellano

 

 

 

2 comentarios

  • Mdrcabrera
    Mdrcabrera Martes, 01 Agosto 2017 20:10

    Como hago para contactarte estoy interesado en unas macetas para bonsai

    Enlace al Comentario

  • justiniano
    justiniano Sábado, 06 Mayo 2017 16:40

    Hola German buenos días, soy amante a los bonsais y de hecho tengo varios pero en especial tengo un ficus retuza de quince años y quiero pasarlo a una maceta de exibicion de las que tu haces en tu taller, quisiera saber en que ciudad estas ubicado y que maceta me recomiendas, mi ejemplar mide 35 centimetros de altura y lo tengo en una maceta de entrenamiento de aproximadamente 25cm de diametro, gracias por tu respuesta. (no esta de mas conocer algunos precios)

    Enlace al Comentario

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.