Listos para la otra ronda. 3 años
Definitivamente Dios pone las personas indicadas para aprender y enseñarnos cual es su camino. Anímicamente resfriado y ESPIRITUALMENTE LLENO. Sólo DIOS sabe como mover las cosas. 3 años