¿Por qué no todos los Bonsais se pueden cultivar en el interior del hogar?

0083371

Una pregunta que me hacen constantemente muchas personas que cultivan bonsáis, es por qué algunas especies que cultivamos como bonsáis pueden desarrollarse en el interior de nuestro hogar y en cambio otras especies solo se pueden cultivar en el exterior. En este artículo explicaremos las razones fisiológicas que impiden un cultivo en interior.

Estas diferencias en cultivo no se deben a un capricho de los bonsaistas, yo creo que a todos nos gustaría tener nuestro bonsáis en el interior de nuestras casas decorando diferentes espacios, pero lamentablemente eso no es real. No debemos olvidar que los bonsáis son árboles que evolucionaron en determinados medios ambientes y que en las condiciones climáticas similares a las de su lugar de evolución es donde ellos se encuentran más cómodos y felices, no por el echo de aplicar técnicas para mejorar el crecimiento del bonsái, nosotros podremos modificar su genética interna, evitando que su evolución se exprese y limite su desarrollo. Es por lo anterior importante conocer bien la especie que es nuestro bonsái para darle los mejores cuidados posible.

Existen muchos climas dentro de nuestro planeta pero podemos hacer 2 grandes clasificaciones para entender mejor nuestros bonsái, podemos hablar de especies tropicales y especies no tropicales.

FICUS NUDALas especies tropicales son aquellas especies de árboles que no botan sus hojas en alguna fecha puntual del año, si existe un recambio constante de sus hojas pero poco perceptible, esto principalmente por qué su evolución se dio en ambientes tropicales donde las temperaturas raramente bajan de los 15ºC (por lo que no necesitan este mecanismo de defensa contra el frío), en las zonas tropicales tampoco existe una variación de la duración del día, siempre existe la misma cantidad de luz durante el día todo el año. Estas condiciones tan similares durante todo el año en su estado natural se asemejan mucho a las condiciones del interior de nuestras casa donde mantenemos generalmente una temperatura superior a las 12-15ºC grados durante todo el año, esto facilita mucho que estas especies de origen tropical puedan vivir fácilmente dentro de la casa, estas especies requieren condiciones similares durante todo el año, así pueden crecer durante todo el año, existen especies tropicales que pueden ser cultivadas en sectores más frío (no con fríos intensos, menos de 5ºC) pero en esos sectores el árbol deja de crecer durante los meses fríos perdiendo potencial de crecimiento. Estas especies son las que mejor se adaptan a las condición de interior y allí es donde mejor se desarrollan, dentro de estas especies encontramos, ficus y serissas.

En la otra clasificación tenemos a todo el resto de las especies que evolucionaron en otros climas, donde la temperatura y luz varia según la época del año, dentro de estas especies están las especies de hojas caducas en las cuales sus hojas solo permanecen en el árbol de primavera a otoño, quedando en invierno solo las ramas, estas especies por lo general evolucionaron en ambientes muy fríos, por lo que la caída de hojas es un mecanismo de resistencia a las bajas temperaturas invernales y a su vez la caída de las hojas se produce en los meses donde la radiación solar es menor y las hojas son menos eficientes, por lo que se aseguran de almacenar mejor sus reservas y nos gastarlas en mantener las hojas vivas en condiciones de mucho frío y poca luz, la naturaleza es muy sabia y eficiente. Son estas especies las que si o si deben ser cultivadas en el exterior de nuestro hogar expuestos a las variaciones del clima, los fríos, lluvia etc. Acá no solo encontramos especies caducas, si no también de hoja perenne pero que de igual manera no se pueden cultivar en el interior, como el Olivo, pinos, juníperos y Cítricos en general.

g9bonsai

Estas especies evolucionaron de tal manera que necesitan del frío para lograr su ciclo de desarrollo anual, esto quiere decir que para brotar, florecer y fructificar necesitan horas de fríos o días grados, las horas de fríos se refieren a la cantidad de frío que necesitan las yemas para que se induzca su brotación, estas horas fríos se contabilizan bajo los 7ºC, y los días grados (también conocidas como sumas térmicas) se refieren a la cantidad de horas de temperatura sobre los 13ºC que se necesita para florecer o para lograr la maduración del fruto. Por lo anterior si cultivamos estos bonsáis en el interior de nuestra casa durante largos periodos, mas de 3 semanas, vemos algunos cambios en su aspecto, podría botar sus hojas, o comenzar a brotar en inverno, para luego volver a botar sus hojas y volver a brotar, básicamente vemos una reacción muy extraña, como si no supiera que hacer. Estas brotaciones y defoliaciones, son producidas por que no logran acumular horas fríos y horas grados, el bonsái se llena de estímulos contradictorios impidiendo que se desarrolle normalmente y finalmente este bonsái morirá, ya que no alcanzará acumular reservas que le permitan brotar nuevamente.

Como ven son muchos los procesos que influyen en la brotación y el bien desarrollo de nuestros bonsái, no podemos tomar a la ligera este tema y tratar de ir contra la naturaleza. Debemos trabajar junto a ella, así disfrutaremos mejor de nuestros bonsáis.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.