La Raíz

La raíz es un órgano muy importante para cualquier planta incluyendo los bonsáis, por lo que conocer sobre el funcionamiento y estructura de la raíz es fundamental para realizar un buen cultivo de bonsái. En este artículo hablaremos sobre la raíz, enfocándonos en el cultivo del bonsái.

La raíz es un órgano constituyente de las plantas superiores, casi siempre subterráneo (en algunas especies pueden formarse en la parte aérea), desempeña fundamentalmente tres funciones, absorber agua y minerales disueltos para llevarlos a la parte aérea, acumular nutrientes y fijar la planta al suelo, esta última función es la única que no utilizamos en bonsái, ya que al cortar raíces periódicamente no permitimos que crezcan raíces gruesas, que son las cumple esta función, por lo anterior amarramos el bonsái a la parte inferior de la maceta, supliendo esta deficiencia.

Se diferencia del tallo por su estructura, por el modo en que se forma y por la falta de apéndices, como yemas y hojas. La primera raíz de la planta, llamada radícula, se alarga cuando la semilla germina y forma la raíz primaria. En el caso de las monocotiledóneas esta raíz aborta, mientras que en el caso de las dicotiledóneas continúa su crecimiento para formar todo el pan de raíces. En muchas plantas, la raíz primaria se llama pivotante, es mucho más grande que las secundarias y alcanza mayor profundidad en el suelo, su principal función es la búsqueda de agua a profundidad y fijar la planta al suelo. Las raíces pivotantes pueden ser un real problema para el cultivo como bonsái, sobre todo en el caso de la recolección de yamadoris, ya que al cortar esta raíz se pierde casi todo el sistema radicular y la planta muere, es por esto que especies como el espino (Acacia caven) son tan complejas de extraer, porque tienen una raíz pivotante muy larga y al tratar de extraerlo se debe cortar y el espino muere.

Todas las raíces que se ramifican a partir de la raíz primaria se llaman secundarias y son las principales encargadas de la absorción de nutrientes y agua, también son las que más buscamos en bonsái, una buena cantidad de estas raíces nos permite mantener mejor la salud de nuestros bonsáis, son las que tienen un color más claro entre blanco, rozado o café claro, también son muy flexibles.

raices-aereas

Como mencioné al comienzo existen otro tipo de raíces que se forman en la superficie, no bajo tierra, las raíces que brotan de los tallos se llaman adventicias. Estas raíces generalmente pueden verse cerca de la base del tronco. Cuando las raíces brotan de sectores más altos se llaman raíces aéreas, y ayudan a sujetar la planta, común en plantas tropicales como el banano, ficus, el mangle y ciertas orquidáceas.

Crecimiento de la Raíz

El crecimiento de la raíz en búsqueda de suelo más rico y agua se debe a las divisiones celulares que ocurren en el meristema apical, un tejido que se localiza en la punta (ápice) de la raíz. Aquí se realiza una rápida división celular que empuja la punta de la raíz. Esa punta blanda está cubierta por una cofia o caliptra que la protege mientras penetra y va horadando el suelo.

Por detrás del meristema existe una región de elongación celular, es en esta zona donde las células comienzan a elongarse ayudando a producir el crecimiento de la punta de la raíz, después de la cual se observa una zona de diferenciación donde cada célula se modifica para ser parte de un tejido y cumplir una función determinada.

Morfología de la raíz

En cuanto a la estructura interna de la raíz, esta está formada por tres tipos de tejido:

  • Epidermis o capa superficial: zona también conocida como rizodermis componen la piel de la raíz y está compuesta generalmente por una sola capa de células. De esta zona se generan los pelos radiculares.

  • Cortex: es la región comprendida entre la rizodermis y el cilindro vascular y su función principal es la de almacenar sustancias de reserva, tales como el almidón. Las capas más externas del córtex, debajo de la epidermis, pueden diferenciarse como un tejido especializado, llamado exodermis. La capa más interna del córtex forma, a su vez, otra estructura especializada en las espermatófitas: la endodermis.

  • raiz

    a. Exodermis: Está formada por una a varias capas de células vivas, su función sería la de evitar la pérdida de agua desde la raíz al suelo. Desde un punto de vista tanto estructural como químico la exodermis se parece a la endodermis, y los factores causales de su desarrollo son iguales.

    b. Endodermis: Es una capa de células dispuestas de modo compacto, que se encuentra en la parte más interior del córtex, rodeando a los tejidos vasculares. Las células que conforman la endodermis contienen una substancia llamada suberina, la cual sirve para crear una especie de barrera impermeable, que se conoce como banda de Caspary. La suberina se dispone transversalmente en la capa de células que forman la banda, en la parte exterior y vía apoplasto queda delimitado el espacio libre de la raíz. Así, el agua sólo puede fluir hacia el centro de la raíz a través de la endodermis.

  • Cilindro vascular: Situado en el centro de la raíz, es en esta sección donde encontramos al floema y xilema. Por esta zona es donde se produce el movimiento de las sustancias absorbidas del suelo hacia la parte superior de la planta o el movimiento de las fotosintastos al córtex para su almacenamiento. La organización del cilindro vascular de la raíz es muy distinta de la disposición del tejido vascular del tallo. En éste, xilema y floema se agrupan en haces vasculares; por el contrario, la raíz tiene un núcleo central formado por bandas radiales de xilema que se extienden hacia la corteza externa entre las cuales se forman hileras de floema. En las raíces aéreas, el cilindro de xilema por lo general es macizo; en las raíces subterráneas, en cambio, suele tener una médula central.

raiz

En la imagen superior apreciamos un esquema de la morfología exterior de la raíz, donde vemos en la punta la caliptra rodeada de Mucigel, sustancia viscosa formada por polisacáridos, que tiene como finalidad proteger la raíz y evitar la desecación de la caliptra, luego apreciamos la zona de elongación, donde existen células en la epidermis que se diferencian para forman los pelos radicales que son los que desempeñan la función de absorción de agua y nutrientes.

Absorción de agua y nutrientes

El movimiento del agua y los minerales del suelo hacia la raíz se inician primero a través de los pelos absorbentes (pelos radicales) y luego pasa al córtex, que es una capa de células de parénquima que tiene espacios intercelulares. Hay tres vías disponibles para el movimiento del agua en el córtex. A través de las paredes celulares, a través del citoplasma de las células vía plasmodesmos y a través del citoplasma y vacuolas de las células del córtex. El movimiento del agua a través de estas vías es bastante lógico ya que el movimiento es inversamente proporcional a la resistencia que encuentre el agua, por lo tanto mientras más resistencia tenga el agua para pasar menos veces utilizará esa vía. El camino más utilizado es a través de las paredes celulares, este camino es conocido como Apoplasto. En tanto que a través del citoplasma, conocido también como Simplasto, la resistencia al agua es mayor debido a la alta viscosidad del citoplasma que disminuye el flujo del agua. La tercera vía que involucra el movimiento a través de capas de membranas del citoplasma y las vacuolas, presenta mayor resistencia que la segunda vía, es la menos usada por la planta.

vias Apoplástica y Simplástica

Acá vemos un esquema de las vías Apoplástica y Simplástica

Cualquiera que sea el camino empleado para el movimiento del agua dentro de la planta, el agua llega hasta la endodermis, donde el movimiento es restringido por la banda de Caspari. El agua y las sales minerales deben cruzar esta barrera a través del protoplasto de una célula endodérmica, cuya membrana plasmática diferencialmente permeable, retarda la difusión de los iones. Debido a esta banda, las sustancias que se mueven por la vía apoplética continúan su camino por el simplasto, en él que ingresan siguiendo un gradiente de potencial electroquímico. Una vez que se cruza esta barrera, el agua ingresa a la estela, donde de nuevo tiene resistencias similares a las observadas en el córtex, allí otra vez el agua se moverá preferiblemente a través de las paredes celulares hasta entrar a los vasos conductores.

Como ven la raíz es un sistema tan complejo como cualquier órgano de la planta, la finalidad de este artículo es que mejoren sus conocimientos sobre la raíz, ya que un entendimiento acabado de las estructuras del árbol nos permite mejorar nuestras técnicas de cultivo del bonsái.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.