¿Por qué caen las hojas de los árboles en Otoño?

Todo amante del bonsái tiene que tener nociones básicas sobre los procesos que existen dentro de la planta y que son fundamentales para un buen cultivo, por ello inauguramos nuestra nueva sección "Fisiología vegetal" donde se hablará de los distintos procesos que ocurren dentro de la planta y que son fundamentales para su desarrollo, en esta ocasión hablaremos del proceso de caída de hojas, por qué ocurre y como. La caída de hojas no se debe al viento otoñal, más bien es una respuesta biológica de las plantas caducas para eliminar estructuras que le generan más costos que beneficios.

1Sin duda alguna una de las visiones que más disfrutamos todos los fanáticos del bonsái es cuando llega el otoño y nuestros árboles cambian el color de sus hojas mostrandonos tonos rojizos, cafés y amarillos, que son dignos de aplaudir y de admirar por horas. Y mucho nos preguntamos a que se debe este proceso, que disfrutamos tanto y que solo lo brindan los arboles de hojas caducas. Bueno, los árboles de hoja caduca evolucionaron en climas extremos donde el invierno es muy frío, con heladas recurrentes, vientos fuertes y nevasones, que complicaban la vida de las plantas. La caída de las hojas de los arboles no es más que un método de supervivencia para poder subsistir en climas fríos y extremos. Para las plantas caducas no tiene sentido dejar sus hojas expuestas a las bajas temperaturas, que dañan los tejidos, las vácuolas de las células de las hojas contienen agua que se congelaría destruyendo las células y matando la hoja (como sucede con las heladas tardías), por lo que estas tendrían que ser reemplazadas constantemente, esto significaría un gasto que la planta no podría sustentar, ya que tenemos que agregar que la fotosíntesis en invierno es muy inferior a la del verano, ya que los días soliados y la radiación solar son mucho menores. Por lo tanto la evolución le dio una herramienta a las plantas para superar los inviernos sin contratiempos, esta es la caída de hojas en otoño y la hibernación durante los meses de menores temperaturas.

Este procesos es regulado por distintos factores que preparan a la planta para su hibernación, estos procesos son tanto externos como internos. Dentro de los procesos externos que más influyen, es el largo del día o fotoperiodo y la temperatura, el largo del día es fundamental para el desarrollo de muchos procesos internos de la planta y la caída de la hojas o abscisión foliar, es regulado por este fenómeno.

Cuando comienza el otoño, la intensidad de la luz solar disminuye y el día se acorta, debido a que los rayos del sol nos llegan más oblicuamente, por lo que las hojas dejan de realizar fotosíntesis, dejando de fabricar nueva clorofila (que es el pigmento verde de las hojas, cuya función es realizar la fotosíntesis). La clorofila, que queda en la hoja, comienza a deteriorase y finalmente muere. Esto produce que otros pigmentos se hagan visibles, como la xantofilia, los cuales otorgan el color marrón y amarillento característico de la hoja en esas fechas. A su vez existen otros pigmentos como las antocianinas, que producen las tonalidades rojizas y lilas, estos pigmentos son producidos por las hojas, en respuesta a la muerte de la clorofila, las plantas producen este pigmento durante un tiempo para seguir realizando la fotosíntesis y poder alimentar al árbol durante algún tiempo más. El color marrón es aportado por los taninos, sustancias de desecho que permanecen en las hojas hasta el final, aportando las características tonalidades marrones.

64

El proceso final de la abscisión foliar, una ves traspasados todos los nutrientes de las hojas al árbol, consiste en la formación de una anillo de abscisión en la base del peciolo, este anillo esta compuesto de 2 tipos de células especializadas las células de abscisión y la células de sellado. Las células de abscisión son células cortas, con paredes celulares delgadas, esto las hace estructuralmente débiles, estas al ir creciendo van disminuyendo el canal de comunicación entre el árbol y la hoja. Las células de sellado son las que se encargan de formar la cicatriz una vez la hoja a caído. Por lo que a medida que muere la hoja, luego de la obstrucción del canal de comunicación entre el árbol y la hoja, esta deja de recibir alimento y el peciolo comienza a secarse y debilitarse produciendo la caída de la hoja.

Este cambio físico del árbol es también regulado por factores internos, mas detalladamente por la acumulación de ácido abscísico (ABA), el ABA es una fitohormona, que entre otros procesos inhibe la brotación, que aumenta su contenido dentro de la hoja al comenzar el otoño y esta estrechamente relacionado con la abscisión foliar. Aunque no esta claro cual es el mecanismo o en que procesos interviene para producir la abscisión foliar.

3Existen otros factores externos que pueden retrasar o acelerar la abscisión foliar, es el caso del estrés hídrico, la falta de agua generalmente produce un adelantamiento de la caída de las hojas, ya que por las hojas se pierde el agua, si esta escasea se estimula el cierre estomatico y a la larga la hoja comienza a morirse, esto apura el proceso de abscisión foliar, es por lo anterior que uno ve jardines a abandonados donde pareciera que el otoño llega antes que ha nuestros hogares, bueno esto es debido a la falta de agua. También la temperatura puede acelerar la abscisión foliar, por eso cuando el otoño es frío las hojas comienzan a caerse antes y si el otoño es cálido las hojas permanecen durante más tiempo en el árbol.

Espero que esta pequeña reseña sobre la caída de las hojas de los árboles, les sirva para conocer un poco más sus bonsái y la próxima ves que llegue el otoño admiren este bello proceso conociendo un poco más de como se desarrolla.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.