Entrevistamos a Rafael Rebollo

PICT0102Tuvimos el placer de entrevistar a uno de los mejores maestros del bonsái en Chile, estamos hablando de Rafael Rebollo Crespo, dueño de vivebonsai (www.vivebonsai.cl), socio fundador de la Asociación Chilena de Bonsái y actualmente se desempeña como vicepresidente de la misma, también ha sido invitado a la pasada Convención Mundial de Bonsái donde obtuvo Medalla de Oro junto a todos los Maestros invitado y participando en un concurso de relevos Medalla de Bronce junto a Liliana Stagnaro de Argentina y Daniel Daza de Chile. A participado y ganado en varios concurso en Chile, siempre destacando por sus hermosos ejemplares. En esta entrevista nos cuenta sus vivencias junto al bonsái y lo que piensa del futuro del bonsái en Latinoamérica.

 

  1. ¿Cómo entraste al mundo del bonsái?

Por ocio, pues tenía mucho tiempo muerto y eso me hacía mirar demasiadas cosas en ratos en que trabajaba a medias. En una de esas ocasiones en que no sabía qué hacer con mi tiempo, entré a una sala de exposiciones en los Tajamares del Parque que está, entre la estatua a Baquedano y Las torres de Tajamar. En ese tiempo era mi costumbre visitar galerías de arte para no perder la costumbre, ya que fui estudiante de arte en la U de Chile. Igual la pintura me guiñaba el ojo pero como que me tenía saturado con sus propuestas medias conceptuales y lo que yo quería era algo que le diera sentido a mi vida y en lo posible algo bello.

Entonces descubrí el bonsái y me fascinó con su propuesta natural me devolvía al  tiempo perdido, acercándome, camino al paraíso natural, sensibilizándome y capturando mi atención y mi contemplación. Misterio allá voy y busque las formas de develar sus secretos, pacientemente, poco a poco fueron cayendo los velos uno tras otro entusiasmándome cada vez más hasta ahora, que todavía me atraen sus misterios.

 

  1. ¿Qué es lo que más disfrutas del cultivo del bonsái?

Lo que más disfruto es poder acercar mis trancas y mis manías a la contemplación y el que hacer pausado, donde tu no eres más que una circunstancia, a veces sabia a veces equivocada, a veces iluminado, otras consciente,  en la formación de una propuesta que tiene vida propia y que por cauces misteriosos, se nos escapa de control. Solo acercarnos tiernamente a sus misterios, con el alma limpia, entablar un diálogo permanente con tu bonsái, hará que crezcan ambos y maduren en esta simbiosis.

 

  1. ¿Qué ha sido lo que mas te a costado aprender en el bonsái?

Lo que más me ha costado aprender en el bonsái es “humildad”. Tener la conciencia de que solo sabes lo poco o nada de lo que creías que dominabas y entender que esto es una cadena de aprendizaje que no se acaba con una certeza y que sigue siempre con alguna duda. En materia de cultivo o de diseño es de sabios callar y observar. Aprender de tus errores es fundamental y no seguir por caminos equivocados. Tener la humildad de reconocer que no sabes nada y a partir de ahí abrirse a experimentar lo que sabes pero tomando en cuenta los cambios y las experiencias de los demás, hará que crezcas en sabiduría y conocimiento.

 

  1. ¿Qué momento recuerdas con mas cariño en estos años que llevas cultivando bonsái?

Recuerdo con cariño muchas cosas que me han sucedido en estos años que llevo caminando por este sendero. En particular la invitación que me hicieran a participar a la 6ª Convención Mundial de Bonsai, me da mucha alegría recordarlo. También las clases impartidas, en todas las instancias en que me ha tocado dirigir. Pero lo que más disfruto es el nuevo desafío de sentarme frente a un árbol y encontrar los caminos para decidir el comienzo de un nuevo bonsái. Poder empezar plantando una nueva semilla, verla crecer y ayudar a formar una nueva promesa para el bonsái.

 

  1. ¿Qué especie es la que te gusta más como bonsái, porque?

Me gustan los Juníperos y las coníferas en general, los Acer y las Hayas y de ahí los Olmos, Coigües, Arrayanes y sin duda, uno de los que más me gusta es el Olivo.

 

  1. ¿Qué característica de los olivos es la que mas te llama la atención?

 

Me gusta su apariencia general de vejez  en la corteza, sus hojas pequeñas y de ramas muy tupidas. La madera es ideal para la talla por lo que aumenta la posibilidad de expresión al diseñar. Además representa a la paz.

 

 

  1. ¿Cómo vez el futuro del bonsái en Chile y Latinoamérica?¿Que deberíamos hacer para diferenciarnos del resto del mundo?

Según yo, el bonsái en Latinoamérica va a seguir creciendo con fuerza, porque hay muchos países, que le están dando sentido e invierten en desarrollo, como sucede en Brasil y Argentina, en Venezuela y muchos otros países latinos. Lo que sucede en nuestro país, no es ajeno a lo que pasa en otras partes del globo, donde existen muchos intereses comerciales, que promueven el desencuentro, entre todos los que amamos este arte. También existe mucha ignorancia, de parte de nuestro aficionado o del cliente esporádico, que compra sin información, lo que le ofrecen en la calle. Hay comercios de bonsái que se aprovechan de esta ignorancia, para vender un producto que no tiene ni el más mínimo trabajo, para diferenciarlo de una planta de maceta común y silvestre, cobrando por ella, tres o más veces lo que es su valor real. Esto conlleva la frustración y el desinterés creciente, de un mercado, que desea tener un buen producto y que descubre frustrado, que ha sido engañado por el afán de lucro rápido y sin esfuerzo y sin medir las consecuencias de llevar la semilla de la ignorancia latente en su oferta.

La labor de difusión permanente del verdadero arte del BONSAI, sumado a la educación  y el constante quehacer, para promover el cultivo de arboles en maceta con carácter artístico, llevará sin duda al reconocimiento de una labor, que merece estar con fuerte presencia entre las artes.

Lo que marca la singularidad en todo, es el desarrollo de los talentos y eso sin duda no se compra. Es ahí, donde crecer en actividades en que la participación, de un mayor número de aficionados se hace necesaria y además de ofrecer espacios de participación, contar con escuelas que sean responsables de entregar un aporte real para el crecimiento de nuevos artistas. Reconocer a tiempo a nuestros artistas presentes y estimularlos a seguir creciendo. Evitar la cizaña y la envidia no conducente e intentar caminos de encuentro, abriéndonos con nuestras diferencias con respeto y capacidad de sacrificio.

 

DSCN3428 IMGA0004

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.