La Savia

Todas las plantas, incluyendo los bonsái, tienen un elemento vital que recorreos sus ramas, tronco y hojas, a esta sustancia muy nutritiva la llamamos Savia. Esta sustancia es fundamental para el desarrollo de cualquier planta y si queremos lograr entender bien a las plantas, algo primordial para realizar un buen cultivo de bonsái, debemos entender los aspectos básicos de esta sustancia, cuando se produce, como se produce, como se mueve en la planta y que aspectos influyen en su desarrollo. El objetivo de este artículo es hablar y explicar aspectos fundamentales sobre la Savia que te permitirán ampliar tus conocimientos para aplicar de mejor manera las técnicas del bonsái.

 

La Savia es el equivalente de la sangre en el ser humano en las plantas, esta sustancia es la encargada de trasladar los azúcares y nutrientes por todo el árbol, lo que permite que todos los requerimiento de las hojas o raíces sean suplidos. Sin la Savia las hojas no tendrían manera de utilizar el fertilizante que le aplicas a tu bonsái en el sustrato, ni tampoco podrían utilizar el agua de riego. Como todos sabemos las plantas no tiene un corazón que le permitan impulsar la savia, como es el caso de los animales, pero el movimiento de la Savia es producido gracias a tres efectos físicos que detallaremos a continuación.

 

Acción de la transpiración: Esta fuerza se genera debido a la transpiración que se produce en las hojas, las estomas al estar abiertos pierden gases, generando una presión negativa en las hojas, la cual genera una succión de la columna de Savia que produce que esta ascienda hacia las hojas.

 

Capilaridad: Debido al pequeño diámetro que tienen los conductos por donde la savia circula las moléculas que de agua son atraídas por las paredes de los vasos o conductos produciendo una pequeña fuerza que ayuda en el ascenso de la Savia.

 

Cohesión: Gracias a una propiedad física del agua donde sus moléculas ejercen una fuerza denominada cohesión, debido a la atracción de los puentes de hidrógenos, producidos debido a la diferencia de electronegatividad entre los átomos de hidrogeno con la molécula de oxigeno vecina. Esta Fuerza permite que el flujo que va ascendiendo no descienda por efectos de la gravedad, facilitando todo el proceso de transporte por toda la planta.

 

Además de estas tres fuerzas existe otro fenómeno que permite que la sabia se mueva en distintas dirección y épocas del año, hablamos del flujo de masa este fenómeno se basa en que la savia se desplaza desde los lugares de mayor concentración de nutrientes (azúcares y fotoasimilados) a sectores de menor concentración, este flujo permite que la savia se mueva hacia las raíces o hacia las yemas u hojas, dependiendo de los requerimientos de la planta, así sectores del árbol como los brotes o frutos, que no producen fotosíntesis, obtengan igualmente los nutrientes para su desarrollo.

 

dibujo 2

 

Como ya adelantamos anteriormente la Savia no se mueve libremente por el árbol está incluida en pequeños vasos conductores, que van desde las raíces hasta las hojas, similares a lo que en los animales serian las venas. Estos vasos conductores están divididos en 2 y se diferencias, aparte de leves diferencias estructurales, por que por cada uno de estos vasos fluye un tipo distinto de savia (los tipos de savia los detallaremos más adelante), estos vasos se denominan Xilema y Floema y recorren toda la planta.

 

El xilema: Es por donde es transportada la Savia bruta, estos tipos de vasos se encuentran en el centro de los vasos conductores, como lo muestra el esquema inferior.

 

El floema: Es por donde se transporta la Savia elaborada, estos tipos de vasos se ubican en la periferia de los vasos conductores, como lo muestran el esquema inferior.

 

xilema-e-floema

 

En la fotografía superior podemos vemos como están distribuidos el floema y xilema dentro de la tallo de una planta.

 

Como ya adelantamos debido a la constante actividad de la planta, la fotosíntesis, absorción de agua y otros procesos, es que existen dos tipos de savia, la Savia bruta y la Savia elaborada, las cuales tienen distintas funciones y mueven distintos nutrientes por todo la planta.

 

Savia Bruta: Es aquella sabia que es transportada por el xilema y consiste principalmente de agua y minerales. La dirección de este flujo es siempre desde las raíces hasta las hojas (movimiento basipetalo), un sentido bastante lógico si pensamos que las encargadas de absorber el agua son las raíces y las que necesitan el agua y sus minerales son las hojas, frutos y los brotes.

 

Savia elaborada: Es aquella savia que es transportada por el floema y está compuesta fundamental mente por agua y azúcares. La dirección de esta savia es variable, ya que va desde donde se produce hasta donde se necesita, ya sean brotes, frutos, raíces etc. la dirección va a depender de las necesidades de la planta y su movimiento es principalmente debido al flujo de masa.

 

movimiento

 

En el esquema superior vemos el movimiento de agua y nutrientes desde los distintos vasos conductores y savias y las celular que necesitan dichos elementos.

 

No debemos confundir la savia con el Látex u otras sustancias que las plantas secretan a modo de defensa, un caso muy común de esto es el látex blanco que botan los ficus cuando se podan, eso no es sabia, solo es látex y su salida se detiene al pulverizar agua.

Ficus elastica_40

 

Bueno hemos hablado un buen rato sobre la sabia y sus características y quizás muchos se pregunten ¿de que me sirve esto a mí como bonsaista? La Savia al ser parte fundamental del bonsái debemos mantenerla dentro de los vasos conductores, es por esto que las podas deben realizarse en ciertas épocas y con mucho cuidado. Idealmente las podas se deben realizar cuando exista el menor movimiento de savia posible, para evitar que esta se pierda, el menor movimiento de la savia es en invierno cuando el árbol esta en reposo, no es coincidencia que en todos los libros siempre recomienden podar en invierno, sobre todo si son podas grandes, ya que al podar y cortar ramas no se perderá la savia, lo que si sucede cuando cortamos en primavera. Durante le día el mayor movimiento se produce cuando la planta esta en plena actividad, lo que corresponde en las horas de la mañana y durante el medio día, generalmente en las tardes el movimiento es menor y es conveniente podar en las tardes.

 

Quizás los más experimentado han notado que al podar una rama, luego de un tiempo la parte superior se muere, fenómeno al que solemos llamar "retiro de sabia" este fenómeno es mayor aún si podamos en primavera. La muerte de esa parte de la rama se debe a que efectivamente no hay una yema que permita que la sabia fluya asía ese sector. Si bien existen podas en primavera solo se realizan en las ramas jóvenes, ya que estas al no estar lignificadas pueden cerrar los vasos sin correr riesgos de perder mucha savia. Por las podas es fundamental conocer bien que es la savia y como fluye en el bonsái, ojala este articulo les sirva como guía.

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.