Fotosíntesis, La fuente de energía de un bonsai

Una de las características fundamentales de las plantas es que pueden elaborar su propio alimento gracias a la energía que recolectan del sol, hoy hablaremos sobre el proceso de fotosíntesis que permite a nuestros bonsáis crecer y desarrollarse.

 

Los bonsáis son plantas que necesitan una preocupación un poco más sustancial que otras plantas que cultivamos, es por lo mismo que debemos conocer los diferentes procesos que existen dentro de las plantas para poder conocer a cabalidad nuestros bonsáis, y más importante, conocer de mejor manera qué efectos tienen nuestras acciones sobre nuestros bonsái, por lo mismo en esta oportunidad hablaremos sobre el proceso conocido como fotosíntesis, el proceso más importante que realizan nuestros bonsáis.

 

A grueso modo la fotosíntesis es el proceso, que a través de una serie de reacciones químicas producen alimento utilizando la energía que entrega la luz solar, este proceso esta divido en dos fases la fase lumínica y la fase oscura.

 

Fase lumínica

 

Este proceso comienza dentro de una estructura denominada cloroplasto que están ubicados dentro de las células vegetales, una de sus características es que dentro de ellas existen unos pigmentos denominados clorofila que son los que dan el color verde a las hojas de todos los árboles.

 

1

Imagen de células vegetales donde se aprecian los cloroplastos, las esferas de color verde.

 

El color verde de las hojas de las plantas se debe a que la clorofila absorbe todos los espectro de color de la luz menos el verde, que es reflejado y por eso podemos ver las hojas de las plantas de color verde.

 

Esta molécula, la Clorofila, es la encargada de captar la luz y transformarla en energía química, se disponen en la periferia de la célula como antenas, en grupos de 200 moléculas, estos grupo se denomina fotosistema.

 

Dentro de las clorofilas, se ubica una molécula de magnesio que es la encargada de absorber la luz de sol, parte de esta energía es utilizada para dividir la molécula del agua, separando el H y O2, el O2 es finalmente liberado a la atmosfera, como ven nuestros bonsáis también ayudan a la purificación de la atmosfera, el resto de la energía captada por los cloroplastos, que no se ha utilizado en esta fase, se almacena en unas moléculas denominadas ATP.

 

clorofila

Estructura química de una molécula de Clorofila.

 

Esta fase se llama lumínica por que es una fase que depende de la luz solar, mientras mayor sea la luz solar a mayor velocidad se producen las reacciones antes descritas, aunque con intensidades de luz muy altas los fotosistemas se saturan y no pueden captar más energía por lo que el proceso se relentisa. Así como todo en la vida existen un rango optimo para realizar la fotosíntesis, pero en esta oportunidad no nos adentraremos en cosas tan especificas.

 

Fase Oscura

 

Esta fase es independiente de la luz, no necesita de ella a diferencia de la fase lumínica, por lo que se realiza en presencia o ausencia de la luz, pero sí es una fase dependiente de los productos generados en la fase lumínica hablamos del H y ATP.

 

Esta fase ocurre dentro de los cloroplastos donde hay disuelto CO2, que es captado por la célula vegetales a través de los estomas, para luego ser conducidos a los cloroplastos.

 

Dentro de los cloroplastos se produce la unión de las moléculas de H y Co2, para crear nuevas moléculas denominadas Glucosa (C6H12O6), un tipo de carbohidrato (me imagino que muchos los conocen), las moléculas de glucosas son transportadas como "Sabia elaborada" junto a otras sustancias a otras estructuras de las plantas, donde son sometidas a nuevas reacciones dentro de las células vegetales para transformarse en Almidón y otras sustancias que la planta requiere para su desarrollo, como lípidos y proteínas, utilizados para la formación de las células vegetales.

 

También la glucosa es precursor de la celulosa, principal constituyente de la madera, también fundamental para la creación de las células vegetales y por lo tanto para el desarrollo de la corteza que tanto disfrutamos en nuestros bonsáis, además la celulosa permite que las plantas puedan crecer y alcanzar grandes dimensiones.

 

La fotosíntesis es quizás el proceso más importante de la vida en general, ya que gracias a esto las plantas son la base energética de toda la vida, ya que almacenan la energía del sol dentro de sus estructuras, en forma de todas las moléculas que ya mencionamos y otras más, las cuales son luego utilizadas por los herbívoros, luego carnívoros y etc. Permitiendo que se desarrolle la vida tal cual la conocemos.

 

Existe un proceso de apoyo que tienen las plantas, que ocurre cuando no hay luz y las moléculas de la fase lumínica se agotaron, hablamos de la respiración que utiliza la glucosa como fuente de energía para continuar con los procesos dentro de las plantas y que esta no muera, pero profundizar en este tema será para otra ocasión.

 

DSC 0474

 

Es debido a la dependencia de las plantas del proceso de la fotosíntesis que siempre debemos procurar entregarles suficiente luz a nuestros bonsáis para que se desarrollen adecuadamente, es por lo mismo que bonsáis ubicados en zonas oscuras o dentro del hogar se debilitan y con el pasar del tiempo mueren, ya que no pueden crear el suficiente alimento que necesitan para vivir.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.