EL Potasio y el Bonsai

En el último artículo, de nuestra serie de artículos sobre los 3 principales nutrientes utilizados por las plantas, hablaremos sobre el potasio (K), describiremos sus ciclos, como y cuando aplicarlo a nuestros bonsáis.

1.1

El potasio (K) es un elemento que no forma parte de ninguna molécula orgánica de la planta, sin embargo es un nutriente esencial para las plantas y es requerido en grandes cantidades para el crecimiento y la reproducción de las mismas, se encuentra dentro de las plantas como un catión K+. En importancia nutritiva se considera como el segundo nutriente más importante luego del nitrógeno, cuando se trata de nutrientes que necesitan las plantas, y es generalmente considerado como el "nutriente de calidad", debido a su influencia en la calidad de los frutos.

cloruro de_potasio

El K se encuentra en forma natural en el suelo, especialmente en suelos ricos en arcillas, que pueden contener hasta un 3% de K. En sectores de mucha precipitación el K puede ser lavado (lixiviados) con facilidad. El K también puede ser reciclado de los restos de las plantas en descomposición por lo microorganismos del suelo. Algunos fertilizantes minerales como el cloruro de potasio (KCl), Fotografía superior, y el sulfato de potasio y magnesio (K2SO4.2MgSO4), son extraídos de yacimientos de silvinita y silvita (el primero) y langbeinita (el segundo). Estos fertilizantes no son elaborados por síntesis química, simplemente por medios físicos se limpian y acondicionan para ser utilizados en agricultura

 2

En la imagen superior se esquematiza el ciclo del K en el suelo, se aprecia que principalmente existen 2 fuentes de K, los fertilizantes y la descomposición de los restos de las plantas por los microorganismos, por ello es un nutriente relativamente escaso que debemos aplicar de manera regular.

images

El K y la planta

El K desempeña papeles críticos en el metabolismo vegetal. En la fotosíntesis, el potasio regula la apertura y cierre de los estomas, y por lo tanto regula la absorción de CO2, proceso fundamental para el crecimiento de la planta. A su vez el potasio desencadena la activación de enzimas y es esencial para la producción de adenosina trifosfato (ATP). El ATP es una fuente de energía importante para muchos procesos químicos que tienen lugar en las células de la planta. También el K es un elemento muy importante para la síntesis de proteínas y de almidón en las plantas. El potasio es esencial en casi todos los pasos de la síntesis de proteínas y también es muy importante en la activación de muchas enzimas. En la síntesis de almidón, la enzima responsable del proceso esta activada por el potasio. Como pueden apreciar es realmente un nutriente vital para tener plantas y bonsáis sanos.

El K en el suelo esta localizado generalmente alrededor de las moléculas de arcillas del suelo, desde allí son absorbidas por las raíces, las cuales absorben el K disuelto en solución del suelo. Una vez absorbidos los cationes K+ por las raíces de la planta, estos se desplazan entre las células de la raíz hasta llegar al Xilema donde es transportado al resto de la planta, principalmente a las hojas

Como mencionamos anteriormente el K es fundamental para el procesos de apertura y cierre estomático, por lo desempeña un rol importante en la regulación del agua en las plantas (osmo-regulación). Tanto la absorción de agua a través de raíces de las plantas y su pérdida a través de los estomas, se ven afectados por el potasio. El potasio también mejora la tolerancia de la planta al estrés hídrico. Algo que debemos considerar en el bonsái debido a la dependencia de estos al riego.

DSCN2462

El k y el Bonsái

El K es uno de los 3 elementos más requeridos por las plantas, por lo que su aplicación constante es fundamental para lograr un buen desarrollo en nuestros bonsái. Si bien una de las funciones donde más destaca el K es en el proceso de fructificación, mejorando la calidad organolépticas (el gusto del fruto) y tamaño del fruto, en bonsái no siempre buscamos estas características, pero aun así debemos fertilizar con K de manera regular, independiente si nuestros bonsáis dan frutos o no, ya que como vimos anteriormente es fundamental para muchos procesos dentro de la planta.

El K debemos aplicarlo durante todo la época de crecimiento hasta finales del otoño, pero debemos aumentar su dosis durante el periodo de floración y fructificación de nuestros bonsái. El potasio es el tercer número que aparece en las etiquetas de los fertilizantes, donde aparece el contenido de nutrientes que contiene el fertilizante, donde generalmente aparecen 3 números seguidos; 4-5-7 (significa que tiene un 4 de N, 5 de P y 7 de K) Por lo que generalmente se aplica K en mayor cantidad durante la primavera, luego disminuimos las dosis (sin llegar a 0) durante los meses de verano y luego nuevamente aplicamos dosis más alta al llegar el invierno.

Esperamos que este artículo les sirva un poco para entender porque el K es tan importante en las plantas y cuando debemos aplicarlo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.